El Acuerdo de París no frenó las emisiones de CO2 y el 80% del total se concentra en 57 energéticas y cementeras de todo el mundo

  • Tras el pacto para limitar el calentamiento a 1,5ºC, empresas estatales y privadas aumentaron las emisiones, más en Asia y menos en Europa.
  • Repsol, la única española, cayó del puesto 50 de las principales emisoras de CO2 antes de 2015 al 61.
Evolución de las emisiones de CO2 que, tras un pequeño respiro, siguieron al alza después del Acuerdo de París, en 2015.
Evolución de las emisiones de CO2 que, tras un pequeño respiro, siguieron al alza después del Acuerdo de París, en 2015.
InfluenceMap
Evolución de las emisiones de CO2 que, tras un pequeño respiro, siguieron al alza después del Acuerdo de París, en 2015.

El acuerdo que los gobiernos del mundo alcanzaron en 2015 en la Cumbre del Clima de París para tomar medidas que limitaran el calentamiento global a 1,5ºC con respecto a la época preindustrial no logró frenar de la forma esperada el aumento de la temperatura ni, como causa de lo anterior, las emisiones de CO2 por parte de empresas energéticas y productoras de cemento del todo el mundo. Si marzo ha cerrado con una temperatura 1,68 grados por encima de aquella meta, según indicaba este jueves la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, un informe publicado este jueves muestra cómo tras el Acuerdo de París de 2015 hubo un descenso temporal de las emisiones que después volvieron a repuntar, no ya de la mano de quienes habían sido tradicionalmente los grandes contaminantes, China y la desaparecida URSS, sino de empresas, bien estatales o privadas. De las 117 principales emisoras, 57 han concentrado el 80% de las emisiones -al alza- de CO2 desde aquel año.

El think tank londinense InfluenceMap ha difundido este jueves un informe sobre los mayores emisores de CO2 del mundo, antes y después de la firma del Acuerdo de París en 2015, que muestra que este pacto histórico no recondujo las emisiones de gases de efecto invernadero, para reducirlas. Como mucho, 'reordenó' el panorama, dado que desde entonces las empresas estatales y privadas de combustibles fósiles -carbón, gas y petróleo- y productoras de cemento han tomado el relevo de los grandes países contaminantes en el volumen de emisiones.

En los 168 años que median entre el final de la era preindustrial -el año 1854, que se toma como referencia del calentamiento de la tierra y del umbral de 1,5ºC-, 122 entidades y empresas fueron responsables de la emisión de 1,421 de gigatones equivalentes de CO2 (GtCo2e). En los siete años que pasaron desde la firma del Acuerdo de París hasta 2022, 117 emitieron 251 GtCO2, la mayoría, el 80%, concentrada en la acción de solo 57, según el informe.

A lo que también dio lugar esta marca temporal, a partir de la cual debería haber empezado un mayor celo por contener el calentamiento global, fue a una concentración de las emisiones en menos empresas. Si entre desde 1990 hasta 2022 122 empresas fueron responsables del 72% de las emisiones por combustibles fósiles y cemento, entre 2016 -un año después del Acuerdo de París- y 2022, solo 57 compañías concentraron el 88% de las emisiones procedentes de estas actividades. 

"Estas 57 corporaciones y empresas estatales pueden estar vinculadas con el 80% de las emisiones de CO2 por combustibles fósiles y cemento entre 2016 y 2022", dice el informe. El 38% tiene origen en empresas estatales, el 37% en los estados y el 25% en compañías privadas.

Evolución de las emisiones por parte de estados (naranja), empresas estatales (verde) y empresas privadas (azul).
Evolución de las emisiones por parte de estados (naranja), empresas estatales (verde) y empresas privadas (azul).
InfluenceMap

La clasificación de las principales compañías emisoras ha variado pero sin cambiar del todo de protagonistas ente lo que pasaba antes de firmarse los Acuerdos de París y después. Quizá uno de puntos más llamativos tiene que ver con la retirada de los estados como principales responsables de las emisiones del CO2, en particular China y la extinta URSS, que fueron sustituidos por empresas estatales, como las rusas Rosneft y Gazprom o la china CNPC, junto con la emergencia de otras compañías estatales de países que despegaron en el ámbito energético en las últimas décadas del siglo XX, como los del Golfo Pérsico.

¿Cuál es tu opinión sobre la necesidad de una política ambiental en la Unión Europea?

De los estados a las empresas estatales

En el cómputo histórico, desde final del siglo XIX hasta 2022, el top 10 de las 122 entidades más emisoras de CO2 fueron China, la URSS, Saudi Aramco, Chevron y ExxonMobile, seguias por Gazprom, National Iranian Oil, BP, Shell y Coal India. 

Desde el Acuerdo de París hasta hace dos años, el orden de los primeros diez es Saudi Aramco, Gazprom, Coal India, National Iranian Oil, la rusa Rosneft, la empresa estatal china de petróleo CNPC, Abu Dhabi National Oil, ExxonMobil, Iraq National Oil y Shell.

Si se abre el enfoque y es añade un 8% más de emisiones desde 2016 hasta 2022, hasta el 88% del total por combustibles fósiles y cemento, entran otras 60 compañías, entre las que entraría la única española de la clasificación, Repsol, aunque con un nivel de emisiones a la baja. Si se tiene en cuenta las empresas y países más emisores desde 1854 -el final de la "época preindustrial"- hasta 2022, ocupaba el puesto 50 de 122. En el ranking después del Acuerdo de París, de 2016 a 2022, cae al puesto 61 de 117.

Más en Asia, menos en Europa

Este, como mínimo, sostenimiento de las emisiones de CO2 a pesar del Acuerdo de París no ha sido homogéneo en todo el mundo y el informe constata que es "más pronunciado" en Asia y menos en Europa, América Latina y Australia.

Así, 15 de las 17 compañías más emisoras están en Asia y en Oriente Medio, siete de cada 10. En Europa se sitúan 13 de las 23 empresas, en América Latina, tres de cinco y en Australia tres de cuatro empresa más vinculadas a las mayores emisiones. La mitad  -3 de 6- de las empresas en África se encuentran entre las principales emisoras y Norteamérica es la única región donde estas compañías son una minoría, 16 de las 37 que se encuentran en esta región.

Redactora '20minutos'

Actualmente cubro la información relacionada con energía, transición ecológica y transportes. Antes, también en 20 Minutos, me encargué de la cobertura sobre la crisis sanitaria por Covid y, previamente, de la información relacionada con Presidencia del Gobierno. Antes trabajé en la revista Tiempo y, en Bruselas, en las agencias Europa Press y Notimex y fui colaboradora de el periódico Levante-EMV, entre otros medios. Soy licenciada en Ciencias de la Información y postgrado en Información Internacional y Países del Sur por la Universidad Complutense. En 2021 terminé un Máster sobre Museología y Gestión de Museos de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento