Entrevista

El abogado de la familia de Arrieta, antes del juicio a Daniel Sancho: "Mi mayor temor es que la opinión pública influya en el tribunal"

El abogado español de la familia de Edwin Arrieta, presuntamente asesinado por Daniel Sancho, que después le descuartizó, afronta cuatro semanas de proceso judicial que comienzan este martes con mucha confianza y su línea muy clara: Daniel viajó a Tailandia específicamente para matar al doctor colombiano.
El abogado español de la familia de Edwin Arrieta, presuntamente asesinado por Daniel Sancho, que después le descuartizó, afronta cuatro semanas de proceso judicial que comienzan este martes con mucha confianza y su línea muy clara: Daniel viajó a Tailandia específicamente para matar al doctor colombiano.
El abogado español de la familia de Edwin Arrieta, presuntamente asesinado por Daniel Sancho, que después le descuartizó, afronta cuatro semanas de proceso judicial que comienzan este martes con mucha confianza y su línea muy clara: Daniel viajó a Tailandia específicamente para matar al doctor colombiano.
Juango Ospina, abogado de la familia de Edwin Arrieta.
EFE

Son más de las 12 de la noche en Koh Samui (Tailandia) y a Juango Ospina y su equipo les esperan muy pocas horas para protagonizar uno de los juicios más esperados del año. El abogado español de la familia de Edwin Arrieta, presuntamente asesinado por Daniel Sancho, que después le descuartizó, afronta cuatro semanas de proceso judicial que comienzan este martes con mucha confianza y su línea muy clara: Daniel viajó a Tailandia específicamente para matar al doctor colombiano. 

Tras varios meses a la espera del juicio, en el que declararán hasta 54 testigos, el letrado, en representación de la familia, aboga por el respeto a los derechos humanos, también en la futura sentencia al hijo de Rodolfo Sancho, y tan solo pide que se haga justicia. 

"Este es un momento muy esperado por la familia, que quiere cerrar esta etapa tan dolorosa, poner un punto y aparte en la pérdida de Edwin y conseguir con la sentencia cerrar ese luto que sigue abierto", declara en una entrevista a 20Minutos, en la que también critica la petición de homicidio imprudente de la defensa de Sancho, para la que dicen que no hay elementos probatorios.

¿Cómo afrontan el juicio? 
Lo afrontamos con esperanza de que se haga justicia y de que no haya ninguna sorpresa, ni nada anómalo. También con la confianza de que se pueda celebrar y de que no surja ningún elemento que pueda retrasarlo o dilatarlo.

¿Cómo está la familia de Edwin?
La familia se encuentra bien, dolorida, muy expectante, pero muy confiada, tienen fe en la Justicia tailandesa, en sus leyes y confían en que todo lo investigado por la Policía y todo lo recopilado por la Fiscalía dé sus frutos con una sentencia condenatoria, corroborando la tesis del asesinato premeditado, ya que los investigadores han considerado que Daniel Sancho vino a Tailandia con la intención de matar a Edwin Arrieta y de que el crimen pasara desapercibido. 

"La hermana vio en redes que la última persona que estuvo con Edwin fue Daniel. No le conocía y le insistió en que tenía que denunciar"

El abogado de la defensa denuncia irregularidades de la Policía tailandesa, ¿qué piensa sobre esto? ¿Cree que la investigación sobre el crimen ha sido correcta?
No compartimos esta opinión. Aquí el hecho controvertido es una muerte violenta y un descuartizamiento para intentar esconder un crimen. Consideramos que la Policía obró adecuadamente, hizo una investigación pormenorizada, ágil y muy rápida en el sentido de que se dispararon todas las alarmas en el momento en que Darling (hermana de Edwin) sintió la pérdida de su hermano.

Darling llama a la embajada colombiana, informa de la desaparición, ellos contactan con la Policía y, a las pocas horas, se encuentran restos humanos en el vertedero municipal. La denuncia de desaparición, junto al hecho de encontrar restos humanos llevó a poner todo el foco en Koh Phangan y Koh Samui.

La hermana vio, investigando en redes sociales, que la última persona que estuvo con Edwin fue Daniel Sancho. No le conocía y le insistió en que tenía que denunciar la desaparición de su hermano. El hecho de que Sancho denunciara la desaparición, unido a la información aportada por la embajada, pusieron el foco en Daniel.

La Policía actuó bien, tenía a Daniel como sospechoso, fueron a la escena del crimen, entraron en esa habitación que olía a sangre, a putrefacción y encontraron restos humanos en el grifo. Esto hizo que Daniel reconociera, en una declaración espontánea conforme a la ley de este país, haber matado a Edwin.

¿Qué condena van a pedir para Sancho?
Estamos ante un asesinato premeditado, según la ley tailandesa esto lleva a una pena capital, pero no estamos centrados en esto, pedimos una cadena perpetua. La familia tiene firmes convicciones cristianas y cree que la vida la quita y la pone Dios. Nosotros, como juristas, creemos en la reinserción y en el marco legal de nuestro país, en la defensa de los derechos humanos y la resocialización de cualquier persona que haya cometido un delito de estas características. Estamos de acuerdo con que haya una pena que no vulnere los derechos humanos de Daniel respetando las leyes tailandesas. 

¿Cuál es su mayor temor con respecto al juicio?
Mi mayor temor es, por un lado, que la opinión pública pueda influir en el tribunal, porque hay una gran presión social sobre este procedimiento. También que haya alguna sorpresa de última hora que no hayamos podido atender y que haga que estas tesis de esa premeditación se caigan. En cualquier caso, buscamos que haya justicia, que se busque la verdad y que se pueda esclarecer lo ocurrido. 

"Parecía que Edwin, por ser colombiano, mayor, con una capacidad económica estable e, incluso, homosexual, se había merecido que le mataran y que le descuartizaran"

¿Cree que se ha banalizado, debido a la repercusión del caso, la muerte de Edwin?
En algunos momentos sí. Al principio parecía, en algunos medios de comunicación, que Edwin, por ser colombiano, mayor que Daniel, con una capacidad económica estable e, incluso, homosexual, se había merecido que le mataran y que le descuartizaran. 

Gracias a Dios esa sensación ha cambiado, ha habido un gran respeto por parte de los medios a la hora de informar sobre este procedimiento y, en rasgos generales, todas las circunstancias periféricas del caso han quedado atrás y nos hemos centrado en qué llevó a Daniel a matar a Edwin y descuartizarlo y también centrarnos en la pérdida de un ser querido, de un hijo, de un hermano... la única víctima de esta causa es Edwin. 

¿La familia de Edwin conocía la relación que mantenía con Sancho? 
No, tal es así que Darling encontró a través de Instagram, buscando historias de Koh Samui, esa imagen en la que se les ve juntos en la motocicleta y por eso denunció la desaparición. 

¿Cómo cuentan que era Edwin?
Sus allegados dicen que era trabajador, muy querido en Lorica, su pueblo, incluso hay un movimiento en su apoyo que se llama 'Justicia para Edwin'. Dicen que era una persona con varios trabajadores a su cargo, con fuerte vocación social en su pueblo, que ha quedado conmocionado con lo sucedido. También gran parte de la sociedad colombiana. 

"Han introducido la legítima defensa por intentar apartarse de una agresión sexual, pero no vemos elementos objetivos que acrediten este aspecto"

¿Confían en la justicia tailandesa?
Confiamos y, sobre todo, la respetamos. Entendemos el contexto en el que nos encontramos y, posiblemente, la defensa tenían que haber actuado de otra manera, ahora el tribunal tendrá que responder. Han introducido el elemento de la legítima defensa por intentar apartarse de una agresión sexual, pero no vemos elementos objetivos que acrediten este aspecto, más allá del relato o de la verbalización de la realidad que no la hemos escuchado con anterioridad. 

Lo que sí tenemos encima de la mesa es la declaración espontánea de Sancho; la compra de los cuchillos, las bolsas y la cinta; la compra del kayak; las imágenes juntos; los hechos que vinieron después de negar la muerte y denunciar una desaparición... esto demuestra y apunta que estamos ante un asesinato con premeditación y confiamos en que así lo vean. 

Redactora '20minutos'

Licenciada en Periodismo por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Informáticas. He desarrollado mi vida laboral a caballo entre la última hora digital y el periodismo local para distintos medios de prensa escrita. Entré a formar parte de la mesa digital de 20 Minutos en junio de 2023, desde donde elaboro reportajes y artículos de actualidad. Me gusta escribir sobre temas humanos y sucesos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento