"Su crimen fue bailar con el pelo al viento": así es Toomaj Salehi, el rapero iraní que podría ser ahorcado por "corrupción en la tierra"

Toomaj Salehi, el rapero iraní, conocido como Toomaj, que podría ser condenado a pena de muerte por su apoyo a las protestas nacidas tras la muerte de Mahsa Amini.
Toomaj Salehi, el rapero iraní, conocido como Toomaj, que podría ser condenado a pena de muerte por su apoyo a las protestas nacidas tras la muerte de Mahsa Amini.
INSTAGRAM/toomajofficial

Irán sigue en la calle. Las protestas no acaban y el régimen sigue entre sorprendido y superado por una revuelta -no sólo de mujeres y no sólo de jóvenes- que pide más justicia y democracia. La última víctima de las autoridades iraníes es un famoso rapero. Se llama Toomaj Salehi, pero es conocido por su nombre de pila Toomaj.

Es famoso en todo el país por sus comprometidas letras. Desde hace unos años, los raps de Salehi señalan claramente con el dedo las trampas y los excesos de la República Islámica de Irán. En una de sus últimas canciones canta: "El crimen de alguien fue bailar con su pelo al viento. El crimen de alguien fue ser valiente y criticar... 44 años de su gobierno. Es el año del fracaso".

Con estas "armas" el rapero mostraba su apoyo a las protestas que sacuden Irán desde la muerte el 16 de septiembre de Mahsa Amini, la joven que fue detenida por la Policía de la moral por llevar mal puesto el velo islámico. Las movilizaciones piden -como las letras de Salehi- el fin de la República Islámica.

El pasado 30 de octubre fue arrestado. Según los medios del régimen, el músico fue detenido en un cruce de fronteras, cosa que ha desmentido el administrador de las redes sociales de Salehi. Éste asegura que la detención tuvo lugar en la provincia de Chaharmahal y Bakhtiari (suroeste de Irán) no en una provincia fronteriza. La agencia de noticias Fars, afiliada a la Guardia Islámica, describe al artista como uno de los "líderes de los disturbios que promovieron la violencia".

El crimen de alguien fue bailar con su pelo al viento. El crimen de alguien fue ser valiente y criticar... 44 años de su gobierno. Es el año del fracaso", canta Toomaj

Según la familia, Salehi fue detenido violentamente el pasado sábado junto con dos de sus amigos: el campeón de boxeo Mohammad Reza Nikraftar y el kickboxer Najaf Abu Ali. De ninguno de los tres se ha sabido más. "Me desperté a las dos de la mañana con una llamada telefónica de la amiga de Toomaj diciendo 'se ha filtrado nuestro paradero'", dijo el tío del rapero, Eghbal Eghbali, en declaraciones a la CNN.

Cuenta que se enteró a través de los amigos de Salehi esa misma mañana de que unas 50 personas habían asaltado la residencia de su sobrino en Chaharmahal y Bakhtiari. El tío de Salehi asegura que su sobrino está detenido en una prisión de la ciudad de Isfahan y que tiene información de que fue torturado.

Le acusan de "haber desempeñado un papel clave en la creación de disturbios y en el fomento de los recientes disturbios"

Toomaj, de 32 años, fue detenido por "haber desempeñado un papel clave en la creación de disturbios y en el fomento de los recientes disturbios en la provincia de Isfahan y en la ciudad de Shahinshahr", dijo entonces el fiscal de la ciudad de Isfahán, Mohamad Musavian.

Acusado del delito de "corrupción en la tierra"

Lo más grave, detalla EFE, es que el músico ha sido acusado de "corrupción en la tierra", un cargo que engloba una serie de delitos contra la seguridad pública y la moral islámica. Este delito puede costarle la vida porque en el país persa está castigado con la horca.

Toomaj se enfrenta además a las acusaciones de "propaganda contra el régimen, cooperación con estados hostiles, difusión de mentiras, incitación a la violencia", según informó este domingo la agencia de noticias oficial ISNA.

Ya fue detenido, juzgado y condenado en 2021 por "propaganda contra el régimen" y por "insultar a la autoridad suprema"

El Club de Jóvenes Periodistas, respaldado por el Estado iraní, ha publicado el vídeo de un hombre con los ojos vendados que decía ser Toomaj y que admitía -aparentemente bajo coacción- haber cometido "un error".

No es la primera vez que las fuerzas de seguridad iraníes encarcelan a Salehi. El año pasado, el 12 de septiembre, fue detenido en su casa de Isfahan. Se le acusó de "propaganda contra el régimen" y de "insultar a la autoridad suprema". Tras ser puesto en libertad, fue juzgado en enero de 2022 por el Tribunal Revolucionario Islámico de Shahin Shahr, que le condenó a seis meses de cárcel y a una multa.

Irán sigue inmerso en protestas desde la muerte en septiembre de Mahsa Amini. Las movilizaciones han ido evolucionando y ahora los manifestantes piden el fin de la República Islámica fundada por el ayatolá Ruholá Jomeiní en 1979.

De los 15.000 detenidos por el régimen, al menos 2.000 están acusados y seis ya han sido condenados a muerte

Las autoridades judiciales han acusado de diversos delitos a al menos 2.000 de los 15.000 detenidos, de los que seis han sido condenados a muerte hasta ahora. En la represión han muerto al menos 342 personas, según la ONG Iran Human Rights, con sede en Oslo.

El fútbol, escenario de protestas

En Catar, la selección iraní de fútbol intenta centrarse en lo suyo; en jugar al fútbol y hacer el mejor papel posible en la Copa del Mundo. Pero los futbolistas no han querido ser ajenos al drama que vive el país. En su primer partido decidieron no cantar el himno cuando éste sonó por la megafonía del estadio para mostrar, en lo que se interpretó como un respaldo velado a las protestas.

La televisión estatal iraní, de hecho, interrumpió la emisión para evitar mostrarlo, habida cuenta de que incluso el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, ha advertido públicamente a todos deportistas de que "no falten al respeto" al país. El caso es que en el segundo partido algunos jugadores dieron marcha atrás y cantaron el himno.

El futbolista Voria Ghafouri ha sido detenido por insultar a la selección nacional y "promover mensajes contrarios a los intereses de la República Islámica"

Mientras, en Irán, un futbolista fue detenido el jueves acusado de insultar a la selección nacional y promover mensajes contrarios a los intereses de la República Islámica, según ha informado la agencia Fars. Las fuerzas de seguridad iraníes arrestaron a Voria Ghafouri tras el entrenamiento con su equipo. Medios vinculados a la disidencia se habían hecho eco en los últimos meses de críticas de Ghafouri contra el Gobierno y de los posibles efectos de las mismas sobre su carrera.

La ONU quiere investigar sobre el terreno

Ese mismo jueves, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó la creación de una misión independiente de investigación que tendrá como objetivo "recoger y analizar evidencias" de violaciones de los derechos humanos en la represión de las movilizaciones. El viernes, el gobierno de Irán dijo no reconoce esa misión independiente de la ONU.

"La República Islámica de Irán considera innecesaria y una violación de la soberanía nacional la formación de cualquier mecanismo para examinar los hechos de los dos últimos meses en Irán y no reconoce la misión establecida para ello", indicó el Ministerio de Exteriores iraní.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento