EE UU presiona al COI: la natación y el atletismo piden aplazar los Juegos y el Comité Olímpico envía una advertencia

Allyson Felix, English Gardner, Tianna Bartoletta y Tori Bowie, las corredoras del relevo 4x100 de Estados Unidos, que lograron el oro en Río 2016.
Las corredoras del relevo 4x100 de Estados Unidos, que lograron el oro en Río 2016.
EFE

Estados Unidos es una de las grandes potencias de los Juegos Olímpicos, aunque estos días sus deportistas son noticia por otra razón bien distinta. Una parte importante del equipo del 'Team USA' pide el aplazamiento de la cita olímpica por la emergencia sanitaira desatada por la pandemia de coronavirus.

La federación norteamericana de natación fue la primera en solicitar la suspensión de los JJ OO de Tokio 2020, al considerar que los deportistas no iban a poder llegar en las mismas condiciones debido a los contratiempos provocados por el COVID-19, algo que también ha hecho estallar a los deportistas españoles que no pueden salir a entrenarse y se encuentran encerrados en sus casas.

A este organismo se unió la Federación de atletismo del país norteamericano (USA Track and Field), que publicó una carta abierta firmada por su director ejecutivo,  Max Siegel, en la que se destaca que "avanzar a la luz de la situación global actual no sería lo mejor para nuestros atletas".

Siegel explica que "desafortunadamente, mientras nuestros atletas de clase mundial están dispuestos a esforzarse al máximo para alcanzar el éxito olímpico, la probabilidad de que puedan entrenar adecuadamente en un ambiente seguro y adecuado, y replicar la excelencia que todos esperamos, no parece probable en medio de esta crisis global".

Además, apunta que "nuestros atletas se encuentran bajo un tremendo estrés, presión y ansiedad, y su salud mental y bienestar se encuentran entre nuestras principales prioridades", concluye Siegel en su escrito, que también va dirigido a la directora ejecutiva del Comité Olímpico y Paralímpico de los Estados Unidos (USOPC), Sarah Hirshland.

Esta también envió una advertencia al Comité Olímpico Internacional (COI), ya que declaró que Estados Unidos no enviará ningún atleta a competir a Japón si no se garantiza su total seguridad.

Hirshland reconoce que "la decisión sobre los Juegos no recae en nosotros. Eso recae en la Organización Mundial de la Salud (OMS), el gobierno japonés y el Comité Olímpico" pero no esconde que "en ningún caso enviaríamos a nuestros atletas en peligro si no fuera seguro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento