Capturan a un hombre que fabricó un subfusil por piezas con una impresora 3D en un taller clandestino

[MISSING]binding.image.description
La Policía Nacional ha detenido a una persona que disponía de un taller clandestino de impresión de armas en A Coruña
Policía Nacional 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre por su presunta participación en los delitos de fabricación y tenencia ilícita de armas en la provincia de A Coruña

En los dos registros practicados, las autoridades han intervenido un subfusil AR9 ensamblado con piezas impresas en 3D, prácticamente terminado, junto a otras piezas de armas cortas también impresas, armas prohibidas y un total de tres impresoras.

El detenido también tenía en su poder dos ordenadores, planos y documentación de elaboración de armas, una ballesta tiragomas de gran potencia, una ballesta modificada junto a un gran número de flechas, dos miras telescópicas o varias armas airsoft, entre otros efectos incautados. 

El proceso de la investigación 

La investigación comenzó a principios de 2022 cuando se detectó un canal internacional integrado por usuarios de diferentes países que intercambiaban información relativa a la fabricación de este tipo de armas.

De acuerdo con las investigaciones policiales, fueron ubicados los distintos miembros del grupo, mayoritariamente en España y Latinoamérica, detectándose que uno de los usuarios más activos era un ciudadano español residente en Galicia.

Este hombre se ofrecía para dar consejos y facilitar documentación acerca de la elaboración de armas en 3D y, por tal motivo, los agentes realizaron los procedimientos donde se constató la existencia de un taller ubicado en el interior del domicilio del investigado.

Esta actividad era completada en su lugar habitual de trabajo al aprovechar sus conocimientos técnicos en la fabricación de piezas metálicas, las cuales eran necesarias para el completo ensamblaje de las armas que fabricaba.

La lucha de la Policía contra este delito 

La Policía Nacional desmanteló lo que sería el primer taller ilegal de impresión de armas 3D en septiembre de 2020 en una operación denominada 'Odilo'. 

En el proceso fue detenida una persona a la que le fueron intervenidos numerosos efectos que tenían como propósito ensamblar armas a partir de piezas impresas, entre ellos dos impresoras 3D, 19 armazones de arma corta elaborados mediante impresión 3D y diversas piezas fundamentales, el resto de las piezas de armas las obtenía por compras en internet vía paquetería postal.

Además, el pasado mes de mayo se realizó el Congreso Internacional sobre Armas de fuego impresas en 3D, organizado por Europol y en el que participaron miembros de la Policía Nacional en la Universidad de Leiden, ubicada en Países Bajos.

Hasta el momento, este ha sido la mayor plataforma de intercambio de información del mundo sobre la amenaza de las armas impresas en 3D y reunió a más de 120 participantes de 20 países. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento