Los hoteles son ya un 15% más caros que antes de la pandemia y el turismo extranjero sigue sin recuperar todo su músculo

Cientos de turistas disfrutan de un día de playa en Menorca el pasado verano.
Cientos de turistas disfrutan de un día de playa en Menorca el pasado verano.
MATTHIAS OESTERLE / EP

El turismo, motor tradicional de la economía española, recuperó en 2022 casi toda la potencia perdida durante dos largos años en los que la pandemia gripó sus engranajes. Lo prueban los datos que publicó la semana pasada la patronal Exceltur, que apuntan a que la actividad turística ya supera los niveles de 2019, y lo certifica este martes la estadística de alojamientos en establecimientos hoteleros que publica el INE. Sin embargo, el país emerge de la crisis con hoteles más caros y con un turismo extranjero que sigue sin recuperar aún todo su músculo.

Pasar una noche en un hotel español cuesta ahora, de media, 101 euros, frente a los 89 que suponía hace tres años. El incremento en el precio es del 15%, similar al que han experimentado los precios generales del consumo en ese mismo periodo (11,4%). "Estamos con precios similares al año 2019. Las perspectivas de 2023 de momento son razonablemente buenas, pero todos sabemos que tenemos acontecimientos que pueden hacer cambiar el mercado", ha señalado este martes Ramón Estalella, presidente de la patronal hotelera Cehat.

Sin embargo, no todos los establecimientos han ajustado sus precios por igual. Los hoteles de cinco estrellas han elevado el precio de la habitación un 19% en comparación con 2019, mientras que los de una sola estrella apenas los han subido un 4,6%, muy por debajo de la inflación registrada en el periodo.

Tampoco los precios han evolucionado igual en todas las zonas del país. Los destinos que más se han encarecido son Baleares (un 21% más caro que en 2019), Andalucía y Canarias (un 17%) y Aragón y Madrid (15%). Por contra, Castilla- La Mancha, País Vasco (7% ambas) y Cataluña (8%) mantuvieron precios más estables.

Las provincias en las que más caro resultó hacer noche en un hotel fueron Santa Cruz de Tenerife (119 euros), Barcelona (118); Málaga (113) y Guipúzcoa (113). En el otro lado del espectro, Albacete y Palencia (51 euros por noche) fueron las provincias más económicas.

Faltan seis millones de turistas

Según los datos que publica el INE, el año pasado se alojaron en la red de establecimientos hoteleros nacionales casi 103 millones de viajeros, todavía un 6% menos que el nivel registrado en 2019. Para encontrar a esos seis millones de turistas que todavía faltan por volver hay que buscar más allá de las fronteras. El año pasado, la llegada de turistas extranjeros era todavía un 11% más baja que la registrada el último año antes de la pandemia.

Los casos de Alemania y el Reino Unido son llamativos. Las dos grandes gallinas de oro para los hoteleros españoles son los viajeros británicos y alemanes, dos nacionalidades que no han vuelto a visitar España tanto como antes. El año pasado se alojaron en España un 7,5% menos de viajeros británicos y un 9,2% menos de alemanes que antes de la pandemia. Pero estas dos nacionalidades no son las únicas que explican las cifras. Faltan también turistas italianos, estadounidenses, japoneses, rusos... 

El destino preferido de los viajeros (españoles o no) fue la Costa Blanca valenciana, que acumuló 2,2 millones de pernoctaciones (un 6% menos que 2019). Después, aparecen la Costa del Sol (Málaga), con 2,1 millones de visitas de extranjeros (un 10,4% más) y Barcelona, ciudad en la que se alojaron 1,7 millones de viajeros internacionales (un 6,3% más). Y las zonas turísticas que más crecieron fueron las islas, especialmente La Gomera y La Palma (Canarias), donde las visitas se han incrementado un 30%.

La brecha que se mantiene puede reflejar todavía cierto efecto pandémico. Los primeros meses de 2022 se vieron afectados por la expansión de la variante ómicron, que limitó las llegadas de visitantes, especialmente desde otros países. Esta hipótesis la refuerzan los datos: a partir de agosto el turismo extranjero ha superado todos los meses los registros prepandemia. No obstante, también existe la posibilidad de que España haya perdido competitividad hacia otros destinos más baratos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento