La Confederación del Guadalquivir 'entierra' el macroresort frente a Doñana: requeriría 200 veces más del agua disponible en la zona

Emplazamiento previsto (a la izquierda) de la megaurbanizacion de lujo al que la Confederación ha dado opinión desfavorable.
Emplazamiento previsto (a la izquierda) de la megaurbanizacion de lujo al que la Confederación ha dado opinión desfavorable.
20 Minutos
Emplazamiento previsto (a la izquierda) de la megaurbanizacion de lujo al que la Confederación ha dado opinión desfavorable.

Tal y como adelantó hace unos días la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha emitido este viernes informe "desfavorable" a la modificación del Plan de Ordenación Urbana del municipio gaditano de Trebujena para dar cabido a una macrourbanización de lujo casi tan grande como la localidad que preveía construir un campo de golf, hoteles y 300 villas en las cercanías de Doñana. Entre los motivos para denegar el proyecto, el organismo alude la falta de disponibilidad de agua, ya que según el proyecto, serían necesarios unos 3.750 hectómetros de agua al año, 200 veces más del que los trasvases que prevé el Plan Hidrológico para esa zona desde el Guadalete-Barbate, en conjunto de 13,6 hectómetros, 119 veces menos que la necesidad estimada solo de agua potable.

"Se informa desfavorable el documento de la aprobación provisional Nº3 de la modificación puntual Nº4 del Plan General de Ordenación Urbana de Trebujena, a la vista de la legislación estatal de aplicación en el ámbito de las competencias de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir", concluye en un documento de 20 páginas. De la opinión de este organismo, dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, dependía la validez de la declaración ambiental estratégica que adoptó la Junta de Andalucía el martes pasado y que llevó a Ribera a afirmar que el gobierno de Juan Manuel Moreno se había "vuelto loco" y a avanzar que la Confederación informaría en contra.

El documento que certifica esta posición analiza la modificación del PGUO de Trebujena desde el punto de vista de la disponibilidad de recursos hídricos, las afecciones al dominio público hidráulico y a la zona de servidumbre y policía de cauces de los terrenos objeto de la actuación, así como en relación a la evaluación de los riesgos de inundación y del abastecimiento y saneamiento de la población asociados a la misma. En todos los supuestos, la Confederación concluye de forma desfavorable, no autorizando o de forma no satisfactoria, como cuando recuerda que de momento no existe ni un sistema de depuración ni un punto de vertido para las aguas que se emplearían en la macrourbanización. 

Agua potable y riego del campo de golf

En plena sequía y tras la polémica por el plan de regadíos de Doñana que promueve la Junta, la disponibilidad de agua es la cuestión que la Confederación analiza con más detalle, para concluir que las previsiones del agua potable que será necesaria para el consumo humano, tanto en las villas como en el resto de espacio turístico, así como para el riego de espacios y campo de golf supera con mucho los planes de trasvase establecidos por ley por la zona o las previsiones de lo que sea posible depurar o reutilizar, así como captaciones de otros ríos que el informe no considera suficientemente concretadas.

Según el proyecto de PGOU, la megaurbanización requeriría un consumo de agua, tanto para las villas como el resto de uso turístico, de unos 162.000 metros cúbicos al año -1.620 hm3- cuando el proyecto estuviera totalmente terminado, en 2035. La demanda de agua para riego de los espacios libres públicos y privados y el campo de golf se estimó en 37.500 hectómetros, que quedarían reducidos a 7.000 al año por el almacenamiento de agua de lluvia y tratamiento de aguas, aunque para cuando el proyecto se encontrara en fases avanzadas esta demanda ascendería a 2.500 hectómetros cúbicos al año.

La suma es 3.750 hectómetros de agua al año, cuando la planificación hidrológica actual solo contempla sendos trasvases a la zona desde el Guadalete-Barbate de 6 y 7,63 hm3 al año, unas 200 veces menos de lo que sería necesario, o 119 menos solo que la demanda de agua potable.

"El presente informe toma sentido desfavorable, por no estar acreditada la disponibilidad de los recursos hídricos necesarios para el desarrollo de la Modificación Puntual nº4 del PGOU de Trebujena, dado que las masas de agua existentes en la zona no pueden utilizarse como fuente de recurso y aún no existe concesión vigente que depende de la aprobación del trasvase", concluye la Confederación, que añade que "no existen en la actualidad las estaciones depuradoras de aguas residuales de las que se pretende reutilizar las aguas residuales regeneradas".

Zona inundable, prohibido construir 

Por otra parte, el Ministerio ya advirtió hace días que la macrourbanización está proyectado dentro de una zona "de peligrosidad y riesgo de inundación", tal y como apunta también que figura en mapas que son totalmente accesible para su consulta y que hacen inviable construir prácticamente todas las instalaciones que serían necesarias en la urbanización. Precisamente por eso, el proyecto planteaba elevar la cota de edificación unos dos metros por encima de la cota de agua que alcanzaría una eventual inundación del cauce del río.

La Confederación remite a la ley que indica que a partir de 2016 la ley no permite poner en este tipo de suelos instalaciones con sustancias como carburantes, depuradoras o de residuos que pudieran ser  perjudiciales para la salud humana y el entorno  como consecuencia de su arrastre y tampoco centros "donde puedan darse grandes aglomeraciones de población". Tampoco "edificaciones, obras de reparación o rehabilitación que supongan un incremento de la ocupación en planta o del volumen de edificaciones existentes" o emplazar "acampadas, zonas destinadas al alojamiento en los campings y edificios de usos vinculados", así como "depuradoras de aguas residuales urbanas".

"Por lo anteriormente expuesto, las obras no serían autorizables, en la zona de policía del caño de la Esparraguera, ya que el proyecto plantea l  ejecución de motas y rellenos en zona de policía del cauce contraviniendo al menos el artículo 126 bis 3 del RDPH", deniega el informe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento