Los chicos están bien

Los chicos están bien

Sinopsis

Dos mujeres viven en perfecta armonía como pareja. Tienen dos hijos, en edad adolescente, que fueron concebidos por inseminación artificial y que sufren los problemas típicos de la juventud. Los chicos siempre han querido cumplir un sueño: conocer a su padre biológico. Por un golpe de suerte, se encuentran con él y, a partir de ese momento, entra a formar parte de sus vidas. Este hecho provoca el rechazo de sus madres, temerosas de que esta nueva figura paternal amenace la estabilidad familiar.

La realizadora norteamericana Lisa Cholodenko (La calle de las tentaciones) dirige esta comedia independiente con tintes dramáticos sobre una pareja de mujeres maduras que ven peligrar la atmósfera familiar que han creado con la llegada de un intruso: el padre de las criaturas. "Los chicos están bien" es una reflexión sobre los celos y cómo éstos pueden llegar a hacer tambalear una relación firmemente arraigada. La película cuenta con el guión de la propia directora, abanderada y defensora de los derechos de los gays y lesbianas en el conservador mundo de Hollywood.

La pareja protagonista está encarnada por dos actrices de altura como Julianne Moore (Un hombre soltero) y Annette Bening (Madres e hijas). El papel del padre es interpretado por el actor Mark Ruffalo, a quién hemos visto en filmes como "Zodiac" o "Shutter Island". "Los chicos están bien" fue nominada a 4 Oscar, en los apartados de mejor película, mejor guión, mejor actriz (Bening) y mejor actor de reparto (Ruffalo).