Nación salvaje

Sinopsis

Infame a causa de los sangrientos juicios por brujería llevados a cabo hace más de tres siglos, la ciudad de Salem actual, la de Internet y los smartphones, no es mucho mejor. Lily, una chica de 18 años, y sus tres amigas lo experimentarán en sus propias carnes cuando sean acusadas de estar detrás de una ola de hackeos que ha destapado la información más íntima de altos cargos y la mitad de la población. Esto las convertirá en el blanco principal de una histérica y furiosa escalada de violencia.

Sam Levinson (Another Happy Day) escribe y dirige esta cinta que, entre la comedia negra, el cine de terror y el drama de instituto, hace una furiosa crítica a la sociedad americana contemporánea. Nación secreta establece un paralelismo entre la Salem actual y la que, a finales del siglo XVII, albergó los famosos juicios por brujeria que forman parte de la historia negra de EE.UU. Con este punto de partida, el realizador compone una película frenética y delirante donde una aparentemente pacífica población se convierte poco a poco en una irracional masa enfurecida a la caza de una cabeza de turco que pague por sus desgracias. En este caso, serán cuatro inocentes chicas, acusadas de publicar las conversaciones y secretos inconfesables de la mayoría de sus vecinos. Junto a las considerables dosis de violencia brutal y humor negro, la cinta ofrece interesantes reflexiones sobre privacidad, sexualidad y acoso escolar en la era de Internet; el auge del racismo y la homofobia como consecuencia de las políticas actuales o la lucha feminista, personificada en sus cuatro jóvenes heroínas. Odessa Young (High Life), Suki Waterhouse (Orgullo+Prejuicio+Zombis), Hari Nef (Transparent) y la debutante Abra encabezan un reparto que también cuenta con Bella Thorne (Amityville: El despertar) y Bill Skarsgard (It).