El impactante adiós de Messi y la puñalada a la Liga

Messi, cabizbajo durante la derrota contra la Juve
Messi, cabizbajo
EFE/Alberto Estévez
El impactante adiós de Messi.
Europa Press

La tierra prometida de Joan Laporta, o sea el regreso de un Barça triunfante como recuerdo de una época dorada, se convierte en tierra quemada por la marcha del mejor jugador del mundo. 

¿Se equivoca Messi al no renovar con el Barça?

El titular de la marcha de Messi suena escalofriante. Un palo en toda la regla para el club azulgrana, que, sin su referente, sin su capitán, sin el jugador que ha cambiado su historia, pasa a ser un gran signo de interrogación. El Barcelona es un club arruinado, se mire por donde se mire. Era mejor ponerse colorado desde el principio, no engañar a los socios y planificar sin Messi. 

Ahora será difícil mirar a los ojos a los que has subrayado en rojo en tu lista negra, como Griezmann o Dembelé, a los que has señalado como aprovechados y excesivamente pagados que son los referentes del vestuario para que saquen la nave adelante.

La travesía del desierto del club azulgrana va a ser durísima. Llevar esta situación hasta el límite, cuando era evidente que no tenía salida, cuando quedan diez días para el inicio del campeonato es una negligencia supina. Puede que la pandemia y la consiguiente ausencia de un importante porcentaje de aforo en el Camp Nou mitigue de alguna manera la sonoridad del cabreo de la afición culé, engañada e intoxicada hasta el final, pero la sombra de Messi va a ser tremendamente alargada.

Laporta no puede culpar a la Liga de ser inflexible, cuando las normas eran conocidas. Eso sí, la Liga que creía haber dado un golpe en la mesa con su nuevo contrato con CVC queda tanto o más tocada que el propio club azulgrana. La cornada tiene muchas trayectorias. 

El producto Liga tiene mucho menos valor sin Leo Messi. El contrato de televisión se firmará a la baja, le pese a quien le pese. Las vacas flacas han llegado al fútbol español y el foco del fútbol mundial, de la industria del entretenimiento, virará hacia donde aterrice la figura de Leo, ya sea en París o en Manchester. 

Sin Cristiano Ronaldo y sin Leo, con un Barça en ruinas y un Madrid en obras, La Liga pasa a un escalón mucho menor. El mundo mirará otras Ligas y nuestro campeonato perderá interés de aficionados, patrocinadores y de las nuevas audiencias que están donde está ese foco. El impacto es total y la puñalada a la Liga, muy profunda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento