EE UU acusa a Podemos, Pablo Iglesias y Vox de "acosar a periodistas" en su último informe sobre Derechos Humanos

Santiago Abascal, líder de Vox y Pablo Iglesias, líder de Podemos durante el debate a 5 en RTVE.
Santiago Abascal, líder de Vox y Pablo Iglesias, líder de Podemos durante el debate a 5 en RTVE.
RTVE
El exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias y el líder de Vox, Santiago Abascal.
Europa Press

El Gobierno de Estados Unidos ha puesto a Vox y a Podemos en la picota después de incluir a ambas formaciones en su informe anual sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado. Los de Abascal aparecen hasta en seis ocasiones por su retórica "antimedios" y su postura radical contra la inmigración y el colectivo LGBTQI+. A los morados se les hace tres menciones, con una alusión expresa al exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias, al señalarles por acosar "verbalmente a periodistas individuales y a medios de comunicación en general". 

El texto, de 42 páginas y redactado por el Departamento de Estado norteamericano, introduce a Vox y a Podemos en el apartado titulado "Violencia y Acoso contra la Libertad de Expresión". Aunque por distintas razones, las dos formaciones fueron denunciadas en el último año por diferentes asociaciones de la prensa.

Al partido derechista le achacan las denuncias de Reporteros Sin Fronteras, organización que expresó su preocupación porque la formación liderada por Santiago Abascal "tratara de estigmatizar a los periodistas mediante el acoso online y prohibiendo a medios de comunicación cubrir sus actos", en concreto los relativos a la campaña electoral de las elecciones autonómicas del 4 de mayo. 

De hecho, aunque el departamento norteamericano no lo verbaliza en el texto, la Federación Española de Asociaciones de Periodistas (FAPE) o la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) también denunciaron en varias ocasiones, previas a la pandemia, el veto que Vox sostuvo sobre medios como El País, eldiario.es, El Mundo, infoLibre, Público, La Marea o El Español, negando su entrada a ruedas de prensa del partido. 

El Tribunal Supremo les dio la razón al estimar un recurso de los medios del grupo PRISA y sentenciar que Vox no tenía derecho a dejar en la calle a los reporteros que fueron a cubrir la noche electoral del 10 de noviembre de 2019 a su sede.

Además, el informe también hace referencia a "la retórica de los políticos de Vox contra los medios de comunicación", lo que "en ocasiones incita a la violencia contra los periodistas". Y recoge, en las líneas subsiguientes,  las quejas de periodistas que denunciaron la selección de preguntas a políticos a las que estaban sometidos en el Congreso de los Diputados, lo que representaba "un obstáculo intolerable para la libertad de prensa".

Por su parte, Podemos es citado en el informe por  "acosar verbalmente" a periodistas y medios de comunicación en "general". A este respecto, el dossier pone de ejemplo una intervención de Pablo Iglesias desde la tribuna del Congreso donde tildó a los medios de ser "un arma del poder empresarial".

A esto, el escrito suma un vídeo de Podemos para la campaña de las elecciones madrileñas de mayo en el que se utilizaban imágenes de periodistas como Susanna Griso, Carlos Herrera o Vicente Vallés para decir después: "Ya han hablado demasiado". Contra esto, dice el departamento norteamericano, las asociaciones de la prensa protestaron por sus "fines intimidatorios" y lo consideraron un "ataque al libre ejercicio del periodismo".

Vox, en la mira de EE UU por homofobia y racismo 

Por otro lado, Vox también figura en los apartados de "Violencia y Discriminación Racial y Étnica y Abusos".

En este sentido, el informe incluye referencias a ONG que han considerado que "Vox ha promovido y reforzado la retórica" contra "los inmigrantes menores de edad que no están acompañados". A su vez, también recoge las denuncias de asociaciones LBTQI+ que acusan una escalada en la retórica homófoba de la formación de Abascal. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento