Belén Molleda  Periodista

Noche Buena y el rey

El Rey Felipe VI (d) saluda a su llegada al vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias (i), en la primera reunión del Consejo de Seguridad Nacional en el Palacio de la Zarzuela, a 04 de marzo de 20
El vicepresidente Pablo Iglesias da la mano al rey Felipe VI.
Pool - Archivo

No me imagino una Noche Buena en la que el común de los mortales se enzarcen en debatir sobre monarquía o república, como apunta Iglesias. Ni siquiera aprecio un mínimo de entusiasmo en analizar si el rey mencionará las andanzas de su progenitor en su discurso, en el que sin duda alguna apelará a la unidad de todos, que buena falta nos hace. Me imagino más bien una noche deslavada, un quiero y no puedo de cena, en la que echemos en falta a los nuestros, a los que se fueron para siempre en estos tiempos de coronavirus y/o a los que lo hicieron ya antes, sin pandemia mediante.

"No imagino una noche de debates sobre la monarquía, teniendo en cuenta que el asunto le preocupa a un 0,3% de la gente"

También me imagino una noche en la que un número ‘indeterminado’ de comensales –llegados– recuerden a los que han optado por no juntarse a la espera de tiempos mejores o en la que se expongan sobre el mantel preocupaciones y anhelos. También imagino una noche clamando por aquella vieja normalidad en la que cualquier contacto físico rutinario, por más protocolario que fuera, nos parece hoy en día toda una declaración de amor, en unos tiempos en los que es misión de alto riesgo mostrar el más mínimo afecto por el prójimo.

Imagino una noche de videollamadas y mensajes e incluso de ciertos enfrascamientos sobre asuntos políticos, una de las principales preocupaciones de los ciudadanos, según el CIS. Pero, sinceramente, no imagino una noche de debates sobre la monarquía, teniendo en cuenta además que, según esta misma encuesta, el asunto le preocupa a un 0,3 % de la población. Esta noche por fin, eso sí, ya podemos cenar con unos nuevos Presupuestos del Estado sobre la mesa, que marcarán sin duda un antes y un después en la legislatura. Todo esto lo veremos, pero mientras, Feliz Navidad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento