El teletrabajo será la relación laboral del futuro

Sandra Solís  Responsable de Transformación Digital & Cultura en Digital Wolves
  • Una transformación digital no es solo un tema de tecnología sino de cultura de las personas.
Teletrabajo
Teletrabajo
NEEDPIX

De ser opcional en multitud de compañías antes del confinamiento a ser la única realidad para mantener la actividad empresarial durante el Estado de Alarma, el teletrabajo ha abierto el debate sobre cómo influirá en los hábitos laborales cuando termine la cuarentena, ahora que empieza la desescalada y nos encaminamos a una “nueva normalidad” en la que las cosas no volverán a ser como antes durante mucho tiempo. Y en el centro de este debate se deberían encontrar las personas.

En este momento complicado que nos toca vivir, es crucial que las personas, su talento y sus emociones sean la prioridad: sigue siendo de nuestra actitud ante la adversidad de lo que depende nuestro estado de ánimo y los aprendizajes que podamos extraer y poner en práctica en esta tesitura, para seguir evolucionando como sociedad y ser cada día una mejor versión de nosotros mismos. Individualmente y como parte de un equipo de trabajo.

Integrar el teletrabajo dentro de nuestro día a día será determinante para la “nueva normalidad”

En la era digital, procuramos que cuidar de nuestra salud y familia no nos impida seguir cuidando de nuestros negocios. Para ello, bajo este nuevo paradigma social y laboral que se nos presenta, integrar el teletrabajo dentro de nuestro día a día será determinante para la “nueva normalidad”. Y es que, el coronavirus ha impulsado el teletrabajo en España al 88% de las empresas, frente al 4% de antes de la crisis, porcentaje que coincide con la media de la Unión Europea.

Para lograr este objetivo, no hay que olvidar que el teletrabajo forma parte de la transformación digital de las empresas, y una transformación digital no se hace invirtiendo mucho dinero de golpe para cubrir una emergencia, sino armando una estrategia y avanzando hacia ella con una hoja de ruta. Hace falta un plan y es en esto en lo que fallan muchas empresas.

una transformación digital no se hace invirtiendo mucho dinero de golpe para cubrir una emergencia, sino armando una estrategia

Una transformación digital no es solo un tema de tecnología sino de cultura de las personas. Pero, ¿qué actitudes, valores y competencias se consideran clave para hacerlo posible de manera eficiente y conciliadora?

Tener plena confianza en nuestros compañeros como base es fundamental para la gestión de equipos en entornos remotos. Los objetivos se siguen logrando si todos los tenemos claramente definidos, y si cada uno está comprometido con el propósito común que perseguimos.

Niños en casa y teletrabajo
Niños en casa y teletrabajo
ISTOCK - Archivo

Somos personas con diferentes realidades: aceptar esa diversidad para afrontar esa realidad con flexibilidad nos permite a todos conciliar nuestra vida laboral en formato de teletrabajo con nuestras responsabilidades y necesidades personales. Es bueno marcarse ciertos espacios acotados de co-creación y trabajo común, y tratar de flexibilizar otros slots de la jornada de trabajo para facilitar que todos seamos lo más eficientes y productivos posible, y poder estar plenamente concentrados en las horas de trabajo.

La auto-organización en bloques temporales de trabajo con un foco claro nos permite ser muy eficientes

La auto-organización en bloques temporales de trabajo con un foco claro nos permite ser muy eficientes. Lo más aconsejable es utilizar cronómetros o alguna herramienta para hacer descansos. Está comprobado que las personas no pueden estar concentrados más de 45 minutos seguidos.

Por otra parte, seguir manteniendo una comunicación personal, cercana y completa (verbal y no verbal) es fundamental para construir un marco digital de liderazgo por valores y objetivos, desbancando los preceptos de un liderazgo más presencial y anclado en valores más jerárquicos. La voz es importante en cada acto de comunicación, pero seguir viendo cara a cara a tus compañeros, aunque sea por imagen digital, es crucial para influir, empatizar, entender y acercar posturas en todo tipo de conversaciones. Mantener el look & feel profesional de siempre, independientemente de que estés trabajando fuera de la oficina, es importante para cumplir con este punto.

Vivimos un momento histórico en el que la adaptación a esta nueva forma de relación laboral será imprescindible si queremos continuar con nuestra actividad. Teletrabajar requiere de una importante madurez no solo en la organización sino también en las personas, una madurez que también se adquiere y forma parte del proceso de cambio y evolución cultural hacia un entorno de trabajo más líquido y digital, que ofrece una mayor libertad y flexibilidad para todos nosotros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento