La exclusión de Podemos de la coalición Por Andalucía le dificulta cobrar la subvención y su presencia en los carteles electorales

  • Los morados no podrían percibir decenas de miles de euros al mes para ejercer su labor parlamentaria y tampoco la ayuda por gastos electorales.
  • En el logo registrado en la Junta Electoral no figura el símbolo de Podemos junto al del resto de partidos de la coalición.
La candidata de Por Andalucía, Inma Nieto, presentando este miércoles la alianza.
La candidata de Por Andalucía, Inma Nieto, presentando este miércoles la alianza.
EFE
La candidata de Por Andalucía, Inma Nieto, presentando este miércoles la alianza.

Podemos e IU parecen haber llegado a una frágil entente para encauzar su alianza en la coalición Por Andalucía para las elecciones del 19 de junio, tras varios días de serios desencuentros que amenazaron incluso con hacer estallar el pacto. Pero el error que ha provocado que la formación morada no esté incluida legalmente en la coalición registrada el pasado viernes ante la Junta Electoral no va a salirle gratis a Podemos, que podría verse seriamente perjudicado a nivel económico y también tener problemas para visibilizar su presencia en la alianza.

Por Andalucía está apurando todos los cauces administrativos para intentar que Podemos pueda entrar en la coalición tras registrarse la misma sin la presencia del partido morado, un fallo del que Podemos e IU se culpan mutuamente. No obstante, fuentes de la alianza consideran muy poco probable que las reclamaciones ante la Junta Electoral vayan a surtir efecto y, por eso, desde el pasado fin de semana ambas formaciones están buscando fórmulas para solventar el problema más peliagudo que ha provocado el error: que Podemos no puede cobrar la subvención pública para financiar sus gastos electorales pese a que se comprometió a pagar la mitad de la campaña.

Ese fue el motivo de la última gran discusión entre Podemos e IU, que ocurrió el pasado lunes y que terminó entre acusaciones cruzadas de querer romper el pacto firmado la semana pasada. Y, aunque ambos partidos han conseguido encauzar la crisis, el problema del dinero sigue sin haberse solucionado y hay otros que tienen difícil arreglo.

La subvención electoral

Fuentes tanto de Podemos como de IU asumen que los morados no podrán acceder al 60% de los recursos totales que obtenga la coalición por la representación parlamentaria que obtenga el 19-J y al 50% de las ayudas para costear la campaña -las cifras pactadas el viernes pasado- por la sencilla razón de que, a efectos legales, no forman parte de Por Andalucía. Tampoco es legal, consideran en las dos formaciones, traspasar recursos públicos de la coalición a Podemos, puesto que podría incumplirse la ley de financiación de partidos y ser objeto de denuncia por parte del Tribunal de Cuentas.

Para solventar este problema, una de las propuestas que se han puesto encima de la mesa es la posibilidad de que Por Andalucía contrate como técnicos parlamentarios a cuadros y asesores de Podemos. También se ha barajado la opción de compensar ese dinero con acuerdos más ventajosos para los morados en futuras elecciones.

Lo que está en juego no es moco de pavo, entre otras cosas porque supone una inyección económica fundamental para que los partidos -todos ellos cobran subvenciones- puedan desempeñar su actividad y realizar su campaña. Son dos, fundamentalmente, las ayudas a las que Podemos no podrá acceder: las que se conceden para la compensación de gastos electorales y por el envío de papeletas por correo, y la que se entrega mensualmente a los grupos parlamentarios una vez estén constituidos en el Parlamento de Andalucía.

La primera de estas subvenciones está regulada de tal forma que las candidaturas obtienen, por cada escaño que consiguen en las elecciones, 23.034,99 euros, que se suman a otros 85 céntimos por cada voto que logran. Es muy complicado calcular el posible pellizco que podría perder Podemos antes de saber exactamente cuántos escaños obtendrá Por Andalucía y con cuántos votos, aunque las encuestas están pronosticando ahora mismo 9 ó 10 actas para la coalición, lo que se traduciría en 230.350 euros, a los que habría que sumar otra cantidad en función del número de electores que tenga la alianza. A Podemos le correspondería el 50% de ese total que no podría cobrar.

Por otra parte, la subvención que reciben los grupos parlamentarios para desarrollar su actividad es, tras la última actualización de su cuantía, de 8.166,34 euros por cada diputado. En el supuesto de que Por Andalucía obtuviera 10 parlamentarios, tendría derecho a cobrar 81.663 euros al mes, de los cuales el acuerdo firmado por Podemos e IU contemplaba que a los morados les correspondiera el 60%. Es decir: en ese supuesto, Podemos perdería nada menos que 48.997 euros mensuales.

La papeleta y los carteles

Si en el asunto económico se están buscando vías para compensar a Podemos, lo que parece que no tiene mucha solución es la presencia del partido morado tanto en la papeleta electoral como en los carteles de campaña. En la presentación este miércoles de la alianza, el logotipo de Podemos estaba junto al del resto de partidos que componen Por Andalucía. Pero el acto era un mitin político fuera de campaña: una vez comience esta, las fuentes jurídicas consultadas consideran que la coalición tendrá que ceñirse a lo registrado ante la Junta Electoral y no incluir a Podemos.

Los documentos que constan ante esa autoridad son muy claros: la coalición la forman cuatro partidos, entre los cuáles no está Podemos, y su logotipo es un arcoíris acompañado de las palabras "Por Andalucía" y los emblemas únicamente de las cuatro formaciones: IU, Más País, Equo e Iniciativa. Esos mismos cinco logotipos, el de la coalición en su conjunto y el de los cuatro partidos que la conforman, son los que se han registrado para que aparezcan en la papeleta que se facilitará en los colegios electorales.

Los logotipos registrados ante la Junta Electoral.
Los logotipos registrados ante la Junta Electoral.
JUNTA ELECTORAL DE ANDALUCÍA

Los candidatos

En lo que parece que habrá pocos problemas es en incluir a los candidatos de Podemos dentro de las listas de Por Andalucía, aunque el partido no esté presente en la coalición legalmente. Si, como parece, la Junta Electoral no da su brazo a torcer y permite a los morados entrar a la alianza, lo más viable es que los candidatos de Podemos entren a las listas como independientes. A efectos prácticos, lo único que diferenciará a estos dirigentes del resto de integrantes de la candidatura será que la palabra "independiente" aparecerá al lado de su nombre.

Redactor '20minutos'

Redactor de Nacional. Me hice mayor en Infolibre y llegué a 20minutos a finales de 2019. Sigo a Sumar y a Podemos y me paso la vida en el Congreso, donde también me encargo de la crónica parlamentaria. Cosecha de 1993.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento