Uno de cada tres profesores madrileños afirma tener a miembros de bandas en sus clases

Miedo por las bandas juveniles en los barrios obreros de Madrid.
Miedo por las bandas juveniles en los barrios obreros de Madrid.
jparis

Las bandas juveniles (anteriormente denominadas latinas) siguen siendo uno de los mayores problemas que debe afrontar la Comunidad de Madrid. Ahora, un tercio de los profesores madrileños admite tener en sus aulas miembros activos de estas organizaciones criminales, en especial de los Trinitarios y los Dominican Don't Play (DDP).

Este es uno, de varios, resultados preocupantes que ha arrojado el III Observatorio de Bandas Latinas de la Comunidad de Madrid realizado por el Centro de Ayuda Cristiano, donde una de las primeras conclusiones significativa de este sondeo es que "uno de cada tres padres de adolescentes y profesores considera que las bandas son la principal amenaza que sus hijos y alumnos pueden encontrar en sus centros de estudio y barrios", muy por encima de la venta de drogas, la inseguridad ciudadana, los locales de apuestas y juego, y el vandalismo adolescente.

Incluso para algunas asociaciones de padres (AMPAS) han solicitado instalar arcos detectores de armas en los accesos a los centros educativos. Este informe también destaca que un 10% de los profesores relacione a las bandas con la prostitución. Este fenómeno ya había sido detectado por el Centro de Ayuda Cristiano, que en los últimos tiempos ha tenido que implementar programas de reinserción para chicas jóvenes que comenzaron en este mundo al poco tiempo de ingresar en una de estas organizaciones al tener que aportar recursos económicos para sufragar las necesidades de la banda.

La encuesta, encargada a la empresa GAD3, ha sido realizada a 130 centros educativos concertados, 108 públicos y 25 privados de 22 municipios de la región, incluyendo 16 distritos de la capital. Además, es destacable que los docentes aseguran que algunas de las causas de empezar a formar parte de una de estas bandas es el sentido de pertenencia al grupo, la exclusión social, la falta de expectativas vitales, el absentismo o fracaso escolar, entre otras.

También es relevante de esta encuesta que un 89% de los padres y un 81% de los profesores ven necesario la organización de charlas y testimonios de expandilleros en sus centros de enseñanza, además de la elaboración de estrategias integrales en los barrios, así como el endurecimiento del régimen de los Centros de Menores.

Indignación en los colegios

Varios de los colegios e institutos que aparecen en el listado del III Observatorio de Bandas Latinas en la Comunidad de Madrid, que elaboró el Centro de Ayuda Cristiano, han criticado estos resultados porque muchos de los centros niegan cualquier vinculación o presencia de bandas, así como que hay "sensibilidad" a la captación.

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos Giner de los Ríos ha transmitido a este medio que considera que se utiliza una "terminología completamente ambigua, que puede dar lugar a múltiples interpretaciones, y cree que la muestra es insuficiente para dar la información como fiable".

Por su parte, el Centro de Ayudo Cristiano ha publicado un comunicado tras la polémica con los centros educativos: "en relación a la controversia surgida por la difusión de un listado de 34 escuelas con sensibilidad especial a la problemática de las bandas juveniles, y tras las protestas de varios colegios sobre la toma estadística de datos en dicha muestra elaborada por GAD3, el Centro de Ayuda Cristiano ha optado por retirar dicho listado de su III Observatorio de Bandas Juveniles".

Plan antibandas

En febrero de 2022, la Delegación de Gobierno de la Comunidad de Madrid inició un plan antibandas para la detención de miembros integrantes de estas organizaciones. Hasta agosto, la Policía Nacional ha detenido a 772 personas, incautado 485 armas y levantado 4.383 actas por posesión de droga, identificando a 86.697 personas.

El estudio cifra en 2.500 los miembros y simpatizantes de bandas juveniles violentas que viven en la Comunidad de Madrid, frente a los 400 que tiene fichados la Policía Nacional en su demarcación, una cifra que se mantiene estable desde el año pasado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento