Vox plantea "ajustes" y se encomienda al tirón de Abascal para sobreponerse al patinazo en Andalucía y a unas expectativas a la baja

  • En la cúpula del partido consideran que son la marca y el líder los únicos con tirón electoral. 
  • "Aun así, y teniendo todos los medios de comunicación demonizándonos, hemos subido un 25%", dicen en el partido
El presidente de Vox, Santiago Abascal, y la candidata de Vox a la Presidencia de la Junta, Macarena Olona, en un acto público en Córdoba. A 4 de junio de 2022, en Córdoba, Andalucía, España 04 JUNIO 2022;CÓRDOBA;ANDALUCÍA;ESPAÑA Rafael Madero / Europa Press 04/6/2022
Macarena Olona y Santiago Abascal, en un mitin en Córdoba el pasado 4 de junio.
R. Madero | EP

Que Vox sacara el 19-J en Andalucía 98.000 votos y dos escaños más que en 2018 y reine la sensación de fracaso, el mal sabor de boca, se explica por dos motivos: las altísimas expectativas generadas y su condena a la oposición, a la irrelevancia frente a Juanma Moreno. Santiago Abascal aventuró 26 diputados y al final fueron 14. Macarena Olona instó a Moreno en el segundo debate a aclarar si sería su vicepresidente y terminó con una mayoría absoluta. Ni macarenazos ni gobierno bicolor en la Junta. La efervescencia electoral, incesante desde noviembre de 2018, ha sufrido un frenazo y en la cúpula del partido ya hablan de aplicar "ajustes".

"Aquí sólo tira la marca y Abascal", admiten desde la dirección del partido. Un reconocimiento implícito de que la estrategia desplegada en la campaña, a cargo del periodista Álvaro Zancajo, ha sido un experimento fallido. "La campaña no ha sido la mejor", reconocen. Vox sacrificó a una de sus figuras en el Congreso para obtener algo importante. La alicantina se sentó en la Maestranza junto a Morante de la Puebla, la caracterizaron en la cartelería como a una mujer de Julio Romero de Torres, una comparación tuiteada por su propio coordinador de campaña; y se vistió de flamenca en la Feria de Sevilla, pero el relato no cuajó. 

Procesos electorales mucho menos trabajados como los de Ignacio Garriga en Cataluña, que se aupó hasta la primera fuerza de la derecha en el Parlament, o Juan García-Gallardo, primer vicepresidente autonómico de la formación, alcanzaron mejores resultados con protagonistas prácticamente anónimos.

¿Hay volatilidad en Vox?

"Aún así, y teniendo todos los medios de comunicación demonizándonos, hemos subido un 25%", contraponen frente a una izquierda que, en su conjunto, ha descendido más de 250.000 votos y 13 diputados. Es la primera vez, sin embargo, que el partido consigue un resultado por debajo de las encuestas. La segunda por debajo de las expectativas: los 24 diputados en las generales de abril de 2019 supieron a poco para un partido que fabulaba con la existencia de votos no captados por las casas demoscópicas, encuestadoras siempre cuestionadas por la formación. El resultado, también es cierto, fue resarcido con los 52 escaños conseguidos en diciembre del mismo año tras la repetición electoral.

El desplazamiento de las siglas y el enfrentamiento de identidades, un Olona vs Moreno en el que nunca se fajó el malagueño, no sedujeron al electorado andaluz. La primera encuesta nacional que refleja el efecto de las elecciones andaluzas, publicada este viernes por los medios del grupo Prensa Ibérica, estima entre 140-144 diputados para el PP en la Carrera de San Jerónimo. Mientras, Vox retrocedería hasta los 37-39. Hace tan solo cuatro meses, con el PP en cuadro tras la guerra interna entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso que desalojó al primero de Génova, el escenario dibujado por los de Abascal, privada y públicamente a través de encuestas de Electomanía, no refrendadas por ninguna otra, eso sí, era el de una disputa por ser la primera fuerza contra el PSOE. 

¿Es más volátil el electorado de Vox que el PP? ¿Tienen los nuevos partidos menos capacidad para resistir las fluctuaciones? "Volátil el PP y Juanma Moreno, que tenían 26 y ahora 58: eso también es volatilidad", argumentan las fuentes de la dirección. "El PP nos lleva 40 años de ventaja, tienen sedes y concejales en todos los pueblos -sostienen-. A nosotros hace cinco años no nos votaba nadie". Desde la madrileña calle Bambú ya miran a las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2023, donde estrenarán un músculo electoral y una implantación inédita hasta ahora. Hablan de unos 2.000 concejales por toda España.

Feijóo y Abascal

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta de Castilla y León y en coalición con Vox, hizo su particular análisis del 'efecto Feijóo' a su entrada en Génova el pasado martes, antes de la Junta Directiva Nacional del partido y el homenaje a Moreno. "Benzemá, cuando recibe el pase de Modric, para él es más fácil meter goles", leyó en clave futbolística. Quería decir Mañueco que Casado, todavía líder nacional cuando los castellanoleoneses votaron el pasado 13 de febrero, no sumaba como lo hace Feijóo.

 "Vemos al PP muy arriba", rebajan en Vox, pese a las llamadas explícitas del líder popular a frenar cualquier atisbo de "triunfalismo". Fuentes del PP apuntan que las disyuntivas permanentes planteadas por Olona en los debates televisivos, o con Vox en el gobierno o ningún otro tipo de entendimiento, engordó el resultado final. La guinda de la campaña. "Eso le habrá funcionado con los suyos, pero no son votos nuestros que se hayan marchado al PP", replican desde Vox.

Aluden como asignatura pendiente a la "gestión de las expectativas": mientras el PP rebajaba sus trackings internos durante la última semana, que ya reflejaban la posibilidad de una mayoría absoluta, Vox difundió un mensaje triunfalista descontextualizado que se estampó con la realidad.

"Los que confrontan son los que están en declive y en decadencia", dijo el presidente del PP el pasado martes. "Este domingo hemos asistido al triunfo de la moderación", sentenció. En el PP atisban como una muestra de que el nuevo credo "centrista" instalado en el partido funciona, que cuando Casado guanteaba por ciertas sentimentalidades con Abascal estaba perdido. En Vox se encomiendan a esa volatilidad para recuperar los buenos pronósticos. "Todos los suflés bajan", dijo un miembro de la cúpula del PP hace varias semanas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento