Sigue el juicio de Johnny Depp con el surrealista testimonio de un testigo de Amber Heard: "¿Marlon Brando no está muerto?"

Amber Heard y Johnny Depp en la 20ª sesión del juicio.
Amber Heard y Johnny Depp en la 20ª sesión del juicio.
YOUTUBE

Continúa el juicio por difamación que enfrenta a Johnny Depp y Amber Heard. El litigio, que comenzó el 11 de abril, está previsto que dure seis semanas en el tribunal de Fairfax (Virginia, Estados Unidos). Este lunes, 23 de mayo, ambos actores se han vuelto a ver las caras en su vigésima cita judicial.

El artista pide a su expareja 50 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras Heard, por su parte, responde con una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones.

Todo ello ha provocado un largo proceso judicial en el que se han aportado diferentes pruebas gráficas, y distintos testigos, extrabajadores y amigos de la pareja han declarado para intentar discernir el comportamiento de ambos dentro de la relación.

Además, está siendo un juicio muy mediático, tanto nacional como internacionalmente, y seguido en directo por diferentes medios y canales de televisión, superando las audiencias que generó el proceso legal de O. J. Simpson.

"La amputación del dedo no fue por el lanzamiento de una botella"

El primer testigo del día es el doctor Richard Moore, un doctor ortopédico especializado en cirugía de la mano. En un interrogatorio realizado por el equipo legal de Amber Heard, el médico asegura que realizó una operación a Johnny Depp tras una amputación que sufrió en Australia en marzo de 2015, y ha constatado que las imágenes que le han mostrado de las heridas y las radiografías correspondían a ese momento.

"¿Se produjo como consecuencia del lanzamiento de una botella de vodka?", le preguntaron los abogados de la defensa. "No", respondió el cirujano.

Lo que se intenta constara con el testimonio del doctor es el motivo de la herida, pues Johnny Depp aseguró que la amputación se produjo después de que su expareja le lanzara una botella de vodka, mientras que Amber Heard contó que la lesión se la hizo el actor tras estrellar un teléfono contra la pared.

Por su parte, la abogada de Depp, Camille Vasquez, aclaró que el actor ya había dicho que la botella no le golpeó desde arriba, de ahí que la lesión no sea como él cree. Y recalcó que el cirujano no estuvo en el accidente, por lo que no puede constatar que la amputación no sucediera por el golpe de una botella.

"No puedo descartar nada por completo... No puedo descartar que la lesión haya sido causada por la puerta de un coche... No puedo decir definitivamente qué causó la lesión", dijo el doctor Richard Moore en su declaración escrita, tal y como evidenció la abogada de la acusación. Aun así, él sigue manteniendo que, por su experiencia y por la herida, la amputación no fue a causa del lanzamiento de una botella.

Heard lleva a un psiquiatra experto en violencia doméstica

Elaine Bredehoft, abogada de la actriz, interroga ahora al psiquiatra y médico David R Spiegel, testigo de Heard. El experto habla de su experiencia con adictos a las drogas y el alcohol, los cuales son un gran porcentaje de sus pacientes, y también de la violencia en la pareja.

El médico pone en valor que la violencia doméstica puede ser física, psicológica y sexual, y puede tener diferentes motivaciones: el control de la otra persona, tener el poder, la autoridad...

A pesar de su declaración, el equipo legal de Depp pone en valor que Spiegel no tiene ningún tipo de titulación sobre violencia en la pareja, pero sí ha escrito un libro sobre traumas, algo que la abogada le ha pedido que explique. "Gracias por la publicidad del libro", comenta con ironía el testigo, algo que ha hecho aumentar la tensión en la sala.

El psiquiatra pone en duda las capacidades del intérprete para "funcionar como actor", pues ya se comentó que usaba un auricular cuando actuaba. "En este juicio, la cognición [de Depp] ha mejorado, como cuando está sobrio. Así que le felicito por ello", apostilla Spiegel.

El médico continúa hablando de los efectos de los medicamentos que habría consumido el actor, tanto recetados como sin receta, entre los que se incluye un antipsicótico llamado Seroquel, un opiáceo para el dolor, y Adderall, para el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Además, dice que Johnny Depp "tiene un historial de comportamiento de autolesiones" que incluye cortarse y quemarse.

Según el declarante, existe un texto en el que el doctor Kipper, médico privado del protagonista de Piratas del Caribe, dice que se había cortado la punta del dedo con un cuchillo por rabia tras una discusión con Heard por estar borracho.

El médico tacha a Depp de narcisista

Sobre el supuesto control que Depp ejercía sobre la carrera de la actriz, algo de lo que se ha hablado en otras ocasiones en estas semanas de jucio, David R Spiegel asegura que él la disuadía de aceptar papeles, y no le gustaba que trabajara: "Impedir que alguien tenga éxito sería una forma de agresión psicológica".

El doctor describe a los narcisistas como personas con "un pobre autocontrol, rápidos cambios de humor, un excesivo sentido de la admiración, la adoración del poder y el control y la falta de empatía". Dice que "la gente se mantiene a su alrededor mientras le sea útil, tiene un gran sentido del derecho y una necesidad de alabanza". Todo ello son características de una personalidad narcisista y elevan el riesgo de violencia de género.

Tras esta explicación, el psiquiatra opina que Depp es un narcisista. "El hecho de que la señora Heard le debiera, y solo quisiera estar con él por su fama era un ejemplo de ello. Los celos eran parte de eso", sostiene. "Para mantener cualquier forma de autocontrol, un narcisista tiene que tener falta de empatía... Esa es otra faceta", añade, además de la llamada "luz de gas", el hecho de que el agresor haga creer a la víctima cosas que no son reales e incluso la culpe de los propios abusos.

"Era casi una rutina que, después, [Depp] se disculpase por haber dejado salir ese monstruo, esa ira", añade Spiegel.

La abogada de Johnny Depp saca a relucir un examen médico de Heard que se mostró anteriormente que establece que sufría de un trastorno bipolar y un trastorno histriónico de la personalidad, lo cual la convierte en un factor de riesgo para perpetrar la violencia de género. A esto, el doctor Spiegel simplemente responde que no se le pidió que evaluara a Heard, sino a él.

Con respecto a la "velocidad de procesamiento" de Depp que ha puesto en duda el psiquiatra, el equipo legal de la acusación le pregunta al testigo si le llamó "idiota" en su declaración escrita. "Si dije que era un idiota, me refería a un idiota en la planificación... No conozco su coeficiente intelectual", responde él.

La abogada del intérprete le dice a David R Spiegel que no sabe para qué usaba Depp el auricular en su oído mientras actuaba, pues otro testigo señaló que escuchaba música. La letrada le echa en cara que no sabe si otros actores hacen lo mismo, por lo que no tiene pruebas fundadas del "deterioro cognitivo" de él porque realice esta práctica.

Johnny Depp se echa las manos a la cabeza en su juicio.
Johnny Depp se echa las manos a la cabeza en su juicio.
YOUTUBE

"Lo reconozco, no sé nada sobre la actuación", responde el psiquiatra, quien también sostiene su opinión basándose en otros informes judiciales. En ese momento, la abogada le pregunta si sabía que Marlon Brando también usaba auricular cuando actuaba, ante lo cual, el declarante dio una absurda contestación: "¿No está muerto?".

Depp se echa las manos a la cabeza, sorprendido por el extraño e irracional tono que está tomando la declaración, y termina el interrogatorio del doctor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento