De la realidad y el deseo: más de la mitad de la Generación Z y los 'millennials' dejarían su trabajo si les impide disfrutar de la vida

  • Dos de cada tres trabajadores españoles anteponen su vida personal a la profesional.
  • Un tercio ha renunciado a un empleo porque no ofrecía la suficiente flexibilidad.
Millennials
La Generación Z y los Millennials priorizan su felicidad a su carrera.
Bluemedia Studio

¿Cuánto importa el trabajo? ¿Cuánto nuestra vida personal? ¿Hasta qué punto podemos elegir? El eterno conflicto entre la realidad y el deseo. Los más jóvenes parecen tenerlo muy claro: más de la mitad de la Generación Z y los millennials dejarían su trabajo si éste les impidiera disfrutar la vida. Ellos sí creen poder elegir.

El dato es de un trabajo de Randstad sobre qué es lo que valoran los profesionales en un empleo y cómo relacionan su vida personal con la profesional. Para ello, ha analizado los datos de la última oleada del estudio Randstad Workmonitor, elaborada a partir de más de 13.500 encuestas a profesionales ocupados de 33 países.

El documento destaca que el 65% de los trabajadores españoles considera más importante su vida personal que la profesional, un porcentaje seis puntos porcentuales superior a la media de todos los países encuestados, situada en el 59%. De hecho, el 45% estaría dispuesto a dejar su trabajo si no le permitiera disfrutar de su vida personal y el 42% asegura que lo ha hecho. El 29% preferiría estar desempleado a ser infeliz en un trabajo, y el 56% no trabajaría de no tener obligaciones económicas.

Un tercio de los españoles preferiría estar desempleado a ser infeliz en un trabajo

En el conjunto de los países y entre los más jóvenes, el 56% de la Generación Z y el 55 % de los millennials afirman que dejarían su trabajo si les impidiera disfrutar de la vida, en comparación con poco más de un tercio (38%) de los baby boomers.

La Generación Z y, en particular los millennials, están listos para priorizar su felicidad general a su carrera, la Generación Z y, en particular los millennials, están listos para priorizar su felicidad general por encima de su carrera, ya que casi dos de cada cuatro (40% y 38% respectivamente) dicen que prefieren estar desempleados que infelices en un trabajo, un porcentaje que solo es del 25% en el caso de los baby boomers.

En cuanto a las posibilidades de dejar un trabajo si son infelices, el 56% de la Generación Z y el 55 % de los millennials estaría dispuestos, mientras que el 41% de la Generación Z y el 40% de los millennials, afirma haber renunciado con anterioridad a un trabajo porque no encajaba con su vida personal, por delante de las generaciones mayores más conservadoras.

Comprometidos con su empresa

En general, los trabajadores españoles son más fieles a sus empleadores que sus compañeros de otros países. El 65% se siente comprometido con su empresa (frente al 60% de media), mientras que el 19% busca empleo de manera activa (frente al 22%).

En este compromiso hacia la empresa, tiene mucho que ver los beneficios que ofrezcan los empleadores. El 38% de los profesionales de nuestro país no aceptaría un trabajo si no dispusiese de flexibilidad en cuanto al lugar de trabajo, y el 41%, en cuanto a los horarios. De hecho, un tercio de los españoles han renunciado a un empleo porque no ofrecía la suficiente flexibilidad.

Otros aspectos muy valorados por los profesionales de nuestro país son la importancia de la conciliación entre vida personal y profesional -elegido por el 96% de los profesionales, frente al 94% de la media mundial-, las opciones de formación -elegido por el 81%, frente al 76% de media-, un sueldo más atractivo -el 65%, frente al 60%-; y las posibilidades de crecimiento -46% frente al 40%-.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento