Verdeliss habla de los problemas de comunicación de su hija de tres años tras nacer de manera prematura

Verdeliss en 'Charlas con cariñoterapia'.
Verdeliss'.
AEGON SEGUROS
Verdeliss en 'Charlas con cariñoterapia'.

Verdeliss, una de las influencers más seguidas del país, suele hablar de aspectos íntimos de su vida que tienen que ver con ella y también con sus hijos, de los que cuenta la evolución vital que están teniendo, cada uno en su etapa.

Hace unas semanas contaba cómo Aimar, su hijo mayor, está llevando la adolescencia. "No todas las adolescencias son 'malas', me escribía una seguidora. Y como todo chaval, ¡Aimar tiene sus cosillas!", comenzaba el texto de la influencer en su última publicación de Instagram. "Amo esta etapa, me flipa ver cómo construye un ser humano que admiro: tiene una sensibilidad especial, ¡es tan generoso con su tiempo y entrega! El primero en prestar ayuda si el prójimo la necesita… el que siempre figura en las listas de voluntariado", son algunas de las cualidades que caracterizan al mayor de los hermanos, según su madre.

Verdeliss también reveló el problema de salud que padece su hija recién nacida y que le llevó a tener que irse a Salamanca. "Se trata de anquiloglosia, que no es lo mismo que frenillo corto, es cuando ese frenillo corto compromete ciertas funciones. En el caso de Deva tenía un frenillo muy corto, muy grueso, y no lo habían sabido observar porque es un submucoso tipo cuatro", explicó. "Creía que no tenía problemas de lactancia porque ella gana bien de peso y yo no sentía dolor. Pero la naturaleza es un arma de doble filo y tan sabia que mi bebé tenía tal dificultad que estaba con una sobreproducción, su succión era muy comprometida, tragaba mucho, atragantamientos, ella acababa súper cansadita después de la toma, no podía darle el pecho tumbada...", desarrolló.

Ahora, también ha querido dar voz a los problemas de comunicación que arrastra su hija Miren, de tres años, que nació de manera prematura. Así, la pequeña, que lleva un año acudiendo al psicólogo para tratar de solventar este problema, necesita un tratamiento especializado hasta los 6 o 7 años. 

"Miren empieza el colegio en septiembre y, procediendo a atención temprana y con el retraso en el lenguaje que ella tiene, hay que valorar la solicitud del logopeda", confiesa Verdeliss, que no oculta su preocupación.

"Está supermadura en el resto de áreas, que incluso sorprende. Incluso en el desarrollo motor, pese a haber sido prematura, está por encima en cuanto a las habilidades", especifica.

Por todo ello, Verdeliss se muestra optimista de cara al futuro: "Creen que para septiembre ya habrá empezado a hablar. Solo le falle eso, porque la comprensión es una pasada".

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento