Luis Medina entra en los juzgados rodeado por decenas de periodistas y a empujones

Luis Medina entra en los juzgados rodeado de periodistas
Luis Medina entra en los juzgados rodeado de periodistas
Europa Press
Luis Medina entra en los juzgados rodeado de periodistas.
Europa Press

Luis Medina y Alberto Luceño se encuentran ya en los juzgados ordinarios de Plaza de Castilla para declarar por su presunta implicación en el caso de las mascarillas que investiga el juez Adolfo Carretero por delitos de falsedad documental, estafa, blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.

Alberto Luceño llegó a Plaza Castilla a las 9.50. No tiene que declarar hasta las 12.30, pero quiere capear las cámaras. De algún modo lo consigue. Unos pocos medios le esperan con tanta antelación.

¿Cómo afronta el día? ¿Declarará? Estas son algunas preguntas que tratan de arrancar al empresario que cobró 5 millones de comisiones por material sanitario en el periodo más crítico de la pandemia.

Luceño se resiste y entra en los juzgados. No como el resto de ciudadanos citados en el día de hoy. El comisionista se salta toda la fila para entrar - dos horas antes de su cita- a los juzgados de instrucción de Plaza Castilla.

La entrada va tomando ambiente en las próximas horas. Medio centenar de medios ya están preparados para captar al segundo protagonista del día: Luis Medina. El que cobró un millón de euros por haber intermediado con el Ayuntamiento de Madrid en los contratos que finalmente firmarían con la Administración local, que este lunes se presenta en el caso como perjudicado.

Luis Medina ha llegado pasadas las 11.40 horas en taxi a las dependencias judiciales. Nada más salir del vehículo, ha sido rodeado por decenas de periodistas que le esperaban en la puerta y ha llegado a la entrada a empujones. Incluso en algún momento se ha golpeado contra las vallas de acceso.

La entrada de Medina, a diferencia de la de su socio, es una jungla. Los periodistas le preguntan si ya ha pagado la fianza que le exigió el juez. El hijo de Naty Abascal y duque de Feria se marcha en silencio.

No ha querido hacer declaraciones a la prensa. Sí lo ha hecho esta mañana horas antes de su citación al salir a pasear a su perro, donde ha manifestado que confiaba en la justicia y que estaba tranquilo.

De traje, sin mascarilla y sin corbata, el investigado ha entrado serio y acompañado por sus letrados. 

En estos momentos, Medina está declarando ante el juez, mientras Luceño espera su turno.

El instructor investiga una querella de la Fiscalía Anticorrupción por la presunta comisión de delitos de estafa agravada, falsedad documental y blanqueo de capitales, hechos que el magistrado ve "graves" al tener lugar "en el momento más álgido de la pandemia" cuando había "miles de fallecimientos diarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento