Borja Terán  Periodista

Cómo debe ser el jefe perfecto en la televisión... y en la vida

Ilustración de Efe Suárez.
Ilustración de Efe Suárez.
20minutos

No hay fórmula matemática para dirigir televisión. La intuición es importante, pero sobre todo el buen directivo es el que comprende la importancia de 'dejar hacer'. Es la clave: la confianza en las ideas. Sin subestimar a creadores y equipos. Sin minusvalorar al propio espectador, al que hay que escuchar. Todo el rato.

Porque sólo una cadena de televisión o programa conectará con su audiencia si va al ritmo de la sensibilidad social. Y España es un país en el que puede costar ir de la mano de los ciudadanos porque la sociedad va a gran velocidad. Es tan tolerante que, a veces, es sencillo quedarse por detrás del público. De ahí que el buen director sea el que no sólo mira el dato del share del día después y, a la vez, atiende a la calle, sus intereses y sus motivaciones. 

Pero es fácil ser absorbido por los rendimientos de las curvas de audiencia e interiorizar falsos clichés de éxito que frenen la libertad de inventiva de los creadores o que desvirtúen los intereses reales del público actual. 

Entonces, destaca el director con la inteligencia de salir de su círculo vicioso y pregunta al exterior. Recibir miradas de fuera de tu entorno suele ayudar. Desde dentro no siempre se alcanza a ver todo lo que se debe ver. Incluso el fervor de la implicación puede desvirtuar los procesos. La perspectiva de tomar distancia permite relativizar y tocar realidad honesta. 

Y, sobre todo, el buen directivo es aquel que tiene claro su objetivo y, en tal cometido, logra implicar al equipo con apasionante ilusión. Porque, al final, la televisión es trabajo en equipo y fluye mejor si cada miembro se siente partícipe creativamente del proyecto. Porque te dejan hacer, te escuchan, te enriquecen, te motivan. Como consecuencia, al final, estás comprometido con tu labor porque intuyes que confían en ti y quieres estar orgulloso del resultado como el que más. Aunque seas el becario. Pero estás implicado, estás valorado. Eres parte y encima arte. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento