El sangriento historial de más de 53 asesinatos que acompaña a 'Txapote' y Parot, los dos últimos presos de ETA acercados al País Vasco

Henri Parot, en la Audiencia Nacional.
Henri Parot, durante un juicio en la Audiencia Nacional.
EFE

El Ministerio del Interior ha decidido el traslado de trece presos de la banda terrorista ETA a una cárcel del País Vasco. Según las asociaciones de víctimas, de los 179 presos etarras que siguen internos en España, el 70% cumplen condena en prisiones vascas o navarras.

Entre los etarras que pasan a esta prisión vasca destacan Henri Parot, autor de 39 asesinatos, y Javier García Gaztelu, alias Txapote, exdirigente de ETA y asesino de Miguel Ángel Blanco.

Henri Parot, el terrorista "francés"

A Henri Parot se le imputan 82 asesinatos. Tras 26 sentencias condenatorias, por 39 de ellos, sumó casi 4.800 años de prisión. Cumple una condena acumulada de 41 años por asesinatos, homicidios, atentados, organización terrorista, colaboración con banda armada, estragos, lesiones, falsificación y tenencia de explosivos y armas.

Nació en Argel en 1958, cuando era parte de Francia y por ello tenía nacionalidad francesa. Sus padres eran del sur de Francia y allí marchó en 1975. En Bayona, con 16 años, se integró en la izquierda abertzale y comenzó a estudiar euskera. Eran los años en que esta parte del país funcionaba como refugio de los prófugos de la justicia española (bien vistos entonces por haber luchado contra la dictadura de Franco).

 Los etarras Henry Parot (izquierda) y Juan Lorenzo Lasa Michelena, Txikierdi, durante el juicio que se sigue contra ellos en la Audiencia Nacional por el asesinato, en noviembre de 1982 en Madrid, del general Víctor Lago, jefe de la División Acorazada Brunete número 1, y para los que el fiscal pide 50 años de cárcel con el nuevo Código Penal.
Henry Parot (izquierda), junto a 'Txikierdi', en un juicio en la Audiencia Nacional.
J.M.Espinosa/EFE

En 1978 Parot contactó con ETA. Al parecer, Domingo Iturbe Abasolo le propone formar parte de un nuevo comando "itinerante", el comando "Argala". Para ser itinerante, o sea, para moverse con mayor libertad, el comando sólo lo integran personas con la nacionalidad francesa.

En una docena de años, el comando "Argala" perpetró 22 atentados. El 2 de noviembre de 1978, Parot cometió su primer asesinato. Junto a Jean-Pierre Erremundeguy dispara en Irún sobre el industrial José Legasa, que se había negado a pagar el impuesto revolucionario. Ese año ETA asesina a 64 personas.

En los 22 atentados del comando "Argala" murieron asesinadas 39 personas y resultaron heridas más de 200, sobre todo militares y guardias civiles. A la cabeza de esa acciones siempre estaba Parot, que con su pasaporte podía entrar en España con facilidad, asesinar y regresar a Francia sin problema.

En su macabro historial están el asesinato del general Guillermo Quintana Lacaci, (con el propio Parot disparando); la voladura de la casa cuartel de Zaragoza el 11 de diciembre de 1987 (murieron 11 personas, entre ellas cinco niñas); o el asesinato en Madrid de Carmen Tagle González, fiscal de la Audiencia Nacional.

El 2 de abril de 1990, el comando de Parot intentó volar la Jefatura de Policía de Sevilla. Para ello, el terrorista conducía un coche cargado con 300 kilos de explosivos. Se encontró con un control rutinario de la Guardia Civil. Al intentar sobrepasarlo se inició un tiroteo con los agentes. Hirió a dos de ellos, pero fue detenido.

'Txapote', el jefe duro de ETA

Conocido también por los alias Jon, Xabier y Otsagi, Francisco Javier García Gaztelu está condenado por la justicia por su participación en al menos una decena de crímenes. Llegó a ser jefe militar de la banda terrorista en los últimos años del siglo XX tras la caída de 'Kantauri'.

El exjefe militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote', durante el juicio seguido contra él y contra Irantzu Gallastegi Sudupe, 'Amaia', en la Audiencia Nacional, por el asesinato en 1998 en Zarauz (Guipúzcoa) del concejal del PP Jose Ignacio Iruretagoyena.
El exjefe militar de ETA Francisco Javier García Gaztelu, 'Txapote'.
EFE / ARCHIVO

'Txapote' representó la línea dura de ETA, junto a su pareja Irantzu Gallastegi Sodupe, 'Amaia'. Nunca mostró arrepentimiento y se opuso a la tregua de 1998.

Se le atribuye la reestructuración operativa de unos veinte comandos y el fortalecimiento de la actividad terrorista de ETA durante los meses siguientes a la tregua.

El exjefe de ETA cumple condena por 14 asesinatos. Ingresó en prisión el 15 de diciembre de 2005 y cumple una condena acumulada de 30 años por asesinatos, atentado y secuestro, entre otros.

Se sabe que participó en:

  • El asesinato de Alfonso Morcillo, sargento de la Policía Municipal de San Sebastián, el 15 de diciembre de 1994.
  • El asesinato del parlamentario vasco del Partido Popular Gregorio Ordóñez, el 25 de enero de 1995.
  • El ametrallamiento de las viviendas militares del cuartel de Loyola, en San Sebastián, el 22 de mayo de 1995.
  • El atentado contra la casa-cuartel de Arnedo (La Rioja), el 17 de agosto de 1995.
  • El asesinato del dirigente socialista Fernando Múgica, el 6 de febrero de 1996.
  • El asesinato de Miguel Ángel Blanco, el 12 de julio de 1997.
  • El asesinato del concejal del Partido Popular en Rentería José Luis Caso Cortines, el 11 de diciembre de 1997
  • El asesinato con bomba lapa de José Ignacio Iruretagoyena, concejal del PP en Zarauz el 9 de enero de 1998
  • El asesinato del concejal popular de Rentería Manuel Zamarreño, el 25 de junio de 1998.
  • El atentado cometido en Sallent de Gállego (Huesca), el 20 de agosto de 2000. Fallecieron asesinados los Guardias Civiles Irene Fernández Perera y José Ángel de Jesús Encinas.

Los otros terroristas trasladados

En total son 13 los terroristas de ETA que pasan a estar internos en Euskadi. Junto a Parot y 'Txapote', la lista la completan Ismael Berastegui, Manex Castro Zabaleta, José Antonio Zurutuza Sarasola, Aitor Agirrebarrena Beldarrain, Oscar Celarain Ortiz, Juan Manuel Inciarte Gallardo, Eider Pérez Aristizabal, Jon Igor Solana Matarrán, Juan Luis Rubenach Roig, Félix Alberto López de la Calle Gauna y Jon Bienzobas Arretxe, quien cumple condena, entre otras causas, por el asesinato en 1996 de Francisco Tomás y Valiente, presidente del Tribunal Constitucional.

El etarra Jon Bienzobas, durante el juicio contra él por el asesinato del ex presidente del Tribuna Constitucional, Francisco Tomás y Valiente.
El etarra Jon Bienzobas, durante el juicio contra él por el asesinato del ex presidente del Tribuna Constitucional, Francisco Tomás y Valiente.
REUTERS

La doctrina Parot

El terrorista de Argel da nombre a una doctrina del Tribunal Supremo sobre la reducción de penas. La defensa de Parot había presentado un recurso y, en 2006, el Alto Tribunal falló que la reducción de penas por beneficios penitenciarios tenía que aplicarse al total de la pena y no al periodo máximo legal de permanencia en prisión impuesto por una condena.

Eso se traducía en que para Parot, por ejemplo, la reducción por beneficios penitenciarios, equivalentes a seis meses de cárcel, se descontarían del total de años de su condena (4.800) y no sobre el máximo legal de cumplimiento (41 años en su caso).

Años después, en 2013, la doctrina Parot fue derogada en 2013 por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La decisión del tribunal de Estrasburgo supuso la salida de varios presos de ETA, que no de Parot.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento