No dejes la vuelta al gimnasio para enero

Zona de mancuernas en un gimnasio.
Zona de mancuernas en un gimnasio.
PXFUEL

Después de unas semanas con la persiana bajada, la mayoría de localidades españolas han permitido reabrir los gimnasios y centros deportivos en un momento muy oportuno del año, en el que los excesos de comida y, sobre todo dulces, parece que exigen horas extra en las salas de fitness. 

Sin embargo, utilizar el gimnasio como una manera de compensar los excesos navideños no es una técnica ni aconsejable ni fructífera, ya que para conseguir los mejores resultados el ejercicio tiene que ir de la mano con una dieta saludable. "El entrenamiento nunca debería focalizarse como una manera de compensar excesos ya que podemos acabar desarrollando un Trastorno de conducta", explica la psicóloga, nutricionista y entrenadora Nuria Díez.

Si entrenamos con la única motivación de compensar excesos, los sentimientos de malestar y frustración van a aflorar con más rapidez. Junto a estos sentimientos, el entrenamiento se vivirá como un castigo por habernos excedido estos días, lo que reforzaría de manera negativa la conducta. 

Pero, de igual modo, el descontrol propio de estos días no debería utilizarse como una excusa para retrasar la vuelta a los entrenamientos. "Posponer las actividades y más las que tienen que ver con la salud nunca es buena idea". Aunque estos días los hábitos saludables queden un poco más en el olvido, Nuria señala que "todo suma" y es mejor empezar cuanto antes, ya que siempre va a haber excusas para retrasar la vuelta al gimnasio. "El mejor momento siempre va a ser empezar hoy", recalca esta entrenadora. 

Es cierto que para conseguir los mejores resultados posibles, lo ideal es combinar el deporte con una nutrición equilibrada y saludable, pero esto "no significa que solo pueda entrenar la gente que cuida la alimentación", apunta Nuria. Entrenar siempre va a ser útil y, en definitiva, siempre ayudará a mejorar la salud. 

Cómo volver a entrenar

Tanto ahora que los gimnasios han reabierto como más adelante cuando pase la Navidad, es aconsejable retomar la vuelta a los centros deportivos con tranquilidad. "Lo ideal es tomarse la primera semana como una semana 'de tanteo': ir probando con poco peso y no hacer comparaciones con lo que se levantaba antes del cierre", nos recomienda esta entrenadora personal. .

Con la vuelta a la rutina deportiva, que sirve tanto en el gimnasio como en la calle, hay que buscar la conexión de la mente con el músculo y ser muy consciente de las sensaciones durante los ejercicios. Para ello se requiere una gran concentración. 

Además, durante los primeros días hay que entender que el cuerpo se encuentra en un proceso de adaptación, así que no hay que frustrarse por haber bajado pesos o intensidad. "En un par de semanas podemos perfectamente volver a entrenar con el rendimiento anterior al que lo dejamos", asegura Nuria.

Nunca hay que olvidar que el objetivo principal de entrenar es disfrutar, pasarlo bien y mejorar la salud tanto física como mental, así que la Navidad no es excusa para no mantenerse activo y acabar el año entrenando por todo lo alto.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento