Cincuenta eurodiputados piden a la CE una investigación sobre las muertes en Melilla

Pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo
Pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo
PARLAMENTO EUROPEO/MATHIEU CUGNOT

La muerte de 37 migrantes del pasado viernes ha causado revuelo en la Eurocámara. Medio centenar de eurodiputados han solicitado este miércoles a la Comisión Europea (CE) que realice una investigación acerca de estas muertes en la valla de Melilla, además, han solicitado que se revisen los acuerdos con Marruecos en términos de control migratorio.

La carta,  promovida por la eurodiputada de Izquierda Unida Sira Rego, expone que la Unión Europea (UE) no puede seguir siendo "cómplice" de sucesos como los sucedidos el pasado fin de semana. En él murieron al menos 37 personas y más de 80 resultaron heridas en la frontera entre Marruecos y España en Melilla.

Los firmantes -todos de los grupos de La Izquierda y los Verdes de la Eurocámara, además de cuatro socialdemócratas- señalaron en la misiva que en la frontera con Marruecos hay una "constante violación" de los derechos humanos, en el contexto de las políticas migratorias apoyadas por la Unión Europea y sus Estados miembros.

En los sucesos ocurridos, el derecho a la integridad física e incluso el derecho a la vida están siendo vulnerados

"Esta forma de control fronterizo viola la normativa europea, incluido el derecho fundamental de asilo, ya que a estas personas no se les permite solicitar protección internacional de su situación individual, y no cumple con los requisitos de protección de Derechos humanos estipulados por la normativa europea, los Tratados de la Unión y la Carta de Derechos Fundamentales", escribieron en la misiva.

Además, han añadido que "en los sucesos ocurridos en los últimos días, el derecho a la integridad física e incluso el derecho a la vida también están siendo vulnerados".

El medio centenar de firmantes de una Eurocámara compuesta por 705 diputados consideraron también que "la Unión Europea está demostrando su visión racista con la política de acogida que plantean y la apuesta por la militarización de fronteras".

Así, estimaron "necesario revisar los acuerdos de la vergüenza con Marruecos o con otros países como Turquía, que suponen mantener y avalar este tipo de política migratoria financiada con fondos públicos europeos".

En la carta, los rubricantes exigieron que se aplique una política migratoria basada en la acogida, los derechos humanos y las rutas legales y seguras.

El propio Parlamento Europeo está este miércoles discutiendo la iniciativa de La Izquierda sobre las muertes en la frontera de Melilla en la sesión plenaria de la próxima semana en Estrasburgo (Francia), una perspectiva que también apoyan los populares europeos.

En España, la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, encargó ya una investigación para esclarecer los hechos registrados a la fiscal de sala coordinadora de Extranjería, Beatriz Sánchez, ante la "trascendencia y gravedad" de lo sucedido. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento