El Gobierno agilizará la construcción de vivienda con licencias rápidas y busca limitar los pisos turísticos en zonas tensionadas

MADRID, 11/04/2024.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado por la ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, mantiene este jueves un encuentro con representantes del sector de la vivienda en el palacio de la Moncloa. EFE/Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa / ***SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)*** ESPAÑA GOBIERNO VIVIENDA
El presidente Pedro Sánchez y la ministra de Vivienda, Isabel Rodríguez. 
EFE / Moncloa
MADRID, 11/04/2024.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado por la ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, mantiene este jueves un encuentro con representantes del sector de la vivienda en el palacio de la Moncloa. EFE/Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa / ***SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)*** ESPAÑA GOBIERNO VIVIENDA

La ministra de Vivienda y Agenda Urbana, Isabel Rodríguez, ha asegurado este jueves que es necesario "limitar" los alojamientos turísticos en zonas tensionadas, ya que considera que este modelo de alquiler está tensionando el mercado residencial. Para facilitar el acceso a la vivienda, Rodríguez ha anunciado también que agilizará la construcción mediante licencias rápidas y contará con la colaboración del sector privado, con el que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha dado cita este jueves en un encuentro que ha despertado críticas desde Sumar, el socio de coalición.

"Donde hay una mayor concentración de pisos turísticos, hay parejo una tensión en el mercado", ha afirmado Rodríguez en una comparecencia ante los medidos tras reunirse, junto al presidente del Gobierno y al ministro de Economía, Carlos Cuerpo, con varios representantes del sector inmobiliario para afrontar el problema de la vivienda. Aunque la titular de la cartera ha reconocido que los alojamientos turísticos no son el único elemento que está detrás del encarecimiento de los precios, ha recalcado la necesidad de aplicar medidas con "bisturí" para logar que ningún ciudadano destine más del 30% de su renta al pago de la hipoteca o del alquiler.

No obstante, Rodríguez ha subrayado la necesidad de actuar desde el respeto a las competencias autonómicas y locales en este ámbito, en el que cuenta con un grupo de trabajo junto al Ministerio de Industria y Turismo. "Yo quiero, junto con el ministro de Industria, reunirme con las comunidades autónomas sobre este asunto, porque no quiero entrar en sus competencias, pero esto es de mi incumbencia porque está tensionando el mercado residencial", había señalado previamente en una entrevista en la Cadena Ser, donde recordó que comunidades como Cataluña, Andalucía o Canarias están "dando pasos" en esta materia.

La ministra de Vivienda ha recalcado la importancia de atender las distintas realidades existentes, apuntando a que los alojamientos turísticos pueden ser una "oportunidad" para reactivar zonas rurales, pero al mismo tiempo están conduciendo a problemas de acceso a la vivienda y de gentrificación en algunas grandes ciudades. "Reivindico un concepto de ciudad en el que cabe el turismo, que es un sector estratégico para nuestro país, pero en el que quede espacio también para la convivencia, en el que la gentrificación no expulse a los vecinos", ha expresado.

"Medidas excepcionales"

La ministra de Vivienda también ha tendido la mano a las comunidades autónomas para poner en marcha las zonas tensionadas previstas en la ley de vivienda, que permiten aplicar "medidas excepcionales" para controlar los precios y facilitar el acceso. Rodríguez ha señalado que el Gobierno cuenta con herramientas para actuar en estas áreas mediante iniciativas específicas y "diferenciadas" de las emprendidas a nivel nacional, como financiación o ayudas públicas adicionales, aunque ha reconocido que corresponde a las comunidades autónomas solicitar la declaración de zona tensionada en su territorio.

"El Gobierno atiende a la ley y aquellas comunidades que vayan poniendo en marcha las zonas tensionadas, van a sentirse acompañadas", ha asegurado, haciendo un llamamiento a los Ejecutivos regionales para que den el paso, como ya ha hecho Cataluña. Las comunidades donde gobierna el PP ya han evidenciado su negativa a solicitar la declaración de zonas tensionadas, a pesar de que algunos municipios ubicados en esos territorios les piden hacerlo. "Si ellos no lo hacen, yo intervendré de manera diferenciada con las zonas que cumplan con la ley", había advertido previamente en los micrófonos de la Cadena Ser, avisando de que no aplicar las zonas tensionada supondrá renunciar a un apoyo extra por parte del Estado para abordar el problema de la vivienda.

Reunión con el sector

Como medida concreta fruto de la reunión mantenida con el sector inmobiliario, Rodríguez ha anunciado la modificación de una orden del Ministerio de Economía que agilizará los tiempos en la construcción de vivienda, permitiendo a aquellos promotores que cuenten con licencias rápidas acceder a financiación. "Hay licencias que se llaman abreviadas, básicas, sencillas... que ya están en el argot y en la práctica urbanística en nuestro país, pero que por la norma no incorporaba y estaba propiciando sobre todo un problema a la hora de acceder a la financiación'" ha explicado. Este cambio complementará la modificación de la ley de suelo que el Gobierno pretende sacar adelante en el Congreso de los diputados para simplificar la gestión de los desarrollos urbanísticos.

La ministra ha asegurado que el encuentro de este jueves, en el que han participado las patronales de promotores y constructores, el sector bancario y los sindicatos y al que han criticado no ser invitados el sindicato de inquilinos y la Federación de Asociaciones de Empresas Inmobiliarias, ha sido "muy productivo" y ha anunciado su compromiso de mantener este tipo de reuniones de forma semestral, contando una vez al año con la presencia del presidente del Gobierno. "Coincidimos en el objetivo de aumentar la oferta para garantizar el derecho a una vivienda asequible y nos comprometemos a fortalecer la colaboración público-privada", ha explicado sobre los objetivos compartidos con el sector, que ha pedido al Ejecutivo mantener su inversión en vivienda.

Choque con Sumar

Desde el otro ala del Gobierno, Sumar ha criticado la sintonía de Rodríguez con el sector privado, acusándola de ofrecer "negocio" a las promotoras. "Esperamos más de una ministra de Vivienda que debería defender a los vecinos sobre los especuladores", ha escrito en la red social X la portavoz adjunta de la formación en el Congreso, Aina Vidal. "No puede primar el negocio de unos pocos sobre el derecho de muchos", ha añadido. "O hay negocio o hay derecho", ha coincidido Íñigo Errejón. "Intervenir en el mercado de la vivienda es una urgencia social: regulación estricta del alquiler de temporada y turístico, un índice de alquiler efectivo que baje los precios, prohibir la compra especulativa de fondos buitre. Insistiremos hasta que sea un derecho y no un negocio", ha escrito el ministro de Derechos Sociales, Pablo Bustinduy.

También en Podemos han hecho explícitas sus críticas hacia los socialistas. "Mientras lo consideréis como un negocio para los buitres y los especuladores no vais a poder garantizar el derecho a la vivienda", ha lamentado en redes sociales Irene Montero, que ha insistido en la necesidad de "hacer cumplir la ley de vivienda a las comunidades autónomas y limitar el precio de los alquileres". "No nos merecemos tener un Gobierno que está mas preocupado de la apariencia, de la superficialidad y de sacar un buen titular que de resolver una emergencia como la que tenemos en España con el derecho a la vivienda", ha añadido.

No obstante, los socialistas insisten en la necesidad de contar con la colaboración del sector privado para ampliar el parque de vivienda y facilitar el acceso. En ese sentido, la vicepresidenta primera y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que el Gobierno tiene la voluntad de escuchar las demandas de los promotores "para que ellos sean también un elemento de negocio, un elemento de interés, aunque la rentabilidad de todas esas operaciones no sólo hay que mirarla desde el punto de vista económico, también hay que mirarla desde la reputación y desde la aportación que puedan hacer al conjunto de la sociedad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento