Borja Terán  Periodista

La fórmula para el éxito que Arturo Valls ha desvelado (más o menos) a Eva Soriano

Arturo Valls en 'La noche D'
Arturo Valls en 'La noche D'
RTVE

"¿Cómo se hace para agarrarse uno al sitio y no soltarlo?", pregunta, con su particular comicidad, Eva Soriano a Arturo Valls, uno de los pocos presentadores que ha logrado mantenerse casi tres décadas en la primera línea de la televisión nacional.

Difícil cuestión. Valls primero responde con "no hay una fórmula". Pero se lo piensa un poco más y recurre a la palabra comodín: "¿ilusión?". Con interrogantes. No lo dice muy seguro, pues suena a tópico salvavidas. Aunque, en realidad, la ilusión es uno de los motores vitales. También para trabajar en la televisión: el buen presentador se implica, se apasiona y lo contagia. No va a cumplir, va a compartir.

Y Valls comparte. Así que sigue indagando en la inquietud de Soriano y se sincera: "todos hacemos trabajos que nos gustan más y otros que son más alimenticios. Los alimenticios también hay que hacerlos, bien y con ganas", explica.

Ahí es cuando Arturo Valls lanza un consejo a subrayar, aunque pasa desapercibido en el programa que cobija esta entrevista, 'La noche D': "Hay gente que es tan exquisita, que se pone tan exigente, que hay un momento que ya no hay", refiriéndose a que tan importante como saber decir "no" también es ejercer bien el equilibrio para no quedarse sin nada donde elegir.

En televisión, como en la vida, el snobismo no termina siendo un aliado, te puede despegar de la realidad y, en los medios de comunicación, de la propia audiencia. No es nada nuevo. En los ochenta, Carmen Maura aceptó la oferta de presentar 'Esta noche'. Un magacín semanal de entrevistas, debates y actuaciones musicales. Y una actriz con una carrera de gran proyección, de repente, se metía a las varietés televisivas. Para los más puristas de la época, era un error que desvirtuaba su trayectoria. No para Maura, que vio en este programa una oportunidad para crecer. Ella misma decía que en 'Esta noche' seguía haciendo de actriz, interpretando el papel de presentadora.

En televisión se puede hacer todo, todo depende de cómo se haga".

'Esta noche' contaba con unos guiones exquisitos. De hecho, Maura, sin necesidad de levantarse, sentada en la mesa, realizaba monólogos cómicos que servían para inaugurar cada emisión. La popularidad de Maura se multiplicó exponencialmente y no mermó sus cualidades como actriz, simplementen la hizo más reconocible y reconocida por el gran público.

En televisión se puede hacer todo, todo depende de cómo se haga. Carmen Maura llevó a su terreno con inteligencia aquel espacio de Fernando García Tola. Se complementaron bien ambos. Y la tele alimenticia no restó, sumó. Maura no fue snob, salió a disfrutarlo. Como tampoco parece serlo Arturo Valls.

A menudo, ser exigentes se malinterpreta. Tan decisivo como decir no a tiempo, es no quedarse con la duda. Hay que atreverse a hacer, atreverse a adaptarse, atreverse a aprender y atreverse a equivocarse. En eso consiste el juego de la vida, una línea que nunca será recta. Y no pasa nada. Nos salvará esa ilusión que mantiene despierta la capacidad de sorpresa. Incluso con nosotros mismos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento