• Ofrecido por:

Javier Fesser: "En 'Campeonex', abrimos el abanico de las etiquetas precisamente para tratar de borrarlas"

  • El director, los actores y los productores presentaron la película en rueda de prensa el 25 de julio.
  • "Brianeitor y el resto de sus compañeros son el ejemplo perfecto de que imposible no hay nada".
Javier Fesser, junto al elenco de 'Campeonex' el 25 de julio tras la rueda de prensa.
Javier Fesser y Brianeitor (en el centro), junto al resto del elenco de 'Campeonex' el 25 de julio tras la rueda de prensa.
Borja B. Hojas/Getty Images
Javier Fesser, junto al elenco de 'Campeonex' el 25 de julio tras la rueda de prensa.

Con muchas risas, mucho amor y mucho compañerismo, así se llevó a cabo el rodaje de Campeonex, la segunda parte de la película que, hace cinco años, rompió de golpe y porrazo con la imagen que tenían la mayoría de los españoles de las personas con discapacidad intelectual.

La película, que se estrena el próximo 18 de agosto, cuenta con nuevos personajes, entre ellos, Brianeitor, un gamer con discapacidad que, en la vida real, es muy conocido en redes sociales entre los aficionados jóvenes a los videojuegos. Con la introducción de este personaje, según contó Javier Fesser en rueda de prensa, Campeonex da un paso más allá y vuelve a remover miradas, esta vez hacia las personas con una discapacidad física grave, "abrimos el abanico de las etiquetas precisamente para tratar de borrarlas. Tengo la certeza de que nadie que vea la película pondrá en cuestión qué pinta una persona como Brian en un club de atletismo", dijo tajante el director.

La discapacidad física se refleja a través de Brianeitor y del universo gamer, un universo que eligieron porque, "dentro de la discapacidad, ofrece unas posibilidades inclusión, de igualdad y de desaparición de las etiquetas alucinante. Y esto asociado al deporte nos daba una oportunidad tremenda para hablar de valores y de deportividad", señala el director.

Aunque el papel del cine, u otras formas de expresión artística, es muy poderoso, Fesser es el primero en reconocer que el éxito de Campeones no hubiera sido posible sin años de trabajo previo en la sociedad, "es cierto que la primera trajo una repercusión que nunca habríamos soñado, y es el cambio que provocó en la mirada de muchos espectadores hacia la personas con discapacidad intelectual, pero esto pudo hacerse por el trabajo que han hecho durante años y siguen haciendo cada día por la inclusión y por una sociedad más justa… Luego, llegó una película que conectó con la gente", señala. 

Conectó con la gente y, por primera vez, puso a los espectadores frente a una realidad desconocida para ellos, y con el toque de humor necesario para que no apartaran la mirada, "el cine es una herramienta muy potente para meterte en la piel de otro, y parece que la película hizo por sí sola algo que corresponde a miles de personas. La sociedad empieza a tener más en cuenta a personas diferentes, y cuando la sociedad es más sensible con la diversidad, los que contamos historias, que vivimos de la vida, empezamos a incluir en nuestras historias lo que realmente está en la vida”, confiesa.

El cine es una herramienta muy potente para meterte en la piel de otro, y parece que la 'Campeones' hizo por sí sola algo que corresponde a miles de personas

Personajes detrás de personas "de verdad"

"Los verdaderos protagonistas de la película son los campeones", afirma Fesser, unos campeones que no pueden ser más de verdad, por eso tanto los actores como el director quisieron reivindicar la importancia de que los papeles de personas con discapacidad sean interpretados por actores con discapacidad, "estamos hablando de personas que traen una verdad que no es tan fácil de interpretar, y se han despertado unas ganas tremendas de que esa diversidad esté interpretada por personas que realmente la viven".

La ‘verdad’ de la que habla Fesser cobra aún más significado en CampeoneX, pues, una vez encontraron la persona idónea para interpretar a Brianeitor, adaptaron todo el guion, "buscábamos un perfil muy concreto y no lo encontrábamos, hasta que apareció Brian, un gamer al que yo no conocía, pero que es muy conocido entre los jóvenes. Le contactamos ese mismo día y a partir de ahí reescribimos el guion para adaptarlo a su realidad. Él, como el resto, ha tenido una confianza en nosotros que no puedo agradecer más. Cuando haces de ti mismo y se utiliza tu circunstancia personal, es normal está receloso, pero ellos han sido muy generosos", agradece Fesser, que insiste en que -casi- todo lo que cuentan de Brian es cierto, "es gamer, es una persona con una gran influencia en las redes sociales y tiene una personalidad y una mirada positiva de la vida que he encajado muy bien en la película y que desmonta de una manera contundente cualquier idea preconcebida sobre la discapacidad. Y me he encontrado con la inmensa sorpresa de que es un magnífico actor".

La clave está, una vez más, en mirar y ser capaz de ver, más allá de la discapacidad, "su discapacidad física es pura anécdota porque todo lo demás, lo eclipsa: su inteligencia, su personalidad, su rapidez, su perspectiva de la vida… todo es tan inspirador y tan grande. Si esta persona es capaz de brillar y ser una estrella, brillar como nadie en un lugar… qué maravilla que eso sea de verdad. Brian y el resto de sus compañeros son el ejemplo perfecto de que imposible no hay nada", asegura Javier Fesser entusiasmado.

Brianeitor quiere, además, que esta película, más allá del mundo gamer, en el que ya es más que conocido, sirva para que la gente cambie la imagen que tienen de los videojuegos, que para él son su vida, "me gustaría que mucha gente viera que no son simplemente ponerte a jugar con una maquinita, pueden ser un trabajo, un hobby o una distracción para las personas con discapacidad, que es lo que me ha ocurrido a mí, porque, de niño, yo no podía irme a jugar a la pelota", cuenta.

Cuando la sociedad es más sensible con la diversidad, los que contamos historias, que vivimos de la vida, empezamos a incluir la diversidad en nuestras historias

De momento, Brineitor ya ha conseguido ganarse el amor y el cariño de sus compañeros, los campeones más veteranos, que lo han recibido con los brazos y el corazón abiertos, "Brian ya es un campeón más", decía Alberto Nieto; "he aprendido mucho de él", resaltaba Sergio Olmos; "Es el mejor de todos", decía entusiasmado José de Luna…

Y es que si con algo se quedan este grupo de campeones es con el compañerismo y el cariño que se respira en cada uno de los rodajes que han compartido juntos… Bueno, y en el caso concreto de CampeoneX, con la escena de la furgoneta, en la que todos coincidían en que ha sido la más divertida de rodar.

Para descubrir qué ocurre en esa furgoneta, sólo tenemos que acudir al cine el próximo día 18 de agosto

Mostrar comentarios

Códigos Descuento