Los turistas en España reservan más tarde y por menos días este verano, y el sector advierte: "El otoño será la prueba de fuego"

ROBER SOLSONA…20220812…VALENCIA….LA PLAYA DE LA MALVARROSA SE LLENA DE BAÑISTAS DEBIDO A LAS ALTAS TEMPERATURAS.
La playa de la Malvarrosa se llena de bañistas debido a las altas temperaturas.
Rober Solsona
ROBER SOLSONA…20220812…VALENCIA….LA PLAYA DE LA MALVARROSA SE LLENA DE BAÑISTAS DEBIDO A LAS ALTAS TEMPERATURAS.

El de 2022 está siendo un verano de buenas sensaciones para el sector turístico, que está recuperando los niveles de ocupación previos a la pandemia, pese al desalentador escenario macroeconómico de fondo, en el que destaca la subida de los precios un 10,8% en el pasado mes de julio. "El turismo no tiene miedo a la inflación, ni en el periodo de precio más alto de toda la temporada se ha visto retraído por las malas noticias económicas”, comentaba el presidente de la Asociación Empresarial Hotelera y Turística de la Comunidad Valenciana (HOSBEC), Toni Mayor, al valorar los datos de ocupación de la primera quincena de agosto. Sin embargo, más allá de la recuperación y a falta de conocer los datos oficiales, hay hoteleros que notan un cambio en el comportamiento de los turistas, que reservan más tarde y disfrutan de estancias más cortas.

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (AEHCOS), Javier Hernández, advierte a 20minutos de que "la estancia media del turista nacional se está reduciendo respecto a antes de la pandemia, pero no por la situación sanitaria, sino por la situación económica de las familias". En la misma línea, desde el Clúster de Empresas Innovadoras en Turismo de la Comunitat Valenciana (ADESTIC), señalan que "los turistas viajan más a lo largo del año, dividiendo sus vacaciones en diferentes periodos del año, no concentrando todo en el verano". A falta de conocer los datos del INE de julio y agosto, la duración media de la estancia turística en nuestro país en junio de 2022 fue de 4 a 7 noches. Aunque el alza de los precios afecta a toda Europa, Hernández matiza que, en el caso de los turistas extranjeros, "se mantiene la estancia media".

El presidente de AEHCOS añade, además, que las reservas hoteleras se realizan cada vez con menor antelación y apunta como causas a una sensación de inseguridad derivada de la inflación desbocada y de la guerra de Ucrania. No obstante, desde ADESTIC recuerdan que esta tendencia ya se detectaba antes de la pandemia de la covid-19, que ha agudizado el proceso. Según un reciente estudio de la agencia de marketing Rebold, un 62% de los viajeros hace su reserva con entre 1 y 3 meses de antelación y un 20% lo hace con tan sólo una semana de antelación. 

"Hemos pasado de un turista que dependía de lo que vendían turoperadores y agencias a un turista que puede componerse él mismo el viaje", observan desde ADESTIC. "Hoy en día un turista puede llegar a un destino sin nada reservado y en 15 minutos conseguir alojamiento y actividades con su móvil", explican desde el clúster valenciano y recuerdan que "la gran tendencia del turismo en los últimos años es la digitalización del turista, el cual tiene un gran poder de consulta, comparación, elección, decisión e incluso opinión".

El gasto se mantiene

Aunque cambie la forma de viajar y los precios se sitúen en los niveles más altos de los últimos 38 años, Hernández recalca que "los turistas no son tan sensibles a los precios como eran antes de la pandemia" y confirma que se notan "los dos años sin poder disfrutar de las vacaciones a causa de las restricciones de la pandemia". Desde HOSBEC reconocen igualmente que "este verano todavía no está surtiendo efecto el alza de precios" y que las vacaciones, el ocio y los viajes se han convertido en una prioridad a la que difícilmente se renuncia.

A la espera de conocer los datos de julio y agosto, según el INE, el gasto medio diario por visitante se sitúo en junio en los 174,49 euros, ascendiendo el gasto medio total por persona a 1.205,39 euros y siendo Reino Unido el país de origen de los turistas que más gastan. Estas cifras son significativamente superiores a las de 2019, cuando el gasto medio diario por viajero se situaba en 163,58 euros y el gasto medio total por persona ascendía a 779,21 euros.

Los buenos datos de gasto se unen a los de ocupación. Según datos de HOSBEC, la primera quincena de agosto ha terminado con datos similares a los de 2019 en la Comunidad Valenciana, donde durante el puente de agosto se ha superado de media el 94% de ocupación. Además, la previsión apunta a que agosto finalizará con ocupaciones medias superiores al 90% y muchos hoteles habrán colgado el cartel de completos en varios periodos del verano. Del mismo modo, la AEHCOS estima que agosto terminará con una ocupación hotelera del 85,83% en la Costa del Sol, logrando así cifras muy similares a las de 2019.

No obstante, a pesar de las buenas sensaciones estivales, el sector turístico se muestra prudente respecto al devenir de los próximos meses, cuando acabe el furor por volver a disfrutar de un verano sin restricciones y alza de los precios empiece a surtir efecto. En ese sentido, desde HOSBEC señalan que "otoño e invierno serán la prueba de fuego". El vicepresidente de AEHCOS añade que, aunque la temporada de reservas no ha comenzado todavía, hay "indicios" para temer un "estancamiento de la demanda", sobre todo a partir de enero de 2023. "Nos preocupa el estancamiento de este ritmo de cara al otoño, puesto que las previsiones de ocupación no han tenido repuntes, arrojando datos de -8 puntos porcentuales en septiembre y -9 puntos porcentuales en octubre respecto a 2019”, asegura José Luque, presidente de AEHCOS.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento