El protocolo británico sitúa a las monarquías europeas alrededor del féretro de la reina y a Joe Biden, en la fila 14

Gráfico de la situación de los invitados al funeral de Isabel II
Gráfico de la situación de los invitados al funeral de Isabel II
Henar de Pedro

Aunque llegaron en autobús, por motivos de seguridad, los monarcas y mandatarios de todo el mundo que han acudido a prestar sus respetos a la reina Isabel II fueron ayer el objetivo de los cientos de miles de personas que se echaron a la calle en Londres para despedir a su jefa de Estado durante siete décadas. Pero ¿quién se sentó con quién en el funeral? Las imágenes de la misa oficiada en la abadía de Westminster han permitido finalmente desvelar la distribución de las autoridades durante el oficio religioso, en las que el protocolo británico ha primado a las casas reales europeas frente al resto de invitados.

El ataúd con los restos de la reina ha quedado situado justo en el centro del crucero y, al lado derecho, le ha acompañado su familia directa, entre ellos, sus cuatro hijos y ocho nietos. Justo enfrente, el protocolo británico ha colocado al resto de familias reales europeas, siguiendo un mismo criterio: primero, los monarcas reinantes e, inmediatamente a su derecha, o los herederos (como en el caso de Margarita de Dinamarca, acompañada por su hijo Federico) o los eméritos. Así, además de don Juan Carlos y doña Sofía, también Beatriz de Holanda se ha podido ver a la derecha de su hijo Guillermo y su nuera Máxima.

El criterio para la ubicación de las más de 500 autoridades mundiales que han convertido a Londres en la capital del mundo por unas horas ha provocado escenas curiosas, como que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acostumbrado a ser el protagonista en todo acto al que acude, estuviera sentado en la fila 14, inmediatamente detrás del presidente polaco, Andrzej Duda. Su mujer Jill ha tenido de compañero de asiento al presidente suizo, Ignazio Cassis.

Carlos III visiblemente afectado en el funeral de su madre, la reina Isabel II.

También en esas últimas filas han sido sentados el presidente francés, Emmanuel Macron, o la primera dama de Ucrania, Olena Zelenska, que también se ha trasladado a Londres para la misa funeral de Isabel II. Otros mandatarios con presencia en el oficio religioso han sido el brasileño Jair Bolsonaro, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, o la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern.

Por otra parte, los primeros ministros de Reino Unido aún vivos -Liz Truss, Boris Johnson, Theresa May, David Cameron, Gordon Brown, Tony Blair y John Major-, junto a sus cónyuges, tenían lugar reservado juntos.

El rey Carlos III, junto a sus hermanos y sus hijos, encabeza el cortejo fúnebres que acompaña el féretro de Isabel II.
El rey Carlos III, junto a sus hermanos y sus hijos, encabeza el cortejo fúnebres que acompaña el féretro de Isabel II.
GTRES

Alrededor de la reina

Justo enfrente del ataúd, en el primer banco situado en primera fila, acompañaron a Isabel II su hijo mayor, el rey Carlos III y la reina consorte, Camilla, junto al resto de hijos de la monarca y sus cónyuges: la princesa Ana y su marido, Timothy Laurence; el príncipe Andrés; y los duques de Wessex (el príncipe Eduardo y su mujer, Sofía). A su lado, han seguido el funeral el Príncipe de Gales, Guillermo, junto a su hijo mayor, segundo en la línea de sucesión (el príncipe George), su hija mediana Charlotte y su mujer, Kate Middleton. A la derecha de la princesa de Gales, los dos nietos mayores de Isabel II, Peter Phillips y Zara Tindall, y el marido de esta.

Otros miembros de la familia real presentes han sido los primos de la finada (el príncipe de Kent, la princesa Alejandra o el duque de Gloucester), así como el hijo de la reina consorte, Tom Parker-Bowles. Entre la familia política, también se han podido ver entre los asistentes a los padres de la princesa de Gales, Carole y Michael Middleton.

En segunda fila, justo detrás de su padre, el Príncipe Harry y Meghan Markle se acomodaban junto a sus primos Louise, Jacobo y Beatriz de York, junto a su marido. En el banco de al lado, y también en segunda fila, Eugenia de York y su esposo, acompañados por la madre de ella, Sarah Ferguson.

Enfrente de la familia real británica, y al otro lado del ataúd, los representantes de las monarquías europeas. En primera fila, la danesa (representada por Margarita II y su hijo Federico), la sueca (con los reyes Carlos Gustavo y Silvia) y la holandesa (los reyes Guillermo y Máxima y la reina emérita, Beatriz).

En segunda fila, los reyes Felipe y Letizia y los eméritos han compartido bancada con Sonia y Harald de Noruega y, en la tercera, el protocolo ha ubicado a los belgas Felipe y Matilde, a Enrique y M.ª Teresa de Luxemburgo y a Alberto y Charlene de Mónaco. Más atrás, se ha podido ver a Pablo de Grecia y Marie Chantal Miller.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento