Lejos de ella

Lejos de ella - Cartel
Título V.O.
:
Away from her
Año de producción:
2006
Distribuidora:
Notro Films
Género:
Drama
Clasificación:
No recomendada menores de 13 años
Estreno:
21 de diciembre de 2007
Director:
Sarah Polley
Guión:
Sarah Polley
Música:
Jonathan Goldsmith
Fotografía:
Luc Montpellier
Intérpretes:
Wendy Crewson (Madeleine), Olympia Dukakis (Marian), Michael Murphy (Aubrey), Julie Christie (Fiona Anderson), Gordon Pinsent (Grant), Kristen Thomson (Kristy)

Fotogramas de la película

Sinopsis

Grant y Fiona llevan 50 años casados, pero últimamente su vida conyugal se tambalea por las pérdidas de memoria de ella. Ambos intentan reírse de esas situaciones, pero el problema se hace más evidente y no pueden ocultar que Fiona tiene Alzheimer. La propia Fiona decide ingresar en la estricta clínica Meadowlake, que impide a los familiares visitar a los enfermos durante el primer mes. Cuando Grant regresa, su mujer ha encontrado apoyo en un enfermo llamado Aubrey y no recuerda a su marido.

Sarah Polley, actriz fetiche de Isabel Coixet en "Mi vida sin mí" y "La vida secreta de las palabras", debuta en la dirección adaptando un conmovedor relato de la escritora Alice Munro. "Lejos de ella" se basa en "The Bear Came Over The Mountain", una historia que maravilló a Polley no sólo por su belleza sino también por el paralelismo que establece entre la memoria y el matrimonio. Polley ya ha dado muestras de su lirismo como realizadora en los cortos "Don't Think Twice" y "The Best Day of My Life".

En el reparto, la joven realizadora ha tenido la suerte de contar con figuras consolidadas como Julie Christie (Troya, Descubriendo Nunca Jamás) y Olympia Dukakis, que recientemente ha participado en "Tres agujas" y "Entre mujeres". Junto a ellas, Gordon Pinsent (Secreto de confesión) y Michael Murphy (Silver City). Destaca Kristen Thomson, que coincidió con Sarah Polley en el reparto de la canadiense "The Law of Enclosures".

Crítica

Dice Atom Egoyan de Sarah Polley que la chica tenía madera de cineasta porque siendo apenas una adolescente, cuando trabajó a las órdenes del director armenio-canadiense en "Exótica" y "El dulce porvenir" tomaba apuntes del natural, estudiaba con inusitada atención todos los mecanismos internos de la producción. De tal palo tal astilla; en "Lejos de ella", primer largometraje de la actriz canadiense, se rastrean reverencias al cine de Egoyan, a la matización del drama que a través del paisaje apuntala su cine, a su temperada y no necesariamente lineal contemporización del sentimiento, reprimido o no, desde la interiorización de la tragedia. Se respira también buena onda con los atlas sentimentales de Isabel Coixet (con quien trabajó en "Mi vida sin mí" y "La vida secreta de las palabras"), el gusto por la exuberancia emocional, generalmente contenida, pero siempre resuelta a moverse sin complejos por el filo de la navaja.

Ahora bien, Polley ha procesado la información recogida a pie de rodaje al lado de sus directores fetiche para buscar, y encontrar, un itinerario propio en mitad del hielo, en el desahucio de una senectud mutilada, en la desolación de un añejo romance edificado, intuimos, sobre una superposición de heridas y costras que rehúye con lucidez el abrigo tentador del tema con mayúsculas (el Alzheimer). Se consituye así en conmovedora metáfora sobre las desembocaduras del amor, sobre el papel de la memoria en esa vitalidad terminal, sobre las implicaciones laterales y colaterales del amor al prójimo y el amor propio, sobre la compartimentación de espacios de libertad en la dinámica de dependencia afectiva que implica toda relación de pareja. Polley observa la sublimación, vacía de egos, de ese paraíso de amor otoñal que paladean en el ocaso Julie Christie y Gordon Pinsent, sin ternurismos, sin sensiblerías de ancianos y hospitales. Su película, y es ése su gran activo, es un derroche de sensibilidad canalizada alrededor de un sacrificio casi ritualístico cual es la renuncia a la posesión del ser amado, a su inevitable marcha hacia lugares intransitables para el otro con la estoica resignación del que entiende o aprende a entender la naturaleza de los ciclos.

Hermosa (y mucho) odisea amorosa, película triste, que no tremendista, dolorosamente humana y emocionalmente inteligente a un tiempo, "Lejos de ella" es una película sobre dos almas gemelas empujadas a la encrucijada del crepúsculo, que presume de honestidad y transparencia, que se aviene a cobrar vida en la felicidad ultrajada que rezuman las miradas sublimes de Julie Christie y el aquí desconocido Gordon Pinsent, en cuya otoñal desazón el filme se hace grande disfrutando así de uno de los vis a vis actorales más potentes y fecundos del año que se acaba. Polley toca fibra sin plañideras ni baratijas sentimentales con un producto cuya intensidad no es fingida, a pesar de los inevitables altibajos resultantes, probablemente, de la inexperiencia de su jovencísima autora (perfectamente prescindibles los flashbacks que remiten a la juventud de los amantes). Lo demás no es sino un aviso a voces: Polley apunta muy muy alto. Al tiempo.

Últimas películas del género Drama
Sin comentarios
Suscribirse por RSS

Escribir comentario o corrección

3000 caracteres pendientes

Introduce el número de la imagen (Código de verificación para prevenir envios automáticos).

Código seguridad

Normas para comentar en 20minutos.es
  • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Por favor, céntrate en el tema.
  • Normas y protección de datos