Saúl Craviotto vuelve a patrullar con la policía de Gijón para controlar que se cumpla el confinamiento

Saúl Craviotto, con el uniforme de la policía durante un reportaje.
Saúl Craviotto, con el uniforme de la policía durante un reportaje.
RTVE

Saúl Craviotto, además de ser el deportista en activo más laureado de España en unos Juegos Olímpicos (lo que le convierte, de facto, en el abanderado en la cita de Tokio) es policía nacional de profesión

Durante todo el año, el ilerdense compagina los entrenamientos con su labor con las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en las calles de Gijón, donde vive. Una vez confirmado que los Juegos van a ser en 2021, él mismo pidió al jefe de la Policía Nacional de Gijón, Dámaso Colunga, que le reincorporara al servicio activo, ya que hasta el momento estaba de excedencia para preparar la cita de Tokio.

"Volví a mi trabajo ante la necesidad de la situación que vivimos", explica en una entrevista en 'El Comercio'. Craviotto lleva desde el lunes patrullando con su compañero, controlando fundamentalmente que los gijoneses no se salten el confinamiento que impone el estado de alarma. "Controlamos un poquito el tráfico en la ciudad y, como es lógico en este momento, preguntamos a las personas el motivo de su desplazamiento", relata sobre su labor.

Una vez completado su turno, vuelve a su casa donde vuelve a su labor como deportista. "Unos días las sesiones son de dos o tres horas y otros puedo llegar a las cuatro o cinco, no me queda otra", relata.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento