Árbitras y sanitarias que se están volcando en la lucha contra el coronavirus

Iragartze Fernández, árbitra de Primera Iberdrola y enfermera.
Iragartze Fernández, árbitra de Primera Iberdrola y enfermera.
RFEF

La labor sanitaria se está demostrando clave en la lucha para combatir el coronavirus. El esfuerzo y sacrificio de médicos, enfermeros y todo el cuerpo de la Sanidad para frenar el avance de la pandemia ha dejado en un segundo plano la importancia del resto de labores, ya que son ellos quienes se enfrenan al virus de tú a tú.

La RFEF ha contado la historia de tres de esas mujeres que forman parte del 'ejército' de la Sanidad española, aunque antes de que este brote cambiara la sociedad también dedicaban sus fines de semana a otra labor: son árbitras.

Una es Iragartze Fernández, enfermera en el Centro de Salud Rekalde de Bilbao. Esta temporada había ejercido de asistente en la Primera Iberdrola y en Tercera División, lo que le ha forjado el carácter. 

"Estamos trabajando intensamente y en muchos momentos con situaciones de estrés cribando los posibles casos de coronavirus. Por el bien de todos, quédate en casa y ayúdanos a no expandir más la enfermedad", pide, enfundada en el traje y con la mascarilla de protección que requiere la situación.

Elena Peláez, árbitra y matrona.
Elena Peláez, árbitra y matrona.
RFEF

La segunda historia que descubre la RFEF es la de Elena Peláez. Esta palentina tiene en sus manos una labor fundamental por su trabajo como matrona en el Hospital Río Carrión para traer al mundo a niños. 

Los fines de semana, cambia los gritos de los bebés por los de las jugadoras de la Primera Iberdrola, ya que es una de las árbitras de la máxima categoría del fútbol femenino español. "Con el esfuerzo de todos y actitud positiva vamos a superarlo", asegura.

El caso de Judit Romano, árbitra asistente en Segunda División, tiene un detalle de superación aún mayor. Romano es anestesióloga y reanimadora en el Hospital Universitario Central de Asturias en Oviedo, y en su vida ya se ha visto en una situación límite: con 14 años supero un linfoma. 

Es la única mujer en Segunda Disivión, y tiene claro que la labor conjunta es clave. "Somos un equipo y juntos ganaremos. Seguro", asevera.

Judit Romano, árbitra y anestesióloga.
Judit Romano, árbitra y anestesióloga.
RFEF
Mostrar comentarios

Códigos Descuento