El bloqueo del CGPJ irrumpe en campaña de la mano de Bruselas y el Constitucional

El choque para la renovación del Poder Judicial
El choque para la renovación del Poder Judicial
El choque para la renovación del Poder Judicial

A las puertas de la campaña electoral del 23-J, varios acontecimientos reflotarán por enésima vez uno de los asuntos espinosos de la legislatura: el bloqueo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que se prolonga ya desde hace más de cuatro años. Por un lado, el Tribunal Constitucional, a propuesta de su presidente, Cándido Conde-Pumpido, ha comenzado a estudiar este lunes una sentencia reciente del Tribunal de Estrasburgo sobre la violación del derecho a la tutela judicial efectiva de seis magistrados que desde 2018 se postulan a vocal del CGPJ. 

Y en segundo lugar, la Comisión Europea publicará este miércoles la cuarta edición de su informe sobre el Estado de Derecho, en la que previsiblemente aleccionará al PSOE y el PP por no acometer la renovación del órgano de gobierno de los jueces y un cambio en el modelo de elección, como viene exigiendo desde hace meses el comisario europeo de Justicia Didier Reynders. 

División en el TC por deliberar en campaña

El pasado 22 de junio, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) se pronunció sobre un recurso presentado por seis magistrados de la Asociación Judicial Francisco Vitoria que en 2018 entraron en la lista de 50 candidatos al CGPJ. Estrasburgo falló en favor de los togados y alegó que se había violado el derecho a un proceso justo contemplado en el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. 

La resolución apuntaba, por un lado, que la Cámaras habían eludido su responsabilidad de realizar un "examen oportuno" de las candidaturas de estos magistrados. En segundo lugar, Estrasburgo lanzaba un reproche al Tribunal Constitucional por rechazar el recurso que presentaron estos magistrados en 2020. El órgano de garantías justificó su decisión alegando que el recurso era "extemporáneo", una fundamentación poco consistente, según el fallo del tribunal europeo.

De forma que Conde-Pumpido planteó la semana pasada estudiar la posible readmisión del recurso de los jueces. El primer paso de ese estudio tiene lugar este lunes en la Sala Primera del órgano, presidida también por Conde-Pumpido. Sin embargo, la decisión carece de consenso en el tribunal, ya que tres magistrados conservadores (Enrique Arnaldo, Ricardo Enríquez y Concepción Espejel) han pedido al presidente por escrito que excluya este punto del debate que tiene lugar este lunes. 

A su juicio, el TC no debería estudiar una sentencia que "no es firme" porque hay posibilidad de recurrirla en el plazo de tres meses. Más aún, el sector conservador del Constitucional considera que Conde-Pumpido está rompiendo la norma no escrita según la cual el tribunal no aborda asuntos de calado político en periodo preelectoral. De todas formas, según apuntan a 20minutos fuentes del órgano de garantías constitucionales, este lunes solo tendrá lugar un estudio inicial del asunto ante la posibilidad de que se eleve al Pleno del tribunal para ser resuelto a través de un auto. 

Sin los deberes hechos de cara a la Presidencia de la UE

La recién estrenada presidencia española del Consejo Europeo comenzará con un primer toque de atención por parte de Bruselas, que anualmente elabora un informe para calibrar el buen rumbo del Estado de Derecho en los distintos países miembro. El informe -que se publicará este miércoles- reiterará una recomendación dirigida al PSOE y el PP: que se pongan de acuerdo para renovar el CGPJ y cambiar el modelo de elección de sus 12 jueces de forma que sean escogidos por los propios jueces y no por el Parlamento. 

A lo largo de el curso político, las visitas de los representantes europeos se han sucedido una detrás de otra con un mensaje muy claro: "Es urgente proceder a la renovación y la reforma en el modelo de elección del CGPJ para que España llegue con los deberes hechos a la Presidencia de turno". Ha llegado el día del examen y, ante la inminente celebración de elecciones generales, el suspenso está asegurado. 

Toda esperanza de renovación quedó frustrada cuando se rompieron las últimas negociaciones entre Alberto Núñez Feijóo y Pedro Sánchez, durante el último otoño. Mientras Félix Bolaños y Esteban González Pons avanzaban hacia un pacto, se hicieron públicas las conversaciones que el Gobierno mantenía paralelamente con los independentistas de ERC, que culminarían con la derogación de la sedición y la reforma de la malversación. 

El líder popular no quiso estrecharle la mano a Sánchez mientras el presidente pactaba con los independentistas, así que echó atrás la negociación que estaba a punto de culminar. La probabilidad de renovación ha ido disminuyendo hasta desvanecerse por completo el día que Sánchez salió al patio de la Moncloa y anunció el adelanto electoral.  

El bloqueo del órgano es uno de los mayores fracasos de la legislatura y, según Estrasburgo, supone una violación de los derechos de los candidatos a formar parte del Consejo. Es más, según la Unión Europea es también un problema para el Estado de Derecho en España

Mostrar comentarios

Códigos Descuento