La mitad de las personas sin hogar en España tiene menos de 45 años y el 40% lleva más de tres años sin alojamiento propio

Varias personas con sus enseres duermen en la calle durante la realización del censo de personas en situación de sinhogarismo llevado a cabo por la fundación Arrels, a 15 de junio de 2022, en Barcelona, Cataluña (España).
Varias personas con sus enseres duermen en la calle durante la realización del censo de personas en situación de sinhogarismo llevado a cabo por la fundación Arrels, a 15 de junio de 2022, en Barcelona, Cataluña (España).
Kike Rincón / Europa Press
Varias personas con sus enseres duermen en la calle durante la realización del censo de personas en situación de sinhogarismo llevado a cabo por la fundación Arrels, a 15 de junio de 2022, en Barcelona, Cataluña (España).

La mitad de las personas sin hogar que hay en España tiene menos de 45 años, el 40% lleva más de tres años en esa situación y seis de cada diez presentan síntomas de depresión. Además, la proporción de mujeres sin hogar ha aumentado casi cuatro puntos en la última década, incremento que también ha experimentado la tasa de jóvenes de entre 18 y 29 años, que han pasado de 4.434 de las personas sin hogar en 2012 a los 6.036 detectados en 2022.

Haber crecido en un hogar con dificultades económicas, que haya sufrido la pérdida de un familiar o en el que un miembro se mantenga en una situación de paro prolongado puede llegar a multiplicar las opciones de acabar sin hogar en la edad adulta. Así lo refleja la última Encuesta sobre las personas sin hogar del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos, actualizados este miércoles por primera vez desde 2012, ofrecen información sobre las personas sin hogar de 18 años o más que han sido usuarias de centros asistenciales en municipios españoles de más de 20.000 habitantes. Más allá de reflejar un incremento del 24,5% del número de personas sin hogar atendidas en estos centros (de las 22.938 en 2012 a las 28.552 de este año), la investigación arroja luz sobre las condiciones de vida de estas personas, de su pasado y de su presente. 

Aunque la mayor parte son hombres (76,7%) el INE destaca que la proporción de mujeres en esta situación ha aumentado hasta el 23,3% respecto al 19,7% de 2012. Lo mismo ha sucedido con la proporción de personas sin hogar jóvenes: el 51% tiene menos de 45 años, y las personas sin hogar de entre 18 y 24 años han pasado de sumar 4.434 hace una década a los 6.036 de 2022. Es decir, hay 1.602 jóvenes más sin hogar (usuarios de centros asistenciales de alojamiento o restauración) que hace diez años. 

Pero aquí hay un factor que cambia mucho el panorama, y es la variable de la nacionalidad. El porcentaje de población española con menos de 45 años que se encuentra en esta situación desciende al 34% si se tiene en cuenta esta condición, frente al 68% de la población extranjera. Esto significa que casi siete de cada diez personas sin hogar extranjeras tienen menos de 45 años. Además, estrechando el grupo de edad de 18 a 29 años, la brecha se agranda, e incluso llega a triplicarse: de los 1.407 jóvenes de esa edad españoles, a los 4.629 extranjeros. 

La infancia de las personas sin hogar

Por otra parte, la situación se vuelve crónica para una parte importante de estas personas, y es que cuatro de cada diez personas sin hogar lleva más de tres años sin alojamiento propio y la mitad tiene hijos. Ahora bien, es interesante observar el pasado y la situación familiar previa para poder hacerse una idea de hasta qué punto puede haber influido en su situación actual o, por lo menos, haberla propiciado.

Casi la mitad de los encuestados (45%) asegura que vivió con falta de dinero hasta los 18 años. Al 37% se le murió un familiar durante la infancia y más de un cuarto sufrió el paro prolongado de algún miembro de la familia. 

En cuanto al nivel de estudios, el 76% ha alcanzado la educación Secundaria o incluso cursado estudios superiores. Asimismo, mientras el 12,4% de las mujeres sin hogar tienen estudios universitarios, el porcentaje desciende al 7,7% en el caso de los hombres. 

Seis de cada diez sufre síntomas de depresión

La encuesta aporta también datos sobre la salud mental de estas personas, y evidencia una degradación de su bienestar emocional. Seis de cada diez sufre síntomas de depresión (porcentaje que asciende al 68% en el caso de las mujeres), lo que supone una diferencia abismal respecto al 12,9% de la población general que, según la Encuesta Europea de Salud de 2020, presentaron algún síntoma depresivo. 

El 37,4% manifiesta tener alguna enfermedad crónica, siendo de hecho el trastorno mental la más frecuente (el 9,4% de las personas sin hogar tienen un trastorno mental). 

En esa línea, es igualmente importante destacar que dos de cada diez personas sin hogar tiene alguna discapacidad, y que el 20% de esa proporción tiene un grado igual o superior al 33%. 

Otro factor que destaca la Encuesta como importante asociado a las situaciones de vulnerabilidad y exclusión social de estas personas es su exposición a las agresiones o delitos. El 50,3% de las personas sin hogar ha sido víctima de algún delito o agresión, siendo los más frecuentes los insultos, amenazas, robos y agresiones. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento