Muerte, confesión, dudas y matices en el fallecimiento del doctor Arrieta: cronología de los 251 días del caso Daniel Sancho

Daniel Sancho rechaza a su abogado tailandés: el dato clave de su estancia en prisión
Daniel Sancho.
Carlos Gámez
Daniel Sancho rechaza a su abogado tailandés: el dato clave de su estancia en prisión

Daniel Sancho, el chef español e hijo de los actores Rodolfo Sancho   y Silvia Bronchalo, se enfrenta desde este martes, y hasta el 3 de mayo, al juicio por el asesinato del cirujano colombiano Edwin Arrieta el pasado 2 de agosto en la isla de Koh Phangan, en Tailandia. Acusado de asesinato premeditado, hacer desaparecer el cadáver y de la destrucción del pasaporte de Arrieta, el detenido será trasladado a diario desde la cárcel de Koh Samui, donde se encuentra en prisión provisional desde el 7 de agosto, hasta el tribunal provincial para asistir a las sesiones.

El español, de 30 años, habrá pasado 251 días a la espera de un juicio en el que podría ser condenado a la pena capital, que la ley tailandesa establece para los delitos de sangre. Si bien el cocinero confesó inicialmente el crimen, de los tres delitos que se le imputan, solo ha admitido haber ocultado el cuerpo tras descuartizarlo, mientras que se ha declarado no culpable de asesinato premeditado. 

En caso de que tras el proceso, en el que participarán unos 50 testigos, fuera condenado a más de 15 años de cárcel, tendría que ser trasladado a una prisión de mayor seguridad, como la provincial de Suratthani o la temida Bang Kwang de Bangkok. En todo caso, Sancho se ha mostrado convencido de que le van a "absolver" porque, según asegura, la muerte de Arrieta se produjo durante una pelea y actuó en "defensa propia".

Y es que fueron muchos los rumores sobre el tipo de vínculo que les unía. Unos decían que, tras conocerse por Instagram, empezaron a trabajar juntos y, otros, que mantenían relaciones sexuales. Fue el propio Sancho quien admitió que ambas teorías tenían parte de razón: "Estaba obsesionado conmigo. Me engañó, me hizo creer que lo que quería era hacer negocios conmigo, meter dinero en la empresa de la que soy socio. Pero era todo mentira. Lo único que quería era a mí, que fuera su novio".

2 de agosto: el día del crimen

Daniel Sancho y Edwin Arrieta llegaron a la paradisíaca isla de Kho Phagnan, situada en el golfo de Tailandia y frente a la península de Indochina, para pasar unas vacaciones entre el 31 de julio y el 3 de agosto. El español llegó a la isla solo y se registró en el hotel, donde unos días después aparecería su amigo. Una vez juntos, habrían paseado y montado en moto por las calles de la isla, incluso el mismo día en el que se cometió el asesinato.

Un día después, unas grabaciones captadas por cámaras de un supermercado captan a Sancho comprando un cuchillo, guantes, una esponja, una almohadilla de limpieza, bolsas de basura y productos de limpieza como lejía. Esa misma noche, en torno a las 21.00 horas, habría ido una tienda para comprar un kayak, donde ofreció hasta 1.000 euros. Por otro lado, ese día es la última vez que Arrieta contacta con su familia y mantiene una "llamada cariñosa" con su hermana Darlin.

Durante la madrugada del 2 de agosto se comete el crimen. Según la confesión de Sancho, tuvieron un incidente en la habitación del hotel porque Arrieta quería mantener relaciones sexuales, lo que habría generado una discusión. El colombiano le habría amenazado con difundir fotografías íntimas y, al final, la disputa acabaría con un puñetazo por parte del español y el asesinato de su compañero, quien se golpeó en la cabeza con el lavabo y perdió el conocimiento.

Pero no todo acabó ahí. El cadáver fue descuartizado en 17 trozos que el presunto autor habría repartido en varias bolsas: unas las llevó a un vertedero y otras las tiró al mar empleando el kayak que había adquirido el día anterior. Según la versión de Sancho, la decisión de trocear el cuerpo con cuchillos y una sierra la tomó al ver que, una hora después del golpe, Arrieta seguía sin reaccionar.

Finalmente, el 3 de agosto el chef volvió al hotel para limpiar la habitación y el baño y abandona la estancia. Más tarde, asiste a una 'fiesta de la luna llena', en las que suele haber drogas, sexo y alcohol, con una mujer. Simultáneamente, los trabajadores del vertedero de Moo 4 de Koh Phangan encuentran los restos de lo que parece una cadera y trozos de intestinos. Esa misma noche, Sancho acude a una comisaría para denunciar la desaparición de Arrieta.

5 de agosto: confesión y posterior entrada en prisión

La Policía detiene a Daniel Sancho tras encontrar, el 4 de agosto, las piernas y la ropa de Arrieta en el mencionado vertedero, aunque el español niega su implicación. No obstante, algunos arañazos y marcas que se perciben en su cuerpo hace sospechar a los agentes, quienes vuelven a interrogarle al día siguiente durante varias horas y le toman pruebas de ADN. 

Sancho acabó confesando ser el autor de los hechos el 5 de agosto, asegurando que no se sintió cómodo "pero tampoco forzado" a hacerlo.  "Soy culpable, pero yo era el rehén de Edwin. Me tenía como rehén. Era una jaula de cristal, pero era una jaula. Me hizo destruir la relación con mi novia, me ha obligado a hacer cosas que nunca hubiera hecho", declaró en ante varios policías y ya con sus abogados de oficio. 

Así, tras estar bajo custodia policial, Sancho acompañó a las autoridades a realizar la reconstrucción del crimen y a los lugares donde supuestamente arrojó los restos del colombiano, entre los que se incluye el mar. Incluso, habría hecho un dibujo para mostrar de qué forma descuartizó el cuerpo, el cual aún no está completo al faltar alrededor de nueve partes que todavía no han aparecido.

Dibujo hecho por Daniel Sancho del descuartizamiento a Edwin Arrieta.
Dibujo hecho por Daniel Sancho del descuartizamiento a Edwin Arrieta.
MEDIASET

La Justicia tailandesa terminó decretando el día 7 prisión provisional para Sancho y se presentaron cargos de asesinato con premeditación y ocultación de pruebas. Desde entonces, ha estado en la cárcel de Koh Samui, ubicada en el sur de Tailandia, esperando a ser sometido al proceso que comienza este martes. Ahora bien, el español ha solicitado en varias ocasiones la libertad provisional pero, debido a la gravedad del crimen, siempre ha sido denegada.

Durante los primeros días del español en el centro penitenciario estuvo "relajado", según afirmó su abogado de entonces, Khun Anan. "Creo que está relajado. Él sabe lo que hizo, le he explicado el proceso (...) Él quiere planear cómo vivir aquí dentro", trasladó Anan, en su primera visita a la cárcel, a un grupo de periodistas que se congregaban a la entrada.

17 de agosto: madre e hijo se ven por primera vez

A su llegada a prisión, el español tuvo que pasar 10 días en aislamiento por un protocolo contra el coronavirus, sin poder recibir otra visita que la de su abogado. Transcurrido el periodo de cuarentena preventiva, Sancho recibió su primera visita familiar: la de su madre, Silvia Bronchalo. El encuentro duró algo más de 20 minutos y la actriz llegó en taxi a la cárcel de Koh Samui acompañada por personal de la Embajada de España en Tailandia.

21 de agosto: resultados definitivos de la autopsia

"Tenemos ya los resultados definitivos de la autopsia. Primero se pelearon, según las pruebas en el lugar (del crimen). Daniel le dio un puñetazo, luego el doctor (Arrieta) se cayó y se golpeó la cabeza contra el lavabo, pero no murió en ese momento, sino cuando (Sancho) comenzó a cortarle el cuello, según los forenses", anunció Surachate Hakparn, el jefe adjunto de la Policía del país conocido como Big Joke y con un perfil mediático y polémico.

Sin embargo, aún faltaban varias parte del cuerpo por encontrar, lo que dificultó concretar la causa de la muerte. La Policía estuvo entonces centrada en buscar el torso, el cual podría aclarar muchas cosas y donde creían que podría localizarse el teléfono móvil del cirujano. "Dar con los documentos y el teléfono de Edwin", son algunos de los objetivos de los investigadores, indicó. 

Asimismo, en la misma comparecencia, indicaron que la camiseta encontrada, perteneciente al Arrieta, tenía un agujero hecho por un cuchillo, lo que puso sobre la mesa la posibilidad de un apuñalamiento. 

6 de septiembre: padre e hijo se ven por primera vez

El primer reencuentro entre Rodolfo y Daniel Sancho desde que el cocinero confesara el crimen fue el 6 de septiembre, un mes después del suceso. Y es que el actor no había podido viajar antes al país asiático por motivos económicos, pues le llevó un tiempo reunir la cantidad necesaria para afrontar todos los gastos necesarios.

Rodolfo llegó acompañado por el abogado Marcos García Montes y permaneció dentro del centro penitenciario unas tres horas. Tras la visita, el actor dijo a los medios a las puertas de la prisión que lo primero que quería era "expresar condolencias" y su "más sentido pésame" a la familia de Edwin Arrieta. Asimismo, aseguró que tenía "total confianza y respeto por las autoridades de Tailandia". 

Su visita a la prisión no fue lo único que hizo el actor en Tailandia, sino que también tuvo una conversación con el entonces abogado de su hijo, Kunh Anan. Seis días después de ir a la prisión, el portavoz de Rodolfo Sancho, Ramón Chippirrás, confirmó que habían decidido prescindir de los servicios del letrado. El motivo que alegó fue un enfrentamiento entre el despacho tailandés y el abogado Marcos García Montes.

22 de septiembre: Sancho comparece ante el juez

La primera vez que el cocinero español compareció ante un juez fue en de forma telemática el 22 de septiembre. La vista tenía carácter rutinario para extender el régimen de prisión provisional, sin estar en ese momento representado por un abogado de Tailandia, algo que es obligatorio en el juicio, donde solo puede ser representado por un oriundo del país asiático.

En aquel momento, la Policía seguía trabajando en la elaboración de un informe sobre la investigación que debía entregar a la Fiscalía de Samui y para lo que contaba con un plazo de 84 días desde el ingreso de Sancho en prisión provisional, que concluía el 28 de octubre.

25 de septiembre: investigan por corrupción a Big Joke

El caso de Daniel Sancho dio un giro inesperado cuando las autoridades tailandesas registraron la casa de Surachate Hakparn, encargado de supervisar las pesquisas, dentro de una investigación por supuesta corrupción. En concreto, buscaban pruebas relacionadas con el supuesto soborno de unos 140 millones de baht (3,89 millones de dólares o 3,65 millones de euros) de un grupo ilegal de apuestas en línea.

El primer ministro de Tailandia, Srettha Thavisin , declaró ante los periodistas que se llevará a cabo un investigación independiente sobre el caso. Por su parte, el jefe del Departamento de Cibercrimen de la Policía, Worawat Watnakombancha, reconoció que no habían encontrado ninguna prueba incriminatoria contra Big Joke. Tampoco hubo orden de arresto, pero sí contra varios de sus subordinados, lo que llevó a la detención de cinco policías y nueve civiles implicados.

Surachate, uno de los cuatro subdirectores de la Policía, aseguró a los periodistas tras el registro que él es inocente y achacó la investigación a un intento de desacreditarlo. "He trabajado en muchos casos, esto puede haber afectado", dijo el jefe policial en referencia a las investigaciones emprendidas por él. Unos meses más tarde, se entregaría tras una orden de arresto por blanqueo de capitales.

3 de octubre: la Policía presenta el informe final

El informe final de la investigación sobre la muerte de Edwin Arrieta, presentado por la Policía ante la Fiscalía, mantuvo la acusación de asesinato premeditado contra Daniel Sancho. Tras dos meses de pesquisas, acusaron al español de asesinato premeditado y ocultación del cuerpo, los mismos cargos que se presentaron 7 de agosto, cuando pasó a disposición judicial e ingresó en prisión provisional. De este modo, concluye la investigación policial.

5 de octubre: Sancho sale de prisión por primera vez

La primera salida de la cárcel de Daniel Sancho fue para comparecer ante un juez en el tribunal de Samui. El magistrado extendió por sexta vez la prisión provisional por petición de la Fiscalía para trabajar en un informe que debía entregar al tribunal antes del 29 de octubre, aunque este plazo podría ampliarse 24 días de manera excepcional. Una vez la Fiscalía entregara el informe, el juez podrá fijar una fecha para el juicio.

25 de octubre: la Fiscalía añade un nuevo delito

El fiscal del caso decidió ratificar los dos delitos señalados por la Policía contra Sancho (asesinato con premeditación y ocultación del cuerpo), pero añadió uno más: ocultar o extraviar la documentación de la víctima. Según su valoración, el cocinero habría cogido el pasaporte de Arrieta para hacerlo desaparecer. Así las cosas, los delitos que se le imputaban ascendían a tres.

13 de noviembre: Sancho se declara no culpable

Después de meses sin abogado tailandés, Daniel Sanco logró a principios de noviembre un nuevo letrado, Grit Sudthanom, asignado de oficio por la Fiscalía de Tailandia, aunque el español rechazaba sus visitas a la cárcel. Sudthanom acabaría abandonando el caso días más tarde al considerar que el bufete de García Montes estaba siguiendo una línea de defensa "errática".

Por otro lado, el 13 de noviembre el cocinero se declaró no culpable del asesinato premeditado de Edwin Arrieta y de hacer desaparecer su pasaporte. Lo hizo durante una vista en el tribunal de Samui, en la que, no obstante, se declaró culpable de descuartizar y ocultar su cuerpo. Ahora bien, aseguró que la muerte de su amigo se debió a un accidente. 

12 de diciembre: se fija la fecha del juicio

El tribunal provincial de Samui celebró el 12 de diciembre la vista en la que la defensa y la fiscalía presentaron sus pruebas y testigos en el caso de Daniel Sancho. Además, el juez fijó la fecha del juicio: del 9 de abril al 3 de mayo. El magistrado precisó que el proceso se desarrollará durante 15 días laborales debido al gran número de testigos: al menos 57.

La fiscalía, que contará con 28 testigos, tiene como objetivo probar que la muerte de Arrieta se debió a un asesinato premeditado por parte de Sancho. La defensa, que acudirá con al menos 27 testigos, busca demostrar que se debió a un accidente durante una pelea entre ambos y que el español era objeto de supuestas amenazas y acoso por parte de la víctima.

12 de enero: denuncian "irregularidades" en el caso

Los letrados del chef español, el despacho Chippirrás-Balfagón y Marcos García-Montes, llevaron a cabo su primera rueda de prensa oficial para denunciar las "irregularidades" que, presuntamente, hubo en la investigación de la Policía tailandesa. Según el equipo, al presunto autor de la muerte de Edwing Arrieta se le prometió una deportación en un plazo de 48 horas a cambio de la colaboración.

"Por eso él accede y declara desde el minuto uno lo que había pasado", aclararon. Carmen Balfagón aclaró que Sancho nunca confesó que él había matado a Arrieta, sino que hubo una pelea y una agresión para defenderse porque el médico intentó violarle, y como resultado se da el fallecimiento de la víctima. "Él llega a firmar una orden de deportación, pero las órdenes de deportación en Tailandia las firma el ministro de interior, no la Policía. Es un tema gravísimo", aseguró Balfagón.

Según explicó, fue la Policía quien cambió la declaración al transcribirla y él firmó documentos en tailandés bajo engaño: "Daniel nunca confesó que había matado a Edwin Arrieta. Tenemos las pruebas y os lo puedo asegurar. Solo confesó, y por eso colaboró, que lo había desmembrado". Respecto a los cuchillos, comentó los había comprado para grabar un vídeo de cocina en el hotel y de eso, según la letrada, también se aportarán pruebas en el juicio.

Por su parte, la hermana de Edwin Arrieta, Darlin Arrieta, manifestó su incredulidad ante las acusaciones de la defensa de Sancho. "La familia de Edwin consideramos que la rueda de prensa es una vergüenza", denunció en un programa de Telecinco al añadir que "intentar justificar un asesinato con una supuesta agresión es del todo intolerable". 

2 de febrero: desaparecen pruebas

Tras la rueda de prensa de los abogados españoles de Daniel Sancho, donde acusaron a la Policía tailandesa de haberle prometido una extraditación a España si confesaba, el caso por presunto homicidio continuó con un nuevo revés que estaría provocado por un error, precisamente, de las mismas autoridades. Y es que el juicio que comienza este martes tendrá que celebrarse sin dos pruebas cruciales, pues se ha perdido el cuchillo y la sierra con la que el hijo de Rodolfo Sancho aseguró haber descuartizado a Edwin Arrieta.

12 de marzo: un informe forense contradice a la Policía 

Si dos informaciones de última hora sobre el caso no eran suficientes, a mediados de marzo la investigación reveló nuevos detalles: un informe forense contradice a la Policía tailandesa. El 15 de agosto, Big Joke presentó como prueba una camiseta agujereada que supuestamente llevaba Arrieta en el momento del asesinato, en la que se podían apreciar las cuchilladas que Sancho le habría proporcionado.

Sin embargo, el Centro de Ciencias Forenses de Tailandia no encontró ninguna prueba que ratificara las afirmaciones del subdirector de la policía tailandesa. La conclusión del informe es que "no se puede determinar" que se haya utilizado uno de los cuchillos que tenía el cocinero para apuñalar a Arrieta. El español ya insistió en su momento que no utilizó ningún cuchillo mientras Arrieta estaba con vida, sino que había desmembrado su cuerpo después.

22 de marzo: familia de Arrieta reclama 410.000 euros

La familia de Edwin Arrieta exige a Daniel Sancho una indemnización por responsabilidad civil de 410.000 euros ante la Justicia tailandesa. Así consta en una reclamación en la que los padres y la hermana del cirujano, Ana Marcela Artega, Leovaldo José Arrieta y Darling Arrieta, piden dicha cantidad tras valorar, entre otros factores, que el cirujano tenía unos ingresos de 30.000 euros anuales y que de su salario dependían sus padres, de 76 años, a los que facilitaba 900 euros al mes para sus gastos y quienes "desde su fallecimiento han quedado en situación de pobreza".

"La salud de los padres era óptima hasta el fallecimiento de su hijo, agravándose en la actualidad con cuadros depresivos, ansiedad y terrores que les hacen enfermar con asiduidad y requerir tratamientos médicos", apunta el escrito. La reclamación evalúa en 79.200 euros los gastos de representación procesal de la familia Arrieta y la repatriación a Colombia de sus restos mortales. Asimismo, señala que el fallecido tenía 44 años, por lo que le quedaba una vida laboral de 18 años, y que la esperanza de vida de los hombres en Colombia es de 73 años, de forma que aún podía "vivir una media de 29 años".

2 de abril: Big Joke se entrega tras una orden de arresto

El exsubdirector de la Policía de Tailandia, Surachate Hakparn, se entregó hace apenas unos días tras una orden de arresto por blanqueo de capitales vinculado a una red de apuestas en línea. Quien fue la cara mediática de la investigación criminal contra Daniel Sancho se personó en una comisaría de Bangkok en la tarde del martes, según imágenes difundidas por la cadena Thai PBS, en las que se ve a Big Joke rodeado de agentes, y después de que un tribunal emitiera una orden de arresto.

El tribunal tomó la decisión de proceder con la orden de arresto contra Surachate, como había solicitado previamente el departamento de Policía Metropolitana de Bangkok, tras considerar que había "pruebas" para creer que había cometido un delito vinculado al blanqueo de capital en una página de apuestas online. La entrega de Big Joke, quien siempre defendió su inocencia, se produjo después de que el antiguo alto cargo policial eludiera hasta en tres ocasiones las citaciones policiales relacionadas con la investigación del caso.

4 de abril: las partes sufren bajas de algunos testigos

En los últimos días se han producido varias bajas entre los testigos de ambas partes. Entre los de la defensa del cocinero están su exnovia, Laura, otra amiga y un psiquiatra que iban a participar en la vista y habrían renunciado a hacerlo. Por otro lado, la corte provincial de Koh Samui ha descartado que los padres del cirujano declaren como testigos durante el juicio porque no pueden desplazarse a Tailandia.

Redactora '20minutos'

Graduada en Periodismo por la Universidad de La Laguna. Máster en Periodismo Multimedia Profesional de la Universidad Complutense de Madrid y máster en Periodismo Experto en Criminología del Instituto Europeo de Periodismo y Comunicación. Tras probar diferentes ámbitos de la comunicación, llegué a 20minutos en 2022 con mucha ilusión y desde entonces he pasado por Consumo, Mi Bolsillo y Última Hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento