El fruto seco que ayuda a adelgazar, previene el infarto al corazón y reduce el colesterol malo

El árbol de Pirangi, considerado el anacardo más grande del mundo.
El árbol de Pirangi, considerado el anacardo más grande del mundo.
El árbol de Pirangi, considerado el anacardo más grande del mundo.

Comer frutos secos de forma moderada puede aportar importantes beneficios para la salud por la riqueza nutritiva de algunos de ellos.  El anacardo, también conocido como nuez de la India, es uno de los más completos. Se trata de una semilla oleaginosa que se encuentra en el fruto del árbol de anacardo. 

Este fruto seco es "rico en ácidos grasos insaturados" y "esto los convierte en un alimento muy beneficioso para el organismo", según sostiene el Doctor José Ignacio Valls, de la Clínica Baviera.

Por su parte, Edgar Barrionuevo, nutricionista del Centro de de estética Silvia Giralt, asegura a este diario que "los anacardos son una excelente fuente de nutrientes, pero como siempre un alimento aislado no va a definir que tengas todos sus beneficios, debe combinarse con una vida saludable, practicar ejercicio...".

Rico en nutrientes

Entre los diversos nutrientes que nos aporta el consumo regular de anacardos cabe destacar, según el doctor Valls, los siguientes: vitaminas B y E, aceites esenciales, grasas saludables, proteínas vegetales, fósforo, magnesio, potasio, ácido fólico y selenio.

Reduce el riesgo de enfermedades del corazón

El anacardo es un alimento rico en grasas saludables, especialmente ácido oleico, que puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Además, puede ayudar a reducir el colesterol malo (LDL) y aumentar el colesterol bueno (HDL), lo que puede prevenir infartos al corazón.

Según el facultativo de la Clínica Baviera, "comer anacardos protege el sistema cardiovascular y previene el riesgo de sufrir enfermedades coronarias, favorece el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso y ayuda a bajar el colesterol malo (LDL)".

Por otro lado, la denominada nuez de la India es también un fruto seco rico en proteínas vegetales, que son esenciales para la construcción y reparación de tejidos del cuerpo. Asimismo, el anacardo es una buena fuente de minerales esenciales como el magnesio, el hierro y el zinc.

Un alimento que ayuda a adelgazar

El consumo moderado de anacardos puede ayudar a adelgazar, a pesar de ser ricos en calorías. Esto se debe a que son ricos en fibra y proteínas, lo que puede ayudar a reducir el apetito y, por tanto, facilitar la pérdida de peso. Obviamente, siempre y cuando se trate de unos pocos al día y no una bolsa de medio kilo. Edgar Barrionuevo explica que "nos pueden ayudar a controlar el peso porque, aunque sea un alimento rico en calorías, nos ayuda a reducir las curvas glucémicas, los picos de glucosa en la sangre y por consiguiente los picos de insulina".

Un puñado de anacardos, en una imagen de archivo.
Un puñado de anacardos, en una imagen de archivo.
PIXABAY

Los anacardos también son ricos en calcio, magnesio y otros nutrientes que son esenciales para la salud ósea, lo que ayuda a tener unos huesos más fuertes y sólidos. "Nos ayudan a mantener los huesos saludables porque tienen calcio y magnesio, y esto previene enfermedades óseas como la osteoporosis y otras", subraya el nutricionista.

Mejora la vista

Según el doctor Valls, "los anacardos, al igual que otros frutos secos, contienen importantes cantidades de minerales que actúan como antioxidantes en nuestro organismo. También contienen vitamina E, un nutriente esencial para la salud de nuestros ojos". 

Gracias a ello, el consumo de este fruto seco "previene o retrasa enfermedades relacionadas con la edad, como las cataratas", al tiempo que "contribuye a un buen funcionamiento y conservación del cristalino".

Reduce el riesgo de diabetes

Otra de las ventajas de estos frutos secos es que tienen un bajo índice glucémico, lo que significa que liberan azúcar en la sangre de manera lenta y constante, lo que puede ayudar a prevenir picos de azúcar en la sangre y reducir, por extensión, el riesgo de diabetes.

En resumen, el anacardo es un alimento saludable y nutritivo que puede beneficiar la salud de diversas maneras. Sin embargo, es importante tener en cuenta que es rico en calorías, por lo que debe consumirse con moderación como parte de una dieta equilibrada.

Beneficia al estómago y previene úlceras

El experto en alimentación Edgar Barrionuevo también destaca que los anacardos ayudan en la digestión porque tienen fibra. Además, resalta que tienen "una sustancia que se llama ácido anacárdico que facilita regenerar la mucosa del estómago y esto previene úlceras estomacales y otras afecciones digestivas".

¿Cuántos anacardos comer al día?

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), lo ideal es comer unos 30 gramos al día de frutos secos, el equivalente a un puñado, debido a que los anacardos, como otros frutos secos, destacan por su alto contenido en proteínas y fibra. 

Nutrientes de 30 gramos de anacardos

Según Medical News Today, 30 gramos anacardos contienen:

-157 calorías

-8,56 gramos (g) de carbohidratos

-1,68 gramos de azúcar

-0,9 gramos de fibra

-5,17 gramos de proteína

-12,43 gramos de grasa total

-10 miligramos de calcio

-1,89 de hierro

-83 mg de magnesio

-168 mg de fósforo

-187 mg de potasio

-3 mg de sodio

-1,64 mg de zinc

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo los contenidos más interesantes para cuidar tu salud y sentirte bien. Hablamos de avances en medicina, consejos de expertos, tratamientos, nutrición y mucho más

Mostrar comentarios

Códigos Descuento