Muere Isabel II a los 96 años tras siete décadas de reinado

La reina Isabel II, en una imagen de archivo.
La reina Isabel II, en una imagen de archivo.
RAY TANG / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO
Isabel II fallece a los 96 años en su residencia de Balmoral.

La reina Isabel II murió este jueves a los 96 años. La monarca más longeva, la mujer que ha representado al Reino Unido durante siete décadas, la joven que accedió al trono de forma repentina y que cumplió con su deber hasta el último día, fallecía "en paz" en su residencia de Balmoral, como informó la Casa Real británica a las 19.30 de la tarde. El mismo escrito que minutos después colgarían los guardias en la reja principal del palacio de Londres. Donde la bandera británica ondea a media asta poco más de un año después de que hiciera lo mismo por la muerte de su marido, Felipe, el duque de Edimburgo.

Como si el tiempo se hubiese propuesto ser portador de las malas nuevas, a unos 1.600 kilómetros, un espectacular arcoíris doble coronaba el Palacio de Buckingham, su residencia oficial. Rezos, lloros, flores y paraguas dejaban una estampa que reflejaba una única emoción: la consternación de los británicos ante las noticias sobre su reina. Aquella que asumió un poder para el que no estaba llamada, a los 25 años. Quien durante sus más de 25.000 días de reinado vio desfilar por Downing Street a 15 primeros ministros. A las 19.30 horas se produjo el silencio en todas las cadenas británicas, para anunciar la ya asumida, pero a la vez temida noticia: la reina había muerto. 

"Declaro ante vosotros que mi vida entera, ya sea larga o corta, estará dedicada a vuestro servicio y al servicio de nuestra gran familia imperial, a la cual todos pertenecemos", prometió Isabel II al asumir la corona con apenas 25 años, en 1952. Una promesa que, sin duda, ha conseguido pese a las polémicas en las que en ocasiones se ha visto inmersa: una monarca que se mantuvo, en la que ha sido finalmente una larga vida, al servicio del pueblo británico hasta el final.

Su muerte activa la llamada 'Operación Puente de Londres', diseñada en 1960 para cuando llegara este día de luto nacional. El cuerpo sin vida de la reina será trasladado desde Escocia a la capital británica, donde se oficiará el funeral dentro de 10 días, en los que se organizará toda la ceremonia con el protocolo o las invitaciones a otras familias reales y mandatarios.

En "un momento de máxima tristeza", el nombrado automáticamente como Carlos III de Inglaterra, hijo de Isabel II, pasa a ser el nuevo jefe de Estado. Tras pasar la noche en Escocia, se trasladará este viernes a Londres para emprender el "periodo de luto y cambio" al que se tendrá que enfrentar en las próximas semanas.

Un arco iris en el Palacio de Buckingham.
Un arcoíris en el Palacio de Buckingham.
EFE/EPA/NEIL HALL

A lo largo del día, los hijos, nietos y otros familiares de la soberana se fueron trasladando al castillo escocés de Balmoral, una de las residencias favoritas de la reina, donde pasaba sus veranos, y en la que exhaló su último aliento.

Llovía en Escocia cuando su hijo y ya rey de Inglaterra, Carlos, y su mujer Camila, llegaban a mediodía para pasar las últimas horas junto a su madre. Después lo hacía Ana, su única hija. Tras aterrizar en Aberdeen, Guillermo -duque de Cambridge y siguiente en la línea de sucesión- condujo hasta Balmoral llevando a sus tíos en el mismo coche. Una imagen capturaría la seriedad que sujetaba la compostura de Guillermo al volante, el príncipe Andrés de copiloto, y el príncipe Eduardo y su mujer Sofía en los asientos de atrás.

El mundo entero aguardó durante horas alguna novedad que se sumase a la única que había anunciado la casa real británica: la "profunda preocupación" por el estado de salud de la reina. Mientras, líderes políticos de todo el mundo lanzaban mensajes de apoyo en redes sociales y las personas que se habían ido congregando a las puertas del palacio real superaban ya el millar. Finalmente, a las 19.30 se produjo el anuncio oficial. El ya rey Carlos III de Inglaterra, tras más de cincuenta años como príncipe de Gales, transmitía sus primeras palabras como monarca en un sentido comunicado en que destacaba las virtudes de una madre... y de una reina: "Lloramos profundamente la muerte de una reina querida y una madre muy amada", compartió. Su hijo Harry, que se desvinculó de la Familia Real por las disensiones entre su mujer, Meghan Markle, y Buckingham, llegó a Balmoral una hora después de que se comunicara el fallecimiento de su abuela, mientras su mujer permanecía en Londres. 

El príncipe Guillermo, duque de Cambridge, conduce un coche en el que viajan el duque de York y el conde y la condesa de Wessex hacia Balmoral, en Escocia.
El príncipe Guillermo, duque de Cambridge, conduce un coche en el que viajan el duque de York y el conde y la condesa de Wessex hacia Balmoral, en Escocia.
Andrew Milligan/Europa Press

Durante siete horas, Reino Unido había estado aguantando la respiración. Desde que la Casa Real expresó al mediodía la "preocupación" de los médicos ante el estado de salud de la reina, un cúmulo de nubes oscureció el cielo para dejar caer un chubasco sobre los ciudadanos que se habían ido concentrando en la capital británica.

La atmósfera en todo el país era sombría. No sonaban trompetas de la orquesta del cambio de guardia en el Palacio de Buckingham, y los tradicionales desfiles fueron sustituidos por un solitario cartel que anunciaba la cancelación del acto. Las agendas de los familiares se suspendieron y medios nacionales como la BBC, en la que sus presentadores informaban de riguroso negro, cortaron su programación para informar cada segundo sobre un día que quedará marcado en la historia.

Un guardia en la explanada del Palacio de Buckingham en Londres, Gran Bretaña, 08 de septiembre de 2022.
Un guardia en la explanada del Palacio de Buckingham en Londres, Gran Bretaña, 08 de septiembre de 2022.
EFE/EPA/NEIL HALL

70 años en el trono

Isabel II celebró este 2022 su Jubileo de Platino, que conmemoró sus 70 años en el trono, un récord en la historia británica. Igualmente batió otro récord al convertirse en la segunda monarca que más tiempo ocupó el trono en todo el mundo, solamente por detrás de Luis XIV. El denominado como Rey Sol estuvo en el poder más de 72 años. Era la jefa de Estado del Reino Unido y también de otros quince países, conocidos como los Reinos de la Mancomunidad Británica de Naciones.

La reina, que estuvo casada durante 73 años con el príncipe Felipe, duque de Edimburgo, hasta su fallecimiento en abril de 2021, tenía cuatro hijos, ocho nietos y doce bisnietos. Ahora, el mayor, se ha convertido automáticamente en el rey Carlos III

Mostrar comentarios

Códigos Descuento