No es país para viejos

No es país para viejos

Sinopsis

Texas, 1980. Llewelyn Moss es un cazador que está cerca de Río Grande cuando ve una camioneta abandonada con un cargamento de heroína y dos millones de dólares, en lo que parece haber sido una operación fallida del narcotráfico. A pesar de que el automóvil está rodeado de cadáveres, Moss no percibe el peligro y huye con el dinero. Desde ese momento, el cazador es perseguido por sus nuevos enemigos, entre los que se encuentran el despiadado psicópata Anton Chigurh y el desilusionado Sheriff Bell.

Basado en la novela homónima de Cormac McCarthy, "No es país para viejos" es un escalofriante thriller adaptado y dirigido por Joel y Ethan Coen. La película no ha parado de cosechar premios. A los galardones concedidos por la crítica estadounidense, se han unido los 2 Globos de Oro (mejor guión, mejor actor secundario) y las 8 nominaciones al Oscar, entre ellas las de mejor película, mejor director, mejor guión adaptado y mejor actor secundario para Javier Bardem. La cinta, como la novela, habla de violencia, tentación, supervivencia, sacrificio, amor y esperanza, todo ello con la brillantez de diálogos e imágenes de la que hacen gala los hermanos Coen (Ladykillers). Rodada en el Oeste americano, "No es país para viejos" toma la apariencia de western para reflexionar sobre la cultura de la sangre y el fin de un modo de vida.

En el reparto encontramos a nuestro actor de moda, Javier Bardem, que cuenta por nominaciones a los Oscar sus intervenciones en el cine internacional, primero por su interpretación de Reinaldo Arenas en "Antes que anochezca" y ahora por su inquietante papel del asesino Anton Chigurh. Le acompañan actores de peso como el gran Tommy Lee Jones (La presa) y Josh Brolin (American Gangster), que vuelven a rodar juntos tras "El valle de Elah". También se dejan ver Woody Harrelson (El último show) y Kelly Macdonald (La niñera mágica).