Llega el cambio a la comunidad más extensa y poblada de España. Juan Manuel Moreno Bonilla será el primer presidente no socialista de Andalucía. Anuncia un cambio tranquilo y conciliador mientras proclama su cruzada contra las redes clientelares. Una vuelta a la tortilla para la que pide tiempo y apoyo. No se lo prestará Susana Díaz, que anticipó su oposición dando aliento al feminismo militante que protestaba fuera del Parlamento contra Vox. Son los signos de la nueva era de Andalucía. 

Información relacionada