España es tierra de asilo, al menos en teoría. En 2018 se batieron todos los récords de solicitudes con un incremento del 73% sobre el año anterior, pero solo una de cada cuatro se resolvió de forma favorable. Son datos de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado que denuncia el atasco del que adolece la Oficina de Asilo. Esa parálisis explica que de Venezuela, el país con mayor numero de peticiones, mas de 19.000, apenas obtuvieran luz verde una treintena. Un atasco que algunos se malician intencionado.

Información relacionada