El comisario de Justicia de la UE mete presión al Gobierno en su visita a España al apostar por la vía del PP para el CGPJ

El comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders.
El comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders.
Pietro Naj-Oleari

El comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders, inicia este jueves una visita a España para tratar de mediar en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que lleva bloqueada casi cuatro años, aunque a pocas horas de empezar con su frenética agenda de dos días ha tomado partido por la vía que defiende el PP, que es cambiar ya el modelo de elección, en detrimento de la postura del Gobierno de Pedro Sánchez, que se mantiene en el sistema tradicional.

"Lo ideal" sería que la votación de vocales se produjese tras haber cambiado el modelo de nombramientos del CGPJ, ha resumido Reynders en una rueda de prensa antes de partir hacia España. La afirmación supone un paso adelante en la postura de la UE, que hasta el momento pedía cambiar el modelo de elección "inmediatamente después" de renovar el Consejo, por lo que no se decantaba por ninguna de las dos partes explícitamente, pues aunaba lo que proponían unos y otros. 

Ahora, el comisario mete presión al Gobierno de Sánchez. Desde Moncloa, como es de suponer, las declaraciones de Reynders no han gustado porque pone la pelota en el tejado del Ejecutivo, quien lleva casi cuatro años exigiendo al PP que cumpla con su obligación de cumplir la ley. 

El cabreo se ha traducido en un intento del Gobierno por acercar a Reynders, miembro del partido conservador belga Movimiento Reformador, a los postulados populares. Fuentes del Ejecutivo insisten en que el actual modelo lleva "vigente" 35 años y que el PP, con mayoría absoluta en la primera legislatura de Mariano Rajoy, lo reformó sin los postulados maximalistas que exponen ahora. Además, señalan que no creen en un modelo "gremial" sino en uno democrático porque es "un poder del Estado".

Así, la titánica tarea de mediar a la que se enfrenta el comisario belga, que comienza este jueves a reunirse con partidos y asociaciones jurídicas, se antoja todavía más difícil de lo que parecía ayer mismo. En los próximos dos días pretende conseguir lo que no ha logrado nadie tras casi cuatro años: acabar con el bloqueo del CGPJ.

Hay quienes dudan, antes de que comiencen las conversaciones, que el comisario vaya a marcar la diferencia, en vista de que las anteriores advertencias de la Comisión Europea y el reciente anuncio de dimisión del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, no han movido un ápice las posturas del Gobierno y el PP frente al bloqueo.

Reynders, sin embargo, ha cerrado una agenda apretadísima y se reunirá "por separado" con todos (o casi todos) los actores implicados en este bloqueo con la total intención de "favorecer el diálogo entre los responsables", según declaró antes de partir a España.

Por su parte, el PP, que estaría dispuesto a reunirse este jueves a tres bandas con el Gobierno y la UE para desbloquear el CGPJ, afronta la reunión convencido de que su propuesta va acorde con la de Bruselas. Fuentes del partido apuntan a que el Gobierno "siempre busca culpables, pero no es capaz de afrontar soluciones". Asimismo, creen que el Gobierno no tiene que cuestionar lo que venga a decir el comisario. "¡A ver si este Gobierno va a ser como el de Orban!", exclaman.

Una agenda "apretada"

Este jueves a las nueve de la mañana comienzan las conversaciones con las asociaciones judiciales, aunque Reynders solo tiene previsto hablar con la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria (AJFV), ambas de perfil conservador. Esto no ha hecho sino impulsar las sospechas del Gobierno, que considera que el comisario debería mantener una tercera reunión con Juezas y Jueces para la Democracia, la asociación progresista. 

A lo largo del día habrá más encuentros con varios ministros del Gobierno, entre ellos Pilar Llop (Justicia), Nadia Calviño (Economía), Félix Bolaños (Presidencia) y Alberto Garzón (Consumo), y con la oposición, empezando por Esteban González Pons, del PP, y siguiendo por Edmundo Bal e Inés Arrimadas, en representación de Ciudadanos. 

También este jueves, el comisario de Justicia intervendrá en la Comisión mixta para la Unión Europea en el Congreso. Dicha intervención le servirá para "mantener un contacto con todas las fuerzas políticas", algo que, según declaró Reynders, suele ocurrir "cada vez" que visita un Estado miembro.

El viernes llegará el turno del aún presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, que se verá con Reynders a las 10.30 horas, justo después de que el belga acuda a un desayuno informativo. El comisario verá también, antes marcharse, al presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano, y al fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento