Las armas láser, realidad, proyecto o ficción: qué hay detrás de la amenaza rusa de que ya las pueden desplegar

Arma láser 'Peresvet' de Rusia.
Arma láser 'Peresvet' de Rusia.
MINISTERIO DE DEFENSA DE RUSIA
Arma láser 'Peresvet' de Rusia..
MINISTERIO DE DEFENSA DE RUSIA

Dice Rusia que en la guerra de Ucrania ha empezado a utilizar armas láser para, entre otros usos, quemar drones enemigos. Se trata de un tipo de armas que Vladimir Putin presentó en 2018.

El viceprimer ministro a cargo del desarrollo militar, Yury Borisov, ha presumido ante las cámaras de la televisión estatal rusa de una nueva generación de armas láser que logran destruir físicamente el objetivo. "Destrucción térmica, se queman", ha explicado.

Borisov habla del láser Peresvet, que Rusia ya estaría desplegando. Se refirió a una prueba en la que con uno de ellos lograron destruir un dron a cinco kilómetros de distancia en cinco segundos. El Peresvet alcanzaría la estratosfera y de ese modo podría cegar no sólo drones sino satélites a una altura de hasta 1.500 kilómetros. 

Armas basadas en nuevos principios físicos

Para destruir objetivos o para cegar a los soldados del Ejército ucraniano. Es lo que ha asegurado el general de división retirado del ejército australiano Mick Ryan al Washington Post. Disparar armas láser para cegar al enemigo es una posibilidad, pero esta práctica está prohibida por un protocolo que fue añadido en 1995 al tratado de Naciones Unidas que prohíbe las armas de impacto indiscriminado.

Un arma láser sólo puede enfocar un objetivo a la vez, no penetra en las nubes y no funciona si llueve o nieva"

Todos son especulaciones. En realidad poco sabemos del programa de armas láser de Rusia. Se sabe su nombre, programa Zadira, y lo que en 2017 contaron los medios rusos. Informa Reuters que Rosatom, una corporación nuclear estatal rusa, había ayudado a desarrollarlo como parte de un programa para crear armas basadas en nuevos principios físicos.

Arma láser 'Peresvet'.
Arma láser 'Peresvet'.
Wikipedia

Los láseres funcionan enviando un haz de luz infrarroja que calienta su objetivo hasta que éste se quema. Pero las limitaciones parecen ser muchas, según lo que ha detallado a la BBC Uzi Rubin, del Instituto de Estrategia y Seguridad de Jerusalén (JISS).

Un arma muy limitada... de momento

Frente a los sistemas de defensa antimisiles que pueden atacar varios objetivos simultaneamente, un arma láser sólo puede enfocar un objetivo a la vez. Además, a los láseres les afecta el mal tiempo: no pueden penetrar en las nubes y no funcionan si llueve o nieva.

No es como en 'La Guerra de las Galaxias', donde se apunta a los malos con un láser... Es más bien como un horno microondas"

Rubin es muy pedagógico: "No es como en Star Wars, donde se apunta a los malos con un arma láser y se pulsa rápidamente un botón y el malo explota. En realidad, es más bien como un simple horno microondas. Si quieres hacer hervir una taza de agua tardas un tiempo. El láser es lo mismo. Hay que ponerlo sobre el objetivo y esperar a que se caliente y lo destruya", ha explicado a la televisión pública británica.

La imagen del microondas lo dice todo. Hoy en día la potencia de las armas láser más avanzadas, que se sepa, es poca. Tienen un bajo "índice de mortalidad" y su uso no marcarían la diferencia en la batalla, tampoco en Ucrania.

Uzi Rubin sabe de lo que habla. Israel es uno de los pocos países, junto a Rusia y EE UU, que está desarrollando armas láser. El mes pasado, el Gobierno israelí publicó un vídeo en el que mostraba un sistema láser que derribaba cohetes y drones.

Armas "maravillosas" o propaganda

Volodímir Zelenski no se cree que esas armas láser de las que presume Rusia sean verdaderamente útiles y de uso eficaz en un conflicto armado. El presidente ucraniano ha comparado el nuevo armamento del que presume el régimen de Putin con las "armas maravilla" que la Alemania de Hitler iba a utilizar en las últimas fases de la Segunda Guerra Mundial, cuando su derrota parecía inevitable.

Los nazis comenzaron a disparar sus bombas volantes V-1 contra Reino Unido. Goebbels y su Ministerio de Propaganda iniciaron una campaña para levantar la moral de los suyos. El mensaje era que esas nuevas armas iban a dar la vuelta al rumbo de la guerra.

Una bomba volante V-1 de la Alemania nazi, en el Deutschen Museum.
Una bomba volante V-1 de la Alemania nazi, en el Deutschen Museum.
WIKIPEDIA/Softeis

Entre la población británica cundió el miedo, es cierto, pero al final las V-1, a las que iban a suceder las V-2, no cambiaron nada. No fueron bastante y a Hitler le faltó tiempo y conocimiento para desarrollar la bomba nuclear.

"Zelensky tiene razón: no es un arma maravillosa", ha dicho Rubin a la BBC. Pero las armas láser sí pueden ser una forma de ahorrar dinero. "No van a suponer una revolución, pero las armas energéticas pueden ser útiles para reducir los costes de una guerra", asegura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento