Llama a la Policía tras pagar dos euros por un café y la cafetería es multada con 1.000 euros

Preparar un buen café en casa es posible con una máquina adecuada.
Preparar un buen café en casa es posible con una máquina adecuada.
Freepik

¿Dos euros por un café solo? La indignación de un cliente ante los precios de una cafetería de Florencia se ha convertido en debate nacional para los italianos. El hombre entró el lunes pasado en el local Ditta Artingiale, una popular cafetería regentada por el barista Francesco Sanapo, y pidió un expreso descafeinado. Cuando vio la cuenta se sintió tan estafado que decidió llamar a la Policía Municipal, que se personó en el lugar y sancionó a su propietario con una multa de mil euros.

Los agentes no multaron a Sanapo por los precios de sus cafés, pero observaron que, tal y como demandaba el cliente insatisfecho, estos precios no estaban indicados en ningún lugar físico y visible del local, y esto sí fue motivo de sanción. 

El barista, que tiene varios miles de seguidores en Instagram, respondió ante el suceso a través de la red social defendiendo la calidad de sus cafés y la necesidad de cobrarlos a un precio justo. "Pagar un euro por un café no es sostenible", escribió a sus seguidores, "el café que serví proviene de una pequeña plantación en Chiapas, se extrajo de manera natural y fue preparado con mucha profesionalidad por mis baristas". Sanapo no se quedó ahí y mostró que la sanción estaba pagada: “No estoy desilusionado por la multa, es justa, es correcta”.

"El café se extrajo de manera natural y fue preparado con mucha profesionalidad por mis baristas"

Al margen del desenlace final de aquella llamada a la Policía, el cafetero quiso destacar que "no le cuadra" que el cliente pensase que había dado una lección de justicia al escandalizarse por el precio del café. “Este señor ahora anda orgulloso de si mismo. Espero sinceramente que este vídeo le llegue de alguna manera para que tal vez pueda tener la oportunidad de conocerlo, añadió Sanapo.

La trifulca entre cliente y hostelero ha trascendido lo personal y se ha trasladado los medios de comunicación y a las redes sociales, cuyos usuarios debaten sobre la calidad del café en Italia y el precio al que se sirve. Mientras que el gremio cafetero se ha alineado con Sanapo, el resto de ciudadanos se ha dividido entre defensores del barista y aquellos que opinan que "cobrar dos euros es un robo". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento