Ribera insta a Moreno a explicar a Bruselas su plan para Doñana para vencer la "preocupación" y desactivar el aviso de multa

  • El comisario de Medio Ambiente "no dudará en usar todos los medios" para que se cumpla la sentencia del TUE.
  • Ribera y Planas apuntan a los fondos de la UE y la fama de la fresa en su causa común contra el plan andaluz.
  • La Junta denuncia fines "electoralistas" y viajará a Bruselas el 3 de mayo para "desmontar las mentiras" del Gobierno.
Reunión este martes en Estocolmo de Teresa Ribera y el comisario europeo y la directora general de Medio Ambiente.
Reunión este martes en Estocolmo de Teresa Ribera y el comisario europeo y la directora general de Medio Ambiente.
Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.
Reunión este martes en Estocolmo de Teresa Ribera y el comisario europeo y la directora general de Medio Ambiente.

La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, ha trasladado directamente a la Junta de Andalucía la responsabilidad de apaciguar la "elevada preocupación" que este martes ha constatado que existe en la Comisión Europea por el plan de regadíos en Doñana del Gobierno regional. Tras reunirse en Estocolmo con el comisario de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, y con su número dos, la directora general del ramo, Florika Fink-Hooijer, ha recordado que el Gobierno todavía tiene que responder a la carta en la que el mes pasado Bruselas advirtió de que impondría una multa si se trastocaba el plan de mejor del Parque Nacional y ha afirmado que para eso es imprescindible que el Gobierno de Juanma Moreno presente sus "informes" y sus "compromisos".

"La Comisión Europea sigue esperando la respuesta formal de esta carta y el Gobierno de España intentará dar respuesta tomando en consideración las explicaciones e informes que envíe la Junta de Andalucía", ha dicho Ribera al término del encuentro. "Es imposible responder sin tomar en consideración sus compromisos y explicaciones sobre lo que está haciendo", ha apuntado.

Ribera ha aprovechado el Consejo de Medio Ambiente que se celebra este martes y miércoles en Estocolmo para reunirse con el comisario de Medio Ambiente, en un encuentro al que también se ha sumado la director general Fink-Hooijer, que el mes pasado firmaba una carta en la que alertaba de que la proposición de ley que han apoyado en el Parlamento andaluz el PP y Vox para otorgar más derechos de regadío va en contra de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE. 

"De prosperar la tramitación de la propuesta en los términos en que han sido anunciado, se estaría produciendo una violación flagrante" de la misma, advirtió en la misiva. En este caso, "la Comisión tomaría en consideración la adopción de todas las medidas necesarias, incluyendo la interposición de un nuevo recurso ante el Tribunal en el que solicitaría que se impongan sanciones pecunarias".

Esta advertencia sigue en pie de momento, según han apuntado fuentes comunitarias sobre una reunión en la que "el comisario recordó [a Ribera] que se toma el cumplimiento de las sentencias del Tribunal europeo muy seriamente y que no dudaría en utilizar los medios a su disposición para asegurar que España cumple" con ella.

Se mantiene la amenaza de multa

Ribera, Sinkevicius y Fink-Hooijer han mantenido este martes una reunión de unos 50 minutos para analizar "los siguientes pasos a seguir" en una cuestión, Doñana, en la que existe una preocupación compartida en Madrid y Bruselas. La vicepresidenta tercera ha informado a la Comisión sobre los últimos acontecimientos, incluida la tramitación de la proposición de ley de la discordia en el Parlamento andaluz, y el comisario le ha recordado que "está esperando recibir las clarificaciones" que pidió a España el mes pasado y que, según ha dicho Ribera después a la prensa, debe ofrecer la Junta de Andalucía. 

Según fuentes al tanto de la conversación, los responsables de la Comisión han mostrado una "preocupación muy elevada" por la futura ley sobre regadíos en Doñana y han insistido en que España tiene que cumplir la sentencia del Tribunal de la UE, que obliga a mejorar el estado del Parque Nacional, a dejar de esquilmar los acuíferos y para lo que el Gobierno aprobó un trasvase de los ríos Tinto, Piedras y Odiel con el que sustituir el riego con aguas subterráneas con aguas superficiales. El lema que se ha escuchado en el encuentro es que "Salvar Doñana es una prioridad" y que la posición de la Comisión de que habrá multa para España si se desvía el camino de la sentencia permanece.

Reputación de la fresa

Desde Madrid, el el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha hecho causa común con Ribera sobre Doñana incidiendo en el daño a la reputación de los frutos rojos y las fresas que se producen en Huelva ante consumidores como los alemanes, adonde se dirige hasta un tercio de la producción.

Ribera y Planas han tenido ocasión de discrepar en los últimos tiempos casi en cada asunto en el que coinciden las competencias de energía, medio ambiente, agricultura o ganadería. Ha ocurrido con el despliegue de renovables, con la protección del lobo o con la Ley de Caza, pero el plan de la Junta que otorgaría más derechos de riego en Doñana les ha hecho coincidir. Horas antes del encuentro entre Ribera y el comisario de Medio Ambiente, Planas dejaban claro desde Madrid que en este caso no hay divergencias y que la preocupación con respecto a los agricultores de Huelva no tiene que ver con prometer un agua que no existe, como el Gobierno reprocha que hace la Junta, sino por la crisis de reputación que pueden sufrir los frutos rojos, especialmente la fresa, que se produce en Huelva y que surte en buena medida los comercios del resto de la UE. Y por extensión, el daño que la proposición de ley auspiciada por el PP y Vox en el Parlamento de Andalucía puede hacer a todo el sector español de frutas y hortalizas.

"No solo he estado siempre al lado del sector, también les he acompañado en toda esta tarea tan importante de abastecer al mercado nacional y ser referente en la exportación a mercados europeos e internacionales", ha dicho Planas en rueda de prensa desde Moncloa después del Consejo de Ministros. "Me preocupa muy seriamente el daño reputacional que supone supone respecto de las exportaciones de frutos y en general a las frutas y hortalizas".

Según ha dicho, España exporta cada año frutos rojos por valor de 1.500 millones de euros, de los que un tercio, 500 millones, va al mercado de Alemania. El 40% de las frutas y hortalizas que se consumen en la UE tienen su origen en España, ha incidido. "El trabajo de la inmensa de nuestro agricultura y en particular del sector de frutos rojos se puede ver afectado por una iniciativa" de la que Planas ha dicho que es "claramente ilegal",  "irresponsable", e "irreal" porque con ella la Junta se arroga competencias que no tiene para gestionar el uso de un agua que no está disponible.

"Mi colega la vicepresidenta tercera ya ha anunciado que cuando se complete el trámite y previa consulta a los servicios jurídicos del Estado interpondrá un recurso de inconstitucionalidad", ha dicho Planas en una alineación pocas veces vista con Ribera. "Doñana es a la biodiversidad lo que el Prado a la pintura, algo que tenemos que defender porque es nuestro patrimonio, y este Gobierno va a hacer todo lo que sea necesario", ha advertido.

Visita de la Junta a Bruselas

Justo en el día en que el Gobierno andaluz se ha quejado de que el Gobierno no les ha tenido en cuenta "absolutamente en nada" ante su reunión con el comisario, Ribera ha trasladado la petición de explicaciones a Moreno. Formalmente, Sevilla debería trasladarlas a Madrid, para que sea el Ministerio quien conteste a la Comisión, aunque una delegación de la Junta se desplazará el 3 de mayo a Bruselas para dar su versión al gabinete de Sinkevicius.

Según el consejero andaluz de Medio Ambiente, Ramón Fernández-Pacheco, irán con "una única arma, la verdad, para desmontar las mentiras del Gobierno central". Fernández-Pacheco ha acusado al Gobierno de estar "empeñado en que Andalucía se convierta en campo de batalla electoral de Sánchez".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento