Finlandia, Suecia y Turquía se verán en Madrid para resolver el veto de Ankara a la adhesión de los nórdicos a la OTAN

El pesidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.
El pesidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.
SERGEY DOLZHENKO / EFE

Los jefes de Estado y Gobierno de Finlandia, Suecia y Turquía mantendrán un encuentro este martes en Madrid con el objetivo de desbloquear el veto de Ankara a la adhesión de estos dos países nórdicos a la OTAN, que a finales de esta semana celebra una cumbre de líderes aliados en la capital española.

"No puedo hacer promesas, pero les aseguro que estamos trabajando activamente para lograr progresos porque las solicitudes de Finlandia y Suecia son históricas, reforzarán su seguridad y a la OTAN y será algo que contribuya a la estabilidad en el área euroatlántica", dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa.

Finlandia y Suecia han solicitado la entrada en la OTAN tras la invasión rusa de Ucrania, pero el proceso de adhesión se ha complicado porque Turquía, miembro de la Alianza, acusa a Helsinki y sobre todo a Estocolmo de mantener una política de acogida de militantes kurdos, a los que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusa de terroristas.

Este martes, Erdogan se reunirá en Madrid con los mandatarios de Finlandia y Suecia, el presidente, Sauli Niinistö, y la primera ministra, Magdalena Andersson, respectivamente, por primera vez tras la solicitud de ambos países, si bien la OTAN ya ha auspiciado varias reuniones de altos funcionarios de los tres países en busca de una solución al bloqueo.

Los treinta miembros actuales de la organización transatlántica deben respaldar por unanimidad la entrada de nuevos países, por lo que se necesita el visto bueno de Ankara.

Es pronto para decir qué tipo de progresos podremos lograr para la cumbre

Stoltenberg, que agradeció la disposición de los tres líderes a verse en persona en la capital española para hablar de la adhesión sueca y finlandesa, señaló que en estas reuniones se tratará de lograr "progresos en las solicitudes" de estos dos países y aseguró que "las preocupaciones sobre seguridad de todos los aliados son tenidas en cuenta".

"El objetivo de las reuniones es hacer progresos y es pronto para decir qué tipo de progresos podremos lograr para la cumbre", añadió el secretario general de la Alianza. Si Ankara da su visto bueno a la entrada de Suecia y Finlandia, los dos países participarían en la cumbre como "invitados" oficialmente a entrar en la Alianza.

Este estatus les permitiría participar en todas las reuniones de la OTAN pero aún no estarían cubiertos por el artículo 5 de defensa colectiva, que solo llegaría con la ratificación de la adhesión a nivel nacional de los 30 aliados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento