El calentamiento súbito estratosférico se ha consumado este 17 de febrero: así afectará a España

  • Según los expertos, este fenómeno podría traer próximamente aire frío y borrascas a la Península.
  • La última vez que se produjo fue el 5 de enero de 2021, días antes de Filomena.
Representación del calentamiento súbito estratosférico sobre el polo norte.
Representación del calentamiento súbito estratosférico sobre el polo norte.
WXCHARTS.COM
Representación del calentamiento súbito estratosférico sobre el polo norte.

En los últimos días, se ha hablado mucho del un posible calentamiento súbito estratosférico que ya se ha convertido en una realidad y este viernes se ha extendido por la estratosfera del hemisferio norte, por lo que en las próximas semanas España podría verse afectada por la llegada de aire frío y borrascas.

Este fenómeno, del que se sabía que podía ocurrir desde el pasado enero, se traduce en una inversión de los vientos zonales del oeste que soplan en torno al polo norte, explica Víctor González, experto de Meteored. Este vórtice se ha desplazado sobre Europa y en su lugar se ha desarrollado una corriente opuesta, con vientos del este, sobre el ártico.

Por el momento, este cambio no tiene ninguna influencia directa en la troposfera, que es la capa donde ocurren los fenómenos meteorológicos, y solo afecta a las masas de aire que se mueven por encima de los 30 km de altura. Sin embargo, las previsiones apuntan que en los próximos días se irá propagando a capas cada vez más bajas, por lo que sí podría influir en el tiempo.

Una nueva vaguada apunta a la península a mediados de la próxima semana.

Tal y como explican desde Meteored, un calentamiento súbito estratosférico es "una anomalía positiva de temperatura que se desarrolla rápidamente en la estratosfera, llegando a calentarse más de 50 °C en 2 o 3 días, y que altera significativamente la circulación de vientos de la misma". 

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) agrega que, como consecuencia de ello, "puede producirse un desplazamiento hacia el ecuador de la corriente en chorro polar troposférica, asociado habitualmente a inviernos fríos en el hemisferio norte".

Respecto a si este fenómeno tendrá consecuencias en la troposfera y, por tanto, en latitudes más bajas como la superficie terrestre, la previsión para las próximas semanas no descarta que las masas de aire frío se alejen del ártico y aparezcan en nuestras latitudes, por lo que también traería borrascas.

En este sentido, "los modelos están empezando a ver cambios en la situación meteorológica a escala sinóptica de cara a finales de febrero", sostienen desde Meteored. En principio, un importante anticiclón de bloqueo situado al oeste de Europa acercaría hacia la Península bajas presiones.

El último calentamiento súbito estratosférico que se produjo fue el 5 de enero de 2021, pocos días antes de la llegada de la famosa borrasca Filomena, que provocó nevadas históricas en algunos puntos de la Península, como Madrid capital. Sin embargo, todavía no está clara la conexión entre este fenómeno meteorológico y las nevadas extraordinarias.

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento