La muerte de Maradona destapa el racismo en el rugby argentino y tres internacionales son suspendidos

Pablo Matera, excapitán de la selección argentina de rugby
Pablo Matera, excapitán de la selección argentina de rugby
EFE

Los Pumas, la selección argentina de rugby, se ha metido en un buen problema por no haber homenajeado a Maradona por su muerte. El combinado nacional del deporte del balón ovalado se encuentra en una crisis institucional que ha derivado en la destitución de su capitán, Pablo Matera, al que le han sacado a relucir mensajes racistas en el pasado.

El problema es de un calado mayor en Argentina de lo que parece. El rugby es un deporte practicado mayoritariamente por las clases pudientes y de ideología conservadora, mientras que el fútbol se identifica con el movimiento obrero y el peronismo. A ello se une que, en muchos casos, el racismo endémico del sector más derechista (heredero de los años de la dictadura militar de Videla) ha llegado a nuestros días en muchos comportamientos sociales.

Pablo Matera no es el único que ha caído. Guido Petti y Santiago Socino han sido también suspendidos después de que hayan salido a la luz conversaciones suyas que hablan por sí mismas. No estarán este fin de semana en el siguiente compromiso de la albiceleste contra Australia en el Tri-Nations e, incluso, puede quedarse excluidos para siempre.

A unos días de que se enfrenten a los Wallabies -que también tuvieron un caso similar, pero de homofobia- los Pumas pueden incluso tener un serio problema de suministro de material. Nike, patrocinador del equipo, se está planteando romper el acuerdo tras las numerosas críticas que está recibiendo por apoyarles. 

Tal ha sido la gran cantidad de mensajes, que han puesto como privadas sus redes sociales hasta que resuelvan el conflicto. Matera, por su parte, ha eliminado su cuenta de twitter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento