Thomi Müller, experto canino y tutor de Skadi: "Si no sabes mucho de perros es mejor tener uno adulto"

Thomi Smüier y su perra Skadi.
Thomi Smüier y su perra Skadi.
THOMI SMÜIER
Thomi Smüier y su perra Skadi.

Con el objetivo de llegar cada día a más personas, Thomi Müller se dedica a crear contenidos sobre bienestar animal, mostrando todos los conocimientos que ha aprendido a lo largo de los años sobre el comportamiento de los perros y su etología. De esta forma nació Ninja Skadi, su cuenta de Instagram, donde ya tiene más de medio millón de seguidores.

Thomi se crió en un familia dedicada a la exportación de la leche (eran pastores y ganaderos), por lo que tuvo la suerte de crecer entre animales, en un entorno rural. Todos los veranos visitaba la casa de su familia, donde había no solo perros, si no otros animales como vacas y cabras, entre otros.

Desde bien pequeño se interesó por los animales y, en especial, por los perros, con los que pasaban la gran parte del tiempo durante las vacaciones, por lo que desarrolló un amor por los animales muy fuerte, lo que el llama "su suerte". "Depende mucho de la educación que recibimos el amor y el compromiso que luego tendremos de adultos hacia los animales", asegura.

De hecho, el propio experto canino reconoce que cuando era pequeño ya disfrutaba entrenando perros. "Me llamaba mucho la atención adiestrar a los animales", recuerda. "Pero no fue hasta que cumplí los 19 años, cuando tuve mi primer perro, Tina, una pastora australiana, cuando empecé a hacerlo de forma más profesional y a acumular mucha experiencia".

Tina y Skadi, dos formas de educar perros

Thomi empezó a aprender mucho de diferentes fuentes y expertos, reflexionando sobre cada tema de adiestramiento profundamente y poniendo en práctica todo lo que aprendía con su perra, hasta que, nueve años después, la perdió por un cáncer. "Fue entonces cuando adopté a Skadi, mi perrita actual", cuenta.

"Con Skadi me propuse tener uno de los perros más listos del mundo, empujar los límites del adiestramiento canino al máximo, la comprensión y la psicología y demostrarle al mundo lo que podía hacer Skadi", expresa Thomi. "Ahí es cuando empecé a estudiar y a pasar miles de horas acumulando conocimientos y contrastando fuentes de estudios distintas para hacerme mi propia ciencia y forma de ver el adiestramiento canino".

En este punto fue también cuando el experto comenzó a dar consejos sobre adiestramiento canino y a ofrecer clases sueltas a gente que estaba impresionada con la educación de Skadi. "En 2022 di un paso más y dejé mi trabajo en marketing para dedicarme a tiempo completo a ser educador canino, aunque mi trabajo no es tanto la enseñanza particular, si no sensibilizar a las personas y dar buenos consejos para alcanzar millones de personas", relata. "Por eso me identifico más como experto canino y no como adiestrador".

Tina era toda mi vida, la quería muchísimo y era muy obediente, pero tuve un estilo de educación muy duro con ella

"Al final quiero que, si la gente ve todos mis vídeos y ve cómo educo a un perro, no tenga nunca que ir a un adiestrador", explica Thomi. "Prefiero trabajar la prevención, ayudar a que se entiendan las cosas y todos los matices sobre el mundo de los perros para que no hagan cosas que puedan terminar en problemas de comportamiento".

En este sentido, el experto cuenta que muchas veces se comenten errores incluso antes de la llegada del perro a casa, con la elección del mismo, por ejemplo y, reconoce, que él mismo se equivocó a la hora de adiestrar a su primera perra. "Ella era toda mi vida, la quería muchísimo... sabía bastantes trucos y era muy obediente, pero tuve un estilo de educación muy duro con ella", recuerda. "Cuando adopté a Skadi cambié por completo y pasé a un adiestramiento 100% positivo".

Educación en positivo y castigos... ¿Compatibles?

Thomi defiende una educación canina basada en la etología de los perros, su comprensión, su empatía y la psicología. "Aplico las mejores herramientas para que el perro sea equilibrado y feliz", afirma. "Y para ello, necesitas aplicar el refuerzo positivo la mayoría del tiempo".

"Lo que pasa es que, durante muchos años, se ha visto como el adiestramiento normal (aquello sobre el líder de la manada y el alfa que divulgaban educadores como el famoso adiestrador de perros, que ya no es para nada un referente en el sector y con el que no estoy de acuerdo en nada) tiene errores", detalla el experto canino.

Los instintos de los perros dependen de la raza, por lo que no se puede generalizar: un Border collie no es como un lobo

Lo primero que destaca Thomi es que el antiguo adiestramiento se basa en la teoría de David Mech, quien observó lobos en un zoo y vio una jerarquía y así empezó a definir cómo funcionan estos animales y, por extensión, los perros. "Pero, por un lado, no puedes comparar lobos que están en cautividad, con los que están en libertad y, por otra parte, no puedes afirmar que los perros funcionan como los lobos, porque llevan domesticados miles de años y sus comportamientos no tienen nada que ver".

"Los perros en libertad no tienen un macho alfa, el líder suele ser el líder natural por experiencia y edad, los más mayores, pero no son los más agresivos, ni infunden miedo, ni comen antes", asegura Thomi. "Y por otro lado, los instintos de los perros dependen de la raza, por lo que no se puede generalizar: un Border collie no es como un lobo".

El experto en perros asegura que esta teoría y estos errores han sido la biblia de muchos adiestradores durante muchos años y considera que "ha hecho mucho daño al sector de la educación canina". "Cuando el propio Mech admitió sus errores, llegó una corriente de educadores que imponen el refuerzo positivo como forma de adiestramiento y no utilizando el miedo o la dominancia, algo que le gusta más a la gente", agrega Thomi.

"Esto no significa que no me pueda poner duro con Skadi, puedo aplicar el castigo positivo, por ejemplo, para poner los límites", cuenta. "Si se pasa un poco, te puedes enfadar un poco y hacérselo entender de una forma adecuada".

Sobre esto, Thomi asegura que aunque castigues al perro, no le va a causar ningún tipo de trauma si se aplica el castigo positivo. "Pero hay que tener cuidado de no utilizar este castigo con cosas que están relacionadas con la estabilidad emocional del perro, como por ejemplo, que ladre a otro perro, ya que se refuerza negativamente", agrega el experto canino.

La responsabilidad de tener perro

Muchos de los seguidores de Thomi le conocieron por primera vez gracias a su paso por la televisión. Él y su perra Skadi llegaron a las semifinales de Got Talent, dejando boquiabiertos a Edurne, Risto y el resto de miembros del jurado, así como al público con su show.

"Vi a una chica que había ido al programa en su versión estadounidense y quise hacer lo mismo aquí para demostrarle a la gente las capacidades a las que pueden llegar", expresa. "Creo que nuestros dos shows tuvieron un impacto muy grande y yo estoy muy orgulloso porque Skadi se lo pasó muy bien. Fueron días muy divertidos, con mucha gente, haciendo lo que más le gusta (jugar conmigo)".

Thomi y Skadi en su paso por Got Talent.
Thomi y Skadi en su paso por Got Talent.
CEDIDA

No obstante, la popularidad que Thomi y Skadi han adquirido en las diferentes plataformas sociales (Instagram, Twitch, YouTube...) no ha sido solo gracias al programa, si no a la calidad de los contenidos que el experto canino comparte, hablando siempre con honestidad sobre todo tipo de temas relacionados con el bienestar y la protección animal.

Por ejemplo, su opinión sobre los criadores ha evolucionado mucho con el paso de los años. "Al final, aunque seas responsable, siempre vas a hacer parir a las hembras muchas y veces y eso es una forma de maltrato y abuso", considera. "Ese es el problema que veo, el trato de las hembras, que es muy complicado que no sea negativo".

"Como se concibe como un negocio, aunque seas responsable, no puedes hacer a la perra tener solo dos o tres camadas, va a tener muchas más", agrega. "Además, otro tema es que cuanto más tarde se tienen los cachorros, más probabilidad de que éstos tengan enfermedades y, por este motivo, muchos perros de raza mueren de cáncer".

Hay más comunicación sobre perros bien educados y adiestradores que, como yo, hacemos cambiar la mentalidad de muchas personas

En este sentido, Thomi aprovecha también para recordar que por adoptar o comprar un cachorro éste no te va a querer más. "Si no sabes mucho de perros es mejor tener uno adulto, porque los errores que vayamos a cometer (por la falta de experiencia) no van a tener tanto impacto como sí lo tendrían en un cachorro", aconseja.

Por suerte, Thomi tiene la sensación de que los tutores tienen cada vez más información de calidad al alcance y, por tanto, la situación es mucho mejor a lo que era hace unos años. "Ha evolucionado mucho y creo que las redes sociales, en este sentido, tienen un impacto positivo porque hay más comunicación sobre maltrato pero, también, sobre perros bien educados y adiestradores que, como yo, hacemos cambiar la mentalidad de muchas personas", opina.

"Es cuestión de tiempo que los animales domésticos sean cada vez más importantes en nuestras vidas porque vivimos en una sociedad en la que hay cada vez menos niños y más perros o gatos, considerándoles familia, de otra especie, sí, pero nuestra familia", añade el experto canino.

Una Ley de Bienestar Animal cobarde

Por último, respondiendo a 20minutos.es, Thomi da su opinión sobre la nueva Ley de Bienestar Animal y algunos aspectos de la misma, empezando por considerar que es una ley con una buena intención detrás. "Yo lucho por el bienestar de los animales y, tristemente, se ha quedado en una ley cobarde e hipócrita en muchos sentidos", sencentia.

"Ha implementado cosas que están bien, como que no puedas dejar a tu perro atado a la salida del supermercado o solo encerrado en el balcón de casa... Regula mucho temas de perros y gatos pero, si haces una Ley de Bienestar Animal, no puedes dejar fuera los toros, los caballos de las ferias y, por supuesto, a los perros de caza", añade.

En este sentido, el experto canino recuerda que éstos últimos son los perros que más maltrato y abandono sufren y lamenta que los cazadores tengan asociaciones con poder suficiente para presionar a los políticos. "También se han quedado fuera los animales de laboratorio, los delfines, las orcas... Hay tanta hipocresía y cobardía que no ha terminado siendo una ley que, como defensor de los animales, pueda aceptar", comenta.

Por último, preguntado por el curso de sociabilización de perros y las razas potencialmente peligrosas, Thomi asegura que "cualquier perro de más de 15 kilos es potencialmente peligroso". "Un Border collie puede serlo si es agresivo y está mal educado y puede matar a otro perro o a un niño sin ningún problema", advierte.

"Los perros llegados a cierto tamaño deberían ser considerados PPP porque todo depende de la educación y el equilibrio que tienen", añade. "Es mejor tener un Pitbull equilibrado y adiestrado que un Border collie agresivo y maleducado".

Según el experto canino, la educación es muy importante, pero es tan solo una parte a tener en cuenta a la hora de considerar peligroso a un perro. "Por otro lado están los instintos, que son diferentes en cada raza", detalla. "El Pitbull no tiene instinto agresivo pero, en caso de agresión no va a soltar su presa hasta que la presa esté muerta porque ha sido entrenado para eso durante décadas y va en su instinto".

Se mete a todas las personas en el mismo saco cuando la realidad es que hay Pitbulls muy buenos que nunca van a poder estar sueltos

"Como los gobiernos no confían en los dueños de los perros, porque no hay seguimiento, ni filtros a la hora de quién puede adoptar o comprar uno, se añaden medidas como la correa y el bozal obligatorio o las multas, pero esto es una chapuza", considera. "Se mete a todas las personas en el mismo saco cuando la realidad es que hay Pitbulls muy buenos que nunca van a poder estar sueltos".

No obstante, Thomi considera que hay algunos perros que deberían ser considerados potencialmente peligrosos (y que no se encuentran en el actual listado), como el caso del Pastor alemán. "Es un perro que estadísticamente tiene muchos problemas de agresión mortales", asegura.

"Se trata de un perro muy complejo no apto para cualquier persona ya que es muy listo, sensible y cuenta con una boca grande con una mordida muy potente. Si no lo educas muy bien, puede ser muy peligroso", concluye.

Colaboradora '20minutos'

Soy Inés López García. Me formé en la Complutense con la intención de acabar informando sobre animales y medioambiente. Tuve mi primera oportunidad laboral en el medio local 'Madridiario'; luego entré en '20minutos', donde pude escribir sobre cine, series y videojuegos, mis tres hobbies. Me mudé a Londres para mejorar el inglés y escribir sobre el Brexit y el covid en la distancia. En la actualidad escribo sobre lo que siempre quise, animales, en la sección Animaleros de '20minutos'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento