Sanidad reformará el decreto que regula las operaciones estéticas para acabar con el "intrusismo" y limitar quién puede hacerlas

Foto de archivo de una operación de cirugía plástica.
Foto de archivo de una operación de cirugía plástica.
Getty Images
Foto de archivo de una operación de cirugía plástica.

El Ministerio de Sanidad reformará el decreto que regula las cirugías estéticas para acabar con el intrusismo laboral detectado en este ámbito y delimitar los profesionales que pueden realizar este tipo de operaciones. Así lo ha anunciado este lunes la ministra de Sanidad, Mónica García, quien ha asegurado que acometerá esa modificación legislativa "en los próximos meses". 

"Estamos viendo casos de intrusismo fragrante, estamos viendo casos que, al final, quien los paga son los pacientes. Entonces, también queremos poner coto a este tema y que no cualquier médico pueda ejercer de médico esteticista", ha avanzado García en declaraciones a los medios antes del 'I Foro de Salud Pública', organizado por la Fundación para la Investigación en Salud.

Fuentes del Ministerio de Sanidad recuerdan que esta medida va en línea con la Proposición No de Ley (PNL) aprobada en la anterior legislatura y en la que se instó al Gobierno a promover las acciones necesarias para garantizar la seguridad de los pacientes en esta área, "asegurando que todas las actividades sanitarias sean realizadas por profesionales médicos que dispongan de una titulación oficialmente reconocida". 

La norma, conocida también como Ley Sara, destacaba la necesidad de fijar criterios comunes sobre el control y el cumplimiento de la normativa junto a las comunidades de los centros sanitarios con autorización para llevar a cabo estas prácticas. 

"Se va a poner en marcha tanto el registro de centros de cirugía estética, como el de profesionales para que el usuario pueda comprobar qué tipo de titulación tienen las personas que le van a atender", detallan en el entorno de Mónica García, donde también precisan que se asignará una partida en los presupuestos del próximo año "para publicitar que existen y que se consulten" estos registros. 

El texto que recibió el visto bueno de los grupos parlamentarios hace dos años pedía, en ese sentido, facilitar a los pacientes información sobre las competencias y técnicas que pueden llevar a cabo los especialistas de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética y otros especialistas médicos, de acuerdo con las competencias recogidas en el programa formativo oficial de su especialidad. 

También establecía la urgencia de luchar por la "erradicación de cualquier intrusismo y pseudociencia" que afecte a las distintas especialidades de profesiones médicas y a desarrollar un Plan Nacional de Pseudoterapias. 

Un primer borrador en verano

La iniciativa impulsada por el PSOE surgió a raíz de la muerte de Sara Gómez, en enero de 2022, tras someterse a una lipoescultura en Murcia por parte de un médico que no contaba con la especialidad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética. Los grupos se comprometieron entonces a impulsar una ley para evitar que esto volviese a ocurrir, y el Gobierno apuntala ahora ese objetivo. 

Hace unas semanas, el secretario de Estado de Sanidad, Javier Padilla, ya expresó el "compromiso firme y serio" de su departamento para modificar el Real Decreto 1277/2003 que establece las bases generales sobre autorización de centros servicios y establecimientos sanitarios; y avanzó que el objetivo es tener un primer borrador para "mediados de este verano", con la vista puesta en que el cambio normativo esté operativo "antes de que finalice el año 2024". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento