Sanitarios interinos, ante el decreto del Gobierno: "Va a estabilizar a muchos, pero no solventa el déficit de profesionales"

Médicos
Médicos
EUROPA PRESS

El Gobierno obligará por ley a las comunidades a convocar oposiciones para ocupar con un profesional fijo plazas de médicos, enfermeros o auxiliares como mucho tres años después de que estén ocupadas por un trabajador interno. De esta forma, busca resolver situaciones de interinidad que duran años y décadas, en las que los sanitarios siguen siendo a todos los efectos personal temporal, con retribuciones más bajas que sus compañeros fijos o con problemas cotidianos, por ejemplo, para pedir una hipoteca.

Estos son algunos de los problemas que señalan los profesionales consultados por 20minutos, con más de 10, 15 ó 20 años como interinos. De un modo u otros, ellos son los protagonistas de las dos leyes que, con el decreto que ha aprobado este martes el Consejo de Ministros, se dirigen en estos momentos a convertirlos de eventuales en fijos: la ley de diciembre de 2021, por la que las comunidades consolidarán 67.300 plazas de sanitarios, y el decreto-ley de este martes que, de cara al futuro, obligará a sacar las plazas a concurso cuando lleven tres años ocupadas por un interno.  Su propósito es "limitar la temporalidad" y "atender necesidades con carácter estrictamente coyuntural", ha explicado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al término del Consejo de Ministros.

"El hecho de ser interino no te da una estabilidad completa dentro del sistema porque te pueden desplazar y no tienes acceso a los mismos derechos que un fijo", explica Carlos Morante, médico de Urgencias del Hospital del Henares (Coslada, Madrid) e interino desde hace 15 años. En todo este tiempo, se han convocado al menos tres oposiciones, pero ninguna se ha llegado a celebrar. "Llevamos 20 años sin poder acceder a plazas fijas", lamenta sobre algo que la nueva ley sí obligará, a que sea cada tres años para las que estén ocupadas por personal interno.

Consolidar su plaza le permitiría cobrar el complemento de carrera profesional (entre 300 y 1.000 euros en el caso de los médicos, unos 700 en el de los enfermeros y 300 en el de los celadores), que siendo interinos se les reconoce pero no se les paga, o poder tener trienios o excedencias que les están vetados y que sí puede pedir el personal fijo. Además de la imposibilidad de planificar su carrera y de progresar en su puesto de trabajo, el perjuicio económico es uno de los puntos denunciados por el personal sanitario interino. 

Elena de la Vera, enfermera del Hospital 12 de Octubre (Madrid) e interina desde 1999, denuncia que no tener plaza fija supone una “pérdida económica importantísima”. La misma opinión comparte Eduardo Jara, que lleva desde 1998 como enfermero interino en el Hospital Puerta de Hierro (Madrid). Jara calcula que, de reconocérsele los 24 años que lleva trabajando, cobraría 700 euros brutos más. “El nivel lo tengo, pero no lo cobro porque no soy fijo”, explica.

Dudas sobre el decreto

"Reducir la temporalidad y mejorar la estabilidad", eso es lo que Jara espera del decreto que el Consejo de Ministros ha aprobado este martes. Sin embargo, a pesar de los beneficios que supone dejar de ser interino, entre los profesionales consultados predomina el escepticismo a la hora de valorar la medida. "No creo que vaya a cambiar gran cosa", afirma Elena Cabrerizo, enfermera del Hospital Infanta Sofía (Madrid), donde trabaja como interina desde 2009. "No resuelve el problema real. Lo mismo me echan de un hospital y me mandan a otro con el mismo tipo de contrato", añade. Estas reservas son compartidas por De la Vera, que echa en falta más información sobre las consecuencias prácticas de la medida.

También Morante se muestra incrédulo sobre los efectos reales que tendrá la aplicación de la ley, en la que destaca como principal laguna que no contempla aumentar las plantillas. Ya tiene callo. Recuerda que durante la Covid se les prometió que se crearía la especialidad de médico de Urgencias y todavía siguen esperando. "Las declaraciones del presidente del Gobierno no son una novedad", dice acerca de la entrevista en El País en la que Pedro Sánchez dijo que se iba a hacer fijos a 67.300 sanitarios, algo ya acordado con las comunidades para reducir la temporalidad "disparada" en la Sanidad.

"Va a dotar de más estabilidad a los que llevamos mucho tiempo en situación de interinidad o concatenando contratos eventuales", dice Morante, sobre el paso previo, más precario aún, a ser interino, que consiste en contratos de lunes a viernes, para guardias o de tres en tres meses a los que tienen que acogerse médicos o enfermeros. "Esto lo puede solventar, pero [el decreto] no solventa el déficit de profesionales que tiene la Sanidad. Va a estabilizar a muchos pero ni contrata más médicos, ni más enfermeros ni más auxiliares", lamenta.

Esa precariedad es la que vivió Cabrerizo, que estuvo casi cinco años acumulando contratos de una duración máxima de seis meses antes de que le ofrecieran su actual contrato en régimen de interinidad, cuyas consecuencias, según denuncia, llegan a lo más cotidiano. “Cuando me fui a comprar mi casa, no me daban la hipoteca porque no tenía contrato fijo”, cuenta la enfermera del Hospital Infanta Sofía. “Expliqué que soy trabajadora del Sistema Nacional de Salud, pero a efectos bancarios es como si tuviera un contrato eventual, así que no me daban ni un crédito ni una hipoteca”, añade.

A la espera de resolución

La gran novedad de la ley es que el Gobierno central instará a las comunidades a convocar oposiciones para hacer fijas plazas ocupadas por interinos. Según el decreto, podrán estar así solo tres años, un plazo muy corto en comparación con oposiciones que se convocan cada muchos más años o que se convocan, se celebran pero no se resuelven. Es decir, profesionales con la plaza 'ganada' por oposición que pasan años sin tomar posesión, algo sobre lo que el decreto no se pronuncia.

Ese es el caso de Sonia Melanchunte, celadora del Hospital de Móstoles e interina en este centro desde 2003. Accedió porque se jubiló una persona y, como hacía solo dos años que había habido una oposición, "se dijo que no iba a salir ninguna otra". Se convocó en 2007, pero solo para los profesionales más antiguos, así que ella se quedó fuera. Como no se convocaban elecciones, reconoce que tampoco temió mucho por su puesto de trabajo, porque como interina solo podría ser sustituida por un fijo. Sin embargo, reconoce que "es un sinvivir durante toda la vida".

“Siempre estás con el miedo de que cuando se convocan oposiciones, puede ser tu plaza la que sale y te puedes ir a la calle”, subraya De la Vera. La incertidumbre entre los interinos es una constante. “Te van desplazando porque al ser interino no puedes optar a un sitio fijo en el hospital”, explica Jara. En el mejor de los casos, esos desplazamientos pueden suponer un cambio difícil de compaginar para cada profesional. “El principal problema son los cambios de turnos, a nivel personal es lo que más afecta”, señala Jara, que, aunque está seguro de haber obtenido plaza en la convocatoria de 2019, todavía está a la espera de que la Administración resuelva la oposición.

También Melanchunte pudo por fin presentarse en 2019 y ganó la plaza, pero tres años después todavía no ha tomado posesión por la falta de resolución. Ella sabe que ha aprobado porque "quedó arriba de la lista", pero tiene "compañeros que llevan 15, 16 ó 17 años, que tienen menos nota y no saben si se quedarán en Móstoles o tendrán que irse a otro sitio".

Mientas se resuelve la convocatoria, Melanchunte pierde dinero, ya no por agravio comparativo entre un interino y un fijo, sino porque ya es fija y no le dan su plaza. Se pregunta qué pasará cuando empiece a contar el plazo de tres años para hacer fija una plaza si la resolución se alarga cuatro o cinco años. "A mí me pueden hacer interina hoy, convocar mañana [la oposición] pero si no resuelvo la convocatoria hasta tres años y medio después, me voy a la calle". A esta celadora ya no le afectará el nuevo decreto, pero tiene compañeros a los que sí y que están angustiados. "Muchos de ellos no tienen tiempo suficiente para [estudiar] una oposición de estabilización ni de mérito y muchos se van a ir a la calle", recuerda.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento